Quiénes, se Dice, Controlan el Mundo Desde Occidente

Ahora hay otros jugadores que los enfrentan en su misma cancha con problemas comunes generados entre ellos mismos

Al igual que en una tienda, la mayoría de las personas sólo vemos lo que está en los aparadores e intuimos lo que está en los almacenes, pero no sabemos quiénes son los dueños y las intenciones de estos, así que consumimos la “sopa” que nos venden pues de la otra no hay salvo que seas de y para su grupo.

Urge se pongan de acuerdo los dos poderosos grupos que en ocasiones se hacen tres o cuatro: por un lado, Estados Unidos y sus aliados, por otro, Rusia, China y Emiratos Árabes, existiendo como satélites las Coreas, Japón y la India.

G30 o Grupo de los 30 es una agrupación de treinta personas que obedecen a diversos intereses y que tienen en común representar esos intereses para imponer su agenda en el mundo, la cual sufre las variaciones que en el trascurso del tiempo les impone aquello que se les sale de control por no medir sus consecuencias o por imposición de la naturaleza.

Así buscan y logran imponer medidas financieras, problemas económicos, de salud y de intercambio comercial pues ellos dicen y lo son, representan la industria, la banca, lo extrabursátil y, cuando la riegan, ellos dispersan su error en los miles de millones de personas, pero siguen acumulando la riqueza. Vaya, en épocas buenas ellos ganan y, en las épocas malas, también ganan pues se salvan a sí mismos con sus “nuevas” medidas.

No es aventurado pensar que desde este grupo se orienta al Foro Económico Mundial ya que ellos son los principales protagonistas en sus conferencias y debates junto con algunos colados en la coyuntura que refuercen sus “ideas” y también las imponen al través del G-7 con políticas públicas y programas de gobierno liderados por 7 de las principales economías (gobiernos) como son Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Japón y Canadá.

Ellos ven el mercado de cambios y las monedas, el mercado de capitales y las instituciones financieras internacionales y fue creado en 1978 por la Fundación Rockefeller y los que estaban atrás de la misma o en la misma línea de imponer sus ideas y orientar a la civilización a los derroteros por ellos planteados. En él viven y rezan los monarcas financieros con su Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, los bancos de reserva y el Banco de Pagos Internacionales (el banco de bancos).

Al grupo de los 30, afortunadamente, creo, pertenecen tres mexicanos, liderados por Ernesto Zedillo, quien a su vez logró se incorporaran Agustín Carstens y Guillermo Ortiz. Así, los mexicanos tenemos en ese muy selecto y ultra re contra poderoso grupo el 10% de la membresía.

Es la anterior situación, la que lleva a México a “salvar” tantas trapacerías de bancos como HSBC, Santander, Bilbao Vizcaya Argentaria BBVA (Bancomer), City (Banamex), pues no hacerlo sería peor, más, sin embargo, estos bancos a los que podríamos agregar varios otros, sólo explotan la renta de los mexicanos y lavan muchísimos recursos en un país que no está bancarizado; sólo ponen sucursales en zonas rentables con “servicios” (que no crédito) carísimos y dejan la nómina en la tiendita de la esquina con altos umbrales de dinero a depositar en forma diaria sin que quede registro y habilite a la economía informal y a la delincuencia.

También existen otras agrupaciones como el Club de Bilderberg, creado, al igual que el anterior, por Rockefeller pero muchos años antes y que en la actualidad es una Conferencia o Foro (igual de poder fáctico como la CONAGO (Conferencia de gobernadores que es ilegal y contraria a la Constitución Política de México por lo que es una pandilla) que se reúne una vez al año variando la sede y sólo asisten las 130 personas que en el momento se consideran las más influyentes del mundo; la agenda es secreta y no se permite acceso a nadie que no sea el grupo de convocados.

Al parecer la reunión del presente año (2020) ha sido pospuesta hasta nuevo aviso ya que la agenda del COVID-19 muy probablemente los haga comunicarse por video conferencia.

Esta pandemia del coronavirus, creo de buena fe, se salió de control y ahora habrá que buscar como logran salir lo más airosos de la misma pues se enfrentan a nuevos jugadores que en su origen no están como sus aliados y fueron poderosos antes de la guerra fría, durante la misma y después de la caída del Muro de Berlín, léase China, Rusia y Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo, es necesario, impostergable, que unos y otros se reúnan y logren acuerdos en bien de la raza humana y su progreso en armonía.

En los tiempos actuales ambos bandos deben entender que se necesitan mutuamente si bien sus ambiciones regionales o locales les hacen tomar decisiones sobre la base del mal menor. Es más, esta pandemia cambia la geopolítica y cambia las formas de tomar decisiones e implementarlas, salvo que en el camino los más poderosos de ellos resuelvan que este mal avance para ver cómo quedan y quienes quedan después de superar la pandemia. Entre tanto, habrá bajas de guerra

Por el momento grupos como Bohemian Club, Iluminados de Baviera, Skull and Bones que fueron o son ramificaciones de los señalados o de la Europa occidental podrán esperar o seguir en reuniones para tomar el Té, así como lo hace el grupo de países miembros de la Naciones Unidas que no pertenecen al grupo del Consejo de Seguridad de la misma en carácter de miembros permanentes.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar