¿QUÉ MOLESTA A ROCHA?

BRECHANDO

27-04-2022

Antonio Quevedo Susunaga

Es muy mala señal que un gobernador electo democráticamente, en un proceso electoral histórico en Sinaloa, como fue la elección de Rubén Rocha Moya, éste tomando el camino para “ajustes de cuenta políticas”.

Qué le molesta al gobernador Rocha Moya, qué está usando el poder que le dieron los sinaloenses para cintarear políticamente a uno de los fundadores de Morena en Sinaloa, como es el alcalde, Guillermo Benítez; a otro miembro del Movimiento de la Cuatro T, quiera Rocha o no reconocerle, al alcalde Jesús Estrada Ferreiro.

Los dos alcaldes, son gente cercana al presidente de la república, los dos se identifican con la Cuarta Transformación y a los dos los tiene en la mira Rocha.

En estos pleitos desconcertante que ha emprendido Rocha Moya, hay que agregar sus acciones en contra del maestro Héctor Melesio Cuén Ojeda, que ha sido respetuoso de Rocha, que es líder de una organización que puede pensar diferente a como lo está haciendo el gobernador. Y hay que destacar que, para el sentir de muchos sinaloenses, Rocha Moya es más priistas, “aguilarista” que morenista. Y lo está evidenciando en su actuar como gobernador.

¿De qué quiere desquitarse Rocha?

Es evidente que Guillermo Benítez lo ha señalado a Rocha de su prepotencia descalificadora, como Estrada le ha dicho que “ganó con trampas”, es obvio que estos dos políticos tienen su sentir y lo expresan, lo que no está bien, es que haya una “intolerancia política de Rocha” porque si es “intolerante” contra lo que digan los alcaldes, imagínese lo que pensará si un ciudadano de a píe piensa diferente.

El otro aspecto que es “una mala señal”, que mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador, éste señalando a los panistas y priistas, como los más grandes neoliberales enemigos de su proyecto, en Sinaloa, Rocha les da cobijo para irse en contra de los miembros de Morena-PAS que fueron los que se fajaron para llevarlo a la gubernatura. ¿Ya se le olvidó? En realidad, no entiendo esto.

A los priistas no les gusto que el exgobernador Jesús Aguilar Padilla, se aliara a Rocha y a Morena para aniquilar al PRI, en Sinaloa, que era la única organización que sobresalía a nivel nacional.

En esta tarea de entrega a Morena, mucho contribuyo el entonces gobernador Quirino Ordaz Coppel, que recibió el pago, a cambio de su buen desempeño, de una embajada.

El aspecto congruente, que vale la pena destacar es el que cita el profesor Héctor Melesio Cuén Ojeda, en el sentido de que no le dará la espalda a Jesús Estrada Ferreiro, que llegó a la presidencia municipal de Culiacán, por segunda ocasión con el apoyo de Morena-PAS. Esto se me hace muy congruente y lo aleja del “concepto traidor”, que intenta vender Rocha.

El aspecto criticable es que la dirigencia nacional de Morena, que encabeza Mario Delgado, no actué para “conciliar o poner orden” porque de continuar de esta manera, en Sinaloa, Morena corre el riesgo de no repetir. Los sinaloenses no puede apoyar a un gobernante que usa el poder para “ajuste de cuentas políticas o satisfacer venganzas políticas personales”.

antonio_breha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar