LA PRENSA DEBE RENACER

Los medios de comunicación impresos, las revistas, los noticieros en radio y televisión, en todo el mundo, se encuentran en una severa crisis de credibilidad y financiera, les urge renacer.

En México, la gran mayoría de los periódicos dependían del dinero que recibían del gobierno para publicar gacetillas, boletines, opiniones de carácter político favorables al régimen. Este gran derroche de dinero llegaba a los columnistas, editorialistas y obviamente a los dueños de los periódicos.

Desde el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, que arrasó en las elecciones del 2018 en México, enterró no sólo a los partidos, sino a un sistema políticos sostenedor de periodistas pagados, de medios que dependían del dinero público y que era el sostenedor del quehacer político neoliberal que se inició el presidente Carlos Salinas de Gortari, los continuo Ernesto Zedillo, lo sostuvieron los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y lograron sobre vivir hasta con Enrique Peña Nieto, que derrochó dinero exageradamente entre los medios de comunicación.

Esta derrota política que registró López Obrador, fue protagonizada por un pueblo cansado hasta el hartazgo de la manipulación política, de las mentiras publicadas y de la gran corrupción entre medios y autoridades.

Los columnistas que ganaban carretadas de dinero, ahora se quejan de que no reciben ese dinero y quieren expulsar del gobierno a López Obrador que les ha venido a “quitar la mazorca”.

El aspecto que se advierte que la vieja prensa, la que no tiene los “chayotes” se encuentra aliada a los grandes intereses políticos y empresariales para hacer una fuerza común, sin resultados, hasta el momento.

El presidente diariamente en su Conferencia Mañanera, se queja de los análisis falsos, que se difunden noticias mentirosas, que hacen circular noticias falsas por las redes sociales, de los golpes políticos que pagan en las redes y señala a los periódicos El Reforma, El Universal, Milenio, El Financiero, entre otros, nacionales e internacionales, que son usados con propósitos políticos al viejo estilo periodístico y respondiendo a los intereses del neoliberalismo.

La Conferencia Mañanera, la conferencia de las autoridades de salud, y la conferencia económica, que ofrecen todos los días el gobierno de López Obrador es una respuesta a que no tiene prensa como la que tenían los ex presidentes, que el gobierno considera que los periódicos con intereses del viejo esquema mienten, que no son objetivo, que se prestan al golpeteo político contra su persona y contra su gobierno.

Los viejos periodistas quieren regresar a tener la fuerza extraordinaria, el poder económico que gozaron, pero todo eso se acabó con el triunfo de López Obrador, pero fue rematado con la gran derrota del modelo neoliberal en México que hizo crisis con la pandemia, que vino a darles el golpe definitivo con el coronavirus, que los encerró en su casa y no pueden vender sus ejemplares.

 

 

EL VIEJO PERIODISMO

 

 

El periodismo que practicamos durante muchos años se encuentra agonizante, aquella vieja fórmula de Mensaje-Medio y Receptor, que eran el eje del sostén periodístico prácticamente desapareció. El mensaje más relevante lo sigue emitiendo la fuente oficial del gobierno federal, estatales y municipales. Los medios desaparecen porque la Conferencia Mañanera lo comunica a todo el país, sin intermediación de los periódicos, revista y otros medios de información. Los receptores denominados lectores, prácticamente desaparecieron y la formula se redujo a (mensaje de la fuente de información y los receptores de las redes sociales).

La mayoría de las fuentes tradicionales, no ocupan a los medios comunicación para hacer llegar sus mensajes a los ciudadanos.

Los periódicos impresos perdieron su capacidad para competir con las redes sociales. La radio tiene que refritear la información, aun así, están en desventaja contra las “benditas redes sociales”, sean videos en YouTube, Twitter o Facebook.

El periódico El Universal publicó ayer una noticia en donde explica, que el entonces presidente Enrique Peña Nieto se auto otorgo contratos millonarios a su empresa. Esa investigación es el trabajo que deben hacer todos los medios, investigar los hechos del gobierno actual y de los ex presidentes. Ahí está el camino para ganar lectores, pero no el dinero para cubrir costos de producción.

El periodismo impreso emigrará fatalmente a digital, pero con nuevas prácticas y con la rapidez que tienen las redes, en donde deberán sumarle la objetividad y la veracidad de la información para ganar nuevamente la confianza de los seguidores (lectores) en las redes.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La buena noticia es que el diputado Fernando García se encuentra en recuperación en su casa, después del gran susto que se llevó con el coronavirus.

…La totalidad de los mexicanos estamos esperando que la curva se aplane y empiece a descender. La gente se está cansando, pero no tiene alternativa debe seguir en casa.

…El maestro Héctor Melesio Cuén Ojeda, es el que más recorrido tiene Sinaloa, quiere ser candidato para ganar la gubernatura y está trabajando para ello.

…El que no ha dejado de trabajar y sigue muy cercano a la atención que se brinda a los enfermos en los hospitales públicos de Sinaloa, es el diputado federal, Alfredo Villegas, que reconoce que las medidas deben mantenerse.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar