CAMBIO EN LA CULTURA DEL PODER

En México, después de la elección de julio del 2018, se generó un profundo cambio en el quehacer político, en el proyecto de desarrollo de México, en la práctica de los partidos políticos y en la forma de servir público, aspecto que deberán ser muy bien analizado para entender la evolución que en la mente de los mexicanos ha experimentado.

El cambio que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador no se experimenta en el quehacer político o en la forma de trabajar en las oficinas públicas, el cambio profundo y radical es en la mente de los mexicanos, que desde el momento de emitir el voto por el cambio forjaron en sus mentes y su cerebro una nueva visión que obligará a cambiar las viejas prácticas de la política viciada.

Los mexicanos aceptaron la propuesta de López Obrador de un gobierno sin corrupción, esto es, algo extraordinario porque significa detener el saqueo de los recursos públicos, es detener los enfrentamientos violentos y terminar con los miles de muertos que fueron aparar en los cementerios clandestino que aún no alcanzamos a contar.

El hartazgo político que viven los mexicanos obliga a un cambio radical, profundo en la cultura política, que los partidos y sus miembros deberán entender y comprender para estar dentro de la jugada de poder.

La Cuarta Transformación que enarbola el presidente Andrés Manuel López Obrador, se fundamentar en la mente de los mexicanos que desean que el funcionario público haga su trabajo que se le paga, pero que no robe, tampoco se aproveche de las circunstancias para hacer negocios particulares. La mayor petición de los mexicanos es que los servidores públicos se desempeñen con honestidad y transparencia.

Los mexicanos crecieron en su madurez política, en su concepción de lo que debe ser la política de los partidos, de las prácticas de los gobiernos federal, estatales y municipales y el desempeño de los servidores que debe ser consistente y con vocación de servir.

Las banderas políticas que nacieron de la revolución mexicana, que quedaron consagrados en la Constitución de 1917 están sufriendo una mutación que las nuevas generaciones políticas deberán entender.

El otro aspecto relevante es que en este gobierno se están cambiando las reglas del juego que prevalecieron durante setenta años, lo que dejó fuera de la jugada a los viejos jugadores con sus vicios y desviaciones.

Los pilares de la antigua práctica política como son los grupos corporativos, el control del poder desde el gobierno, la mítica separación de poderes son sueños revolucionarios que pueden ser materializados.

Los gobernadores y alcaldes deben aprender que el esquema de las policías represoras terminó y que debe prevalecer la inteligencia y la tecnología.

En una palabra, la forma de ejercer el poder no es con “guerra” es con diálogo. Desde la óptica del nuevo régimen ese es el cambio más profundo que experimentan entre los mexicanos.

 

 

NUEVAS ESTRUCTURAS POLÍTICAS

 

 

En el proceso electoral del 2021 en México se va a inaugurar un nuevo escenario político diferente en donde habrá más organizaciones que participarán; los viejos partidos están más débiles, con menos estructuras, con menos miembros y sin credibilidad.

Los aspirantes a buscar una reelección tendrán que acudir a buscar el voto popular sin usar las estructuras y recursos oficiales; los partidos se enfrentarán a una competencia más dinámica y con menos dinero para el financiamiento de sus campañas y la operación de sus organizaciones.

Los gobernadores priistas y panistas estarán haciendo trabajos para conservar sus 21 gubernaturas, las alcaldías y los grupos legislativos en los estados.

En esta nueva práctica política del 2021 no hay ventaja para ningún partido, que tendrán que convencer a un electorado crítico, que tiene una nueva forma de pensar y que reclama un cambio en su proceder, en su actuar y en su pensar.

Los partidos que se encuentran en una severa crisis son el PRI y el PRD, mientras el PAN aspirará a convertirse en el único partido de oposición, según la señal que envió con los resultados electorales de la pasada elección en donde se renovaron cargos en seis estados del país.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El Banco de México bajó su pronóstico de crecimiento entre 2. Y 2.6 para el 2019, esto es, una cifra por debajo de lo estimado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

…Los priistas tendrán que enfrentar a nueva demanda ante la Fiscalía General de la República, que presentó el PAN, contra exdirigente priista, Manlio Fabio Beltrones y contra cinco gobernadores priistas que son señalados como parte responsables de haber cometido delitos electorales.

…El exgobernador Juan Millán Lizárraga, sin duda, un experto en la política estatal y nacional, desde antes de iniciar la renovación de la dirigencia nacional del PRI, consideró que el candidato sería el ex gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Alito, creo que no se equivocó lo veremos el día de la elección.

…El trabajo realizado como gobernador, Quirino Ordaz Coppel, es valioso para el futuro político del PRI.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar