ACTORES POLÍTICOS

En la renovación de los partidos siempre brotan en forma natural los intereses de los grupos, que en el fondo participan por el poder político, económico y social del país.

Los partidos están fracturados todos, el PAN, quedó fuera de la pelea política en el momento que Margarita Zavala y Felipe Calderón decidieron dejar el PAN y formar su propio partido México Libre.

Los intereses del panismo se resquebrajaron, una parte la jaló Ricardo Anaya, siendo presidente del partido y luego candidato y la otra ex presidente Felipe Calderón y ahora dicen que Genaro García Luna, también participó.

En el caso del PRD, es otro partido fracturado, sin futuro y arrastrando la sentencia visionaria de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, que dijo que el partido sólo se había convertido en una etiqueta política, que no le sirve a nadie y menos a los ciudadanos.

En el caso del PRI, la corrupción y la deshonestidad de quienes lo dirigen lo convirtieron en la parte más sucia de la política, cuando menos, fue el rastro que dejó Enrique Peña Nieto, en un partido que perdió el poder, se desplomó a la tercera fuerza política, no ha encontrado el camino su liderazgo y los grupos desean repartirse aun lo que queda.

Estos tres partidos enfrentan un serio problema para la elección del 2021, no tienen liderazgo, no tienen una organización cohesionada, sus liderazgos son inexistentes, y si esto fuera poco, los ciudadanos no le tienen confianza.

Los intereses de los grupos políticos que han dominado a estos partidos, cada vez ambicionan más y lo que menos les interesa es el futuro de los ciudadanos mexicanos.

Estos partidos pueden ganar elecciones en el 2021, pero no con cualquier alianza, si hacen alianzas entre el PAN y PRD, su futuro es muy corto. Esto lo sabe Movimiento Ciudadano que prefiere esperar a llegar a un arreglo con Morena.

En estos partidos hay viejos intereses de grupos, que siempre se han beneficiado del sector público y han usado a los partidos para concretar sus beneficios.

 

 

FRACTURA EN MORENA

 

 

En esta elección de dirigente nacional participaron tres fuerzas muy localizadas en el escenario público, por un lado, en esta recta final estuvieron los intereses que representa el diputado federal, Porfirio Muñoz Ledo, la otra parte la representa el diputado Mario Delgado y la tercera parte Lorenzo Córdova, como el hacedor de la encuesta.

A los ojos de los miembros de ese partido, de sus simpatizantes y dirigentes, resulta increíble, que el INE finalmente decretara un empate técnico, entre los dos más aguerridos contendiente Muñoz Ledo y Mario Delgado, que terminaron jaloneándose al partido.

El árbitro también acudió a este encuentro con grandes intereses representados, de sexenios anteriores y que tienen un gran interés a que la salga mal las cosas a la Cuarta Transformación.

Los intereses de Morena llegaron al INE, porque los grupos que controlan la organización, no tuvieron la capacidad para ponerse de acuerdo entre ellos.

Es claro que un empate en 25.3, significaría un reventó en esta contienda, aunque el INE considere que esto amerita una tercera encuesta para definir quién será el próximo dirigente, ante estos hechos, Porfirio Muñoz Ledo, se autoproclamó ganador con una ventaja de cinco décimas, en realidad un empate resultaría un desastre, en fin, salieron empatados.

El partido de Andrés Manuel López Obrador, esta fracturado en estos momentos, esto lo debilitará para participar en la contienda del 2021, esto lo deben estar celebrando la oposición de los partidos, y la BOA, que integra la fuerza en el anonimato.

La mejor decisión de López Obrador es no entrar a opinar en los aspectos partidistas, la elección del 2021, puede caminar al margen de los grandes intereses de los grupos de Morena.

Es difícil darle un tratamiento a Morena, como partido, creo que tiene todo menos la característica de una organización con un solo horizonte. Los integrantes de Morena son diversos grupos, con intereses muy diversos, sólo que se unieron coincidentes de lograr cambios significativos en el país.

El fracaso de Morena, sería también una parte del fracaso de López Obrador, cosa que los opositores lo desean con ansias.

 

 

BRECHANDO

 

 

…A todos nuestros seguidores de brecha.com.mx y Brechando con Antonio Quevedo Susunaga, en las redes sociales y Facebook, les comunicó que el miércoles tendremos una entrevista con el profesor Héctor Melesio Cuén Ojeda, aspirante a la gubernatura de Sinaloa y líder del mejor partido local en México.

…El gobierno de Andrés Manuel López Obrador está jugando con el quehacer político, al darle a los empresarios mexicanos los primeros 39 proyectos de inversión y dejó la puerta abierta para pronto darle otra parte.

…El ex candidato panista, Ricardo Anaya, se ha convertido en una caricatura política, quedó mal con los panistas que lo apoyaron, con los simpatizantes y con los priistas que pactaron con él.

…Los priistas aspirantes a la gubernatura, el senador Mario Zamora Gastelum, el diputado Alfredo Villegas Arreola, Aarón Irizar López, Juan Alfonso Mejía, Sergio Torres, Jesús Valdés, entre otros, intensificaron el proselitismo político.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, no podrá ser señalado de heredar problemas, está haciendo un trabajo que es muy bien calificado por los sinaloenses, esto le puede dar a Quirino posibilidades de seguir su carrera política.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar