CIENFUEGOS ENSUCIÓ AL EJÉRCITO

Y OFENDIÓ A LOS MEXICANOS

La detención del general Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa Nacional de México, a través de la “Operación Padrino”, puso a temblar a los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa; abrió un expediente de la corrupción en el ejército mexicano, ofendió a los mexicanos y se reconfirma la tesis del Narco-Estado.”

La detención del general, ex secretario de la Defensa Nacional, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, la calificó de hecho “inédito” o la podemos considerar histórica, porque detener a un general en funciones, algo nunca antes visto, se realizó por las autoridades de Estados Unidos.

Las autoridades norteamericanas, con pleno conocimiento, actuaron contra el General Salvador Cienfuegos, la máxima figura de la cadena de mando en una estructura cercana al narcotráfico en donde lo señalan de varios cargos, según la DEA, desde hace 10 años que es investigado, razón por la cual, fue detenido.

La detención de Cienfuegos es con base a señalamientos muy graves como son “transporte, conspiración, protección de carteles de la droga, lavado de dinero y distribución de drogas peligrosas”, a esto hay que agregarle, que durante su mando ocurrió la desaparición de los 43 normalistas, un hecho criminal indignante.

Es muy posible que el tema de Cienfuegos, este ligado a la operación del Chapo Guzmán y de Genaro García Luna. La DEA establece que la investigación al general detenido se inició antes de que ocupara el cargo de secretario de la Defensa Nacional, con Enrique Peña Nieto es producto de la “Operación Padrino”.

Con la detención del general Cienfuegos, el presidente menciona y relaciona el caso de Eduardo Medina Mora, ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que puede estar implicado en este asunto de narcos.

Es indiscutible que la investigación de las autoridades norteamericanas tiene todos los hilos de la complicidad, la responsabilidad de los ex funcionarios mexicanos en los asuntos del tráfico de drogas, su relación con los carteles de la droga y seguramente, con la vinculación del trabajo de Genaro García Luna, que son una vergüenza para los mexicanos.

 

 

COMPLICIDAD CON GOBERNADORES

 

 

La detención del general Salvador Cienfuegos, sus alcances en el seno del ejército son indudables, pero también sus lazos de complicidad con gobernadores y los cárteles a los que protegían. Según la DEA, era el “Padrino”, de ahí el nombre de la “Operación Padrino”.

En esta ocasión no se fue “glorioso ni campante”, cuando menos se advierte que pagará por la impunidad y corrupción que protegieron, y que nadie en México se atrevió a denunciar por miedo a las represalias, ahora el asunto lo tiene Estados Unidos.

Los titulares de las zonas militares, muchas veces se impusieron a gobernadores que no tuvieron el valor de establecer los límites, por ambición, miedo o inexperiencias prácticamente entregaron el mando a los militares, aspecto que seguramente saldrá a relucir ahora en las investigaciones, porque este lodo se desprenderá, juntos con la sacudida que provocó Cienfuegos y García Luna. En esta investigación muchos civiles que gozan de “de buena fama pública” pueden estar implicados.

Es indiscutible que los poderes regionales que habían crecido bajo la protección de los altos mandos del ejército, se verán debilitados y consecuentemente los mismos carteles de la droga en sus plazas, que quedarán expuestos a una persecución intensa por las autoridades de Estados Unidos, como lo están haciendo con las recompensas que ofrecen por la cabeza de narcotraficantes.

La sorpresa de la detención de Cienfuegos, es mayúscula, debido a que todos creíamos que el ex presidente Felipe Calderón, el que sigue en la mira de las autoridades norteamericanas; sin embargo, esta detención deja vulnerable el desempeño de Calderón y Peña Nieto.

Los expresidentes de la república, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, están viendo cerrar el círculo, en la descomposición del Estado Mexicano, lo que nos lleva al calificativo de Narco-Estado, que se configura, dado que no sólo el quehacer político favorecía a los grupos criminales, sino también las fuerzas armadas y de seguridad pública, en donde los ciudadanos quedaron en la más grande indefensión.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La nota buena de estos tiempos es el nombramiento de Arturo Herrera, secretario de hacienda, como presidente de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional

…La información que envió Estados Unidos era el “Padrino”, es obvio que puede hablar y mencionar a los “ahijados”.

…El titular del INE, al parecer estudio muy bien a Maquiavelo, sabe “cómo usar la manea” para inmovilizar a la vaca.

…Las autoridades de Estados Unidos, tienen toda la película, se van a llevar uno a uno de los responsables y largo metraje lo vera todo el mundo.

…Al ex magistrado Eduardo Medina Mora, lo tienen amarrado de una “pata”, lo van a jalar cuando las autoridades norteamericanas lo ocupen.

…Con estos escándalos, La Suprema Corte de Justicia, está esperando mucho para limpiar la casa, hay ministerios públicos, jueces, magistrados que están hasta la “coronilla” con la delincuencia.

…La Fiscalía Federal es lenta o así quiere caminar, porque han soltado la cuerda de Emilio Lozoya, los mexicanos están observando que hay un “juego mediocre” de la autoridad.

…El ex presidente de la república, Enrique Peña Nieto, aunque no quiera, tiene a Salvador Cienfuegos en la antela del juicio a los criminales, a la señora Rosario Robles, que tiene miedo hablar para quedar libre y a Emilio Lozoya, que embarró a lo más preciado de su gabinete. Es toda una historia de delincuentes de “cuello blanco”.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar