Problemas de sequía en Sinaloa

Dip. Angélica Díaz Quiñónez

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el problema de la sequía que se vive en México afecta principalmente a los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Nayarit, Quintana Roo y Sinaloa. La situación, dependiendo de cada entidad, va de moderada a excepcional; hasta hace un año la sequía se presentaba en apenas 12.35% del territorio nacional, al día de hoy impacta en 1,255 municipios del país, y que equivalen al 75% del territorio mexicano.

En Sinaloa, según el reporte del Monitor de Sequía de México, elaborado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante la segunda quincena del mes de mayo, el 53.8% del territorio de la entidad, principalmente el ubicado en la zona serrana, se encuentra en sequía extrema, mientras que el resto del territorio, se considera que está en sequía severa.

Hasta el 11 de junio pasado se reportaba que las 11 presas de Sinaloa están en conjunto al 6.4% de su capacidad. Lo anterior es consecuencia de que las precipitaciones pluviales de los últimos 7 años han ido disminuyendo en Sinaloa, las lluvias del año 2020 estuvieron por debajo del promedio anual de 790 milímetros, al registrarse tan sólo 440 milímetros, dejando un déficit del 38 por ciento, siendo el año más seco de los últimos 58 años, por lo que resulta urgente que en este 2021 tengamos lluvias con suficientes precipitaciones; para lo cual el Gobierno del Estado está trabajando en un programa de bombardeo de nubes que consiste en arrojar bengalas que contienen yoduro de plata para que se condensen y se genere la caída de agua en sitios específicos.

Declaraciones del presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, señalan que la sequía en Sinaloa podría afectar los rendimientos de maíz para este ciclo agrícola 2020-2021, sobre todo en algunas zonas geográficas que tienen problemas con la conducción de agua para riego, por lo que, nuestro estado puede tener graves afectaciones económicas, pues, la actividad agrícola es primordial para el sustento de miles de familias sinaloenses.

Asimismo, el pasado 2 de junio la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán, informó que en este municipio ya son 101 comunidades las que en este momento están siendo afectadas por los bajos niveles de agua, y a la fecha 75 comunidades ya han agotado sus reservas de agua (o sea mantos freáticos), principalmente de las sindicaturas de Tepuche, Jesús María, El salado, Imala y Sanalona, por lo que tienen la necesidad de llevarles el agua potable a través de pipas.

Esto nos lleva a considerar que, incluso el agua para consumo humano podría verse limitada de no tener lluvias suficientes en este año, tal y como lo que le está sucediendo a la población de la Ciudad de México que resiente los cortes diarios de este vital liquido; por lo que la situación que estamos viviendo los sinaloenses se puede calificar como una emergencia y no se descarta que se apliquen las mismas medidas: empezar a racionar el agua.

Es importante señalar que el derecho al agua potable y al saneamiento, es un Derecho Humano establecido en el párrafo sexto del artículo 4o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como por la Resolución 64/292, emitida en fecha 28 de julio de 2010, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la cual reconoció explícitamente este Derecho Humano.

Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de esta 63 Legislatura, quiero hacer un llamado a las autoridades Federales, Estatales y Municipales, así como a las asociaciones civiles que se dedican a la protección y cuidado del medio ambiente y a la sociedad en general, para llevar a cabo acciones de sensibilización, sobre el manejo y cuidado del agua.

Asimismo, a la Secretaría de Educación Pública para que retome el programa de “Guardianes del Agua”, para que cada niño y niña se conviertan en un defensor de este vital líquido.

En el Partido Sinaloense consideramos que la sequía es un tema que debe resolverse de manera urgente, pero no sólo pensando en el corto plazo, sino también a mediano y largo, a fin de evitar que vuelva a presentarse una situación así.

Ya no podemos permitir que se siga deforestando nuestra sierra, necesitamos buscar estrategias que permitan regenerar los mantos friáticos y aumentar la capacidad de almacenamiento de agua en Sinaloa, ya que de no llevarse a cabo cuando menos estas acciones, corremos el riesgo de que el problema de la sequía se vuelva crónico y además de poner en riesgo la salud y las vidas de los sinaloenses, también acabaría con la principal actividad económica de la entidad, que es la agricultura.

Según diversas fuentes, la pandemia ayudó a regenerar la atmósfera y la vida silvestre, aunque la nueva normalidad, otra vez amenaza con seguir deforestando los bosques, talando árboles y dejando condiciones para que en unos 30 años, se agranden los desiertos y el vital líquido sea difícil de conseguir. No quiero pecar de catastrofista, pero la vida en este planeta está en riesgo y solo con la ayuda comunitaria, podemos evitar que esta predicción se vuelva realidad.

En el Partido Sinaloense estamos preocupados y ocupados en este tema, de forma tal que a pesar de que existe una Ley General de Cambio Climático, en el mes de diciembre de 2019, presentamos la Iniciativa de Ley para la Adaptación al Cambio Climático en el Estado de Sinaloa; que el objetivo que se propone es el de instaurar las herramientas y medios necesarios para la mitigación y adaptación al cambio climático y que a través de un marco jurídico se regulen las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero por parte de fuentes fijas en nuestro Estado y a la vez sirva de compromiso, por parte de los órganos que se proponen, para la capacitación y difusión sobre el cambio climático a la ciudadanía.

Quienes habitamos en el Estado de Sinaloa desde hace muchos años, hemos sido testigos de los cambios bruscos de temperatura que cada día se viven, por ello y preocupados porque esta situación afecta a todos los sectores de la sociedad desde los bebés hasta los adultos mayores, es que consideramos que es necesario que el Congreso del Estado de Sinaloa, realice las acciones legislativas que le corresponde y otorgue a las autoridades estatales y municipales las bases de las políticas públicas que se requieren para que junto con la sociedad, realicemos acciones en beneficio de nuestro medio ambiente y en consecuencia de nuestra calidad de vida.

A los gobiernos, les pido con sentido de urgencia que hagan la parte que les corresponde; hay soluciones científicas y tecnológicas. Solo falta que re direccionen los recursos públicos para obtener este vital líquido.

Por ello, es que también quiero hacer un respetuoso exhorto a toda la población a que tomemos conciencia sobre la gravedad del problema de la sequía y evitemos desperdiciar el agua, necesitamos cuidarla porque en este momento sólo queda lo indispensable para el consumo humano.

El agua se está agotando, tenemos que cuidarla no caigamos en los problemas que existen a nivel nacional y mundial  por la falta de este vital líquido.

Es cuanto Diputada Presidenta.

También te puede interesar