Otra vez en la calle Antonio Quevedo

Por David Uriarte

En un día le cambió el rumbo laboral al columnista Antonio Quevedo Susunaga. El jueves 24 de mayo a las 9:30 de la mañana lo reinstalan, y el viernes 25 prácticamente a la misma hora le niegan el acceso a las instalaciones de la casa editorial donde laboró por 40 años.

Entero de ánimo y la voz completa, a las dos de la tarde de este viernes 25 de mayo me habla por teléfono para hacerme una invitación relacionada con los medios, de paso intercambiamos comentarios banales, para concluir la plática. Me cuenta el recibimiento hostil del que fue objeto al querer ingresar a media mañana de este día a las instalaciones de su fuente laboral.

Convencido de que el regreso abrupto era la crónica de otro despido anunciado, Antonio Quevedo hace lo que sus asesores jurídicos le indicaron y terminadas las diligencias se retira para empezar otra página más de esta novela pendiente de clasificar aún. Parece que esta batalla la gana de momento Goliat, veremos de qué está hecho este David y en qué concluye la guerra.

Por lo pronto, Toño Quevedo seguirá haciendo lo que sabe hacer: analizar la política y sus actores. Los columnistas de su talla tienen reservas cognitivas, remansos frescos y una tolerancia mezclada con prudencia como virtud cardinal, sin embargo, eso no significa que se acobarden ante los atropellos propios de una vida profesional con reclamos azarosos.

El nombre de su columna encierra una historia poco conocida y menos contada. Brecha, es más que la identidad del columnista, más que cualquier asociación mundana o terrenal, Brecha tiene un significado de afecto a uno de sus grandes maestros del periodismo, es el reconocimiento a una de las figuras más significativas en su formación académica como periodista. En fin, es el tributo de un veracruzano a un terruño sinaloense.

Desde la calle, Toño Quevedo seguirá escribiendo y sus columnas dejarán brecha para estas y otras generaciones de periodistas, lectores y políticos. El día de ayer, amigos, conocidos y algunos políticos le hablaron o enviaron mensajes de felicitación a Toño por el regreso a su fuente de trabajo, a todos ellos les aviso que ya le pueden volver hablar.

Con información de alternativo.mx

También te puede interesar