AGUILAR Y QUIRINO

BRECHANDO

22-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El dirigente nacional del PRI, Alito Moreno, renovó su estructura política partidista con los incondicionales, dejando por fuera a los priistas que han asumido una postura crítica o contraria a las decisiones que ha tomado.

En principio, corrió del partido al exgobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, porque tomó la decisión de aceptar la embajada de España al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y lo que poco se sabe, es que, en la toma de decisión de definir al candidato a la gubernatura de Sinaloa, hubo varias reuniones en donde estaban priistas connotados como Alfredo Villegas, Quirino Ordaz, Jesús Valdés, Aarón Irizar, en donde se reunieron con Alito Moreno, que traía todo un desorden por no saber a quién proponer como candidato, finalmente terminó imponiendo al senador Mario Zamora.

Es obvio que hubo fricciones con Quirino Ordaz Coppel, pero también los hubo con el entonces diputado Alfredo Villegas, que se quejó de que no había transparencia en las decisiones de Alito.

En la nueva estructura del PRI que integró Alito, para evitar que le disputen el partido, no contempló a nadie de Sinaloa, decisión que algunos interpretan como el “castigar “al exgobernador Jesús Aguilar Padilla, por tener la cercanía con el gobierno de Morena y de Rubén Rocha Moya.

Alito puede tener razón en no querer cerca a Jesús Aguilar, porque fue el exgobernador priista que firmó el desplegado, con otros gobernadores, para que el dirigente renuncie al cargo y evite hacerle daño al PRI.

Los exgobernadores Jesús Aguilar Padilla y Quirino Ordaz Coppel, deben estar agradecido porque Alito no los haya jalado a su grupo político, que parece que es un “palo de gallinero” con todos los audios que ha sacado la gobernadora Layda Sansores, que no hay duda, que conoce mucho al PRI.

En el caso del senador Mario Zamora, que anda muy cercano Alito, la realidad es que el senador no representa al priismo de Sinaloa, debido a que fue candidato por una Alianza va por México, que no arrojó buenos resultados en la entidad.

En Sinaloa, como en México, siempre habido acercamiento entre panistas y priistas; sin embargo, cuando de intereses políticos se trata hay una separación clara y evidente, dado que la mayor representación la tuvo el PRI; sin embargo, creo que la puede perder en el 2024, dado que el Partido Sinaloense ya ocupa el lugar del priismo, tiene fuerza y seguramente mantendrá esa representación que tiene como el mejor partido estatal de México.

Es obvio que el exgobernador Jesús Aguilar Padilla, se sumó al planteamiento que está haciendo el senador Miguel Ángel Osorio Chong, que está pidiendo que Alito no le haga más daño al PRI, como también Claudia Ruiz Massieu y Dulce María Sauri Riancho, que tiene calidad moral para dirigir dicho partido.

Es obvio que la reestructuración del PRI, que está haciendo Alito, sin tomar en cuenta a los priistas que están poniendo distancia del fango que arrastra por la corrupción, su golpeteo constante a empresarios, periodistas, entre otros, hará el PRI se enrede en las elecciones del 2023 en el Estado de México y Coahuila.

El asunto más complicado será que el PRI no le servirá a nadie, ni siquiera a la Alianza va por México para intentar ganar el Estado de México.

El otro gobernador que parece estar salpicado por el desorden que trae Alito, es Alfredo del Mazo, cuando menos Layda Sansores, le enseñó la “puntita del problema”.

Es claro que Aguilar agradece no ser amigo de Alito, y menos en estos momentos, que el dirigente nacional no tiene salvación, desde el punto de vista que se quiera ver. En el caso de Quirino Ordaz, seguramente se siente satisfecho de haber sido corrido por Alito.

MÁS BRECHANDO

…Ojalá, el presidente Andrés Manuel López Obrador no se arrepienta de autorizar la construcción de la planta de Amoniaco en Topolobampo, debido a los riesgos que representa para el “acuario natural” más importante en todo el Noroeste del país.

…Y ojalá esta planta de tratamiento no se convierta la tumba-política y el repudio, del ahora gobernador Rubén Rocha Moya, al término de su administración por maniobras para que se instalara esta planta que propuso el exgobernador Francisco Labastida Ochoa.

…Uno de los grandes riesgos es que esta planta de amoniaco queda ubicada a sólo 20 kilómetros de Los Mochis, ojalá nunca haya una emergencia.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar