AUMENTÓ LA PRESIÓN ELECTORAL

A un mes de las votaciones, los partidos políticos y los candidatos a la presidencia de la república, aumentaron su presión política, incrementaron su activismo y demandan más compromisos de los grupos y organizaciones incondicionales.

En el caso del PRI, el mensaje que marcó un parteaguas en la campaña del candidato José Antonio Meade, que consideró que el PRI deberá buscar “carro completo” en esta elección y obviamente que están preparando para operar un sistema electoral como el que aplicaron en el Estado de México en donde sacaron adelante Alfredo del Mazo.

El PRI es un partido que confía en su operación territorial, en el movimiento de sus estructuras políticas municipales, estatales y nacionales y empezó hacerlo a través de los gobernadores y sus dirigentes estatales.

Las posibilidades de Meade son muy remotas, debido a que prácticamente es imposible remontar la distancia que tiene frente al puntero Andrés Manuel López Obrador, cualquier incremento estará encaminado a ganar un mayor número de asientos en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, en donde puede quedar muy rezagado si los diagnósticos de los encuestadores resultan ciertos.

Las encuestas le otorgan un máximo de 105 espacios en la Cámara de diputados y alrededor de 40 en el Senado, situación verdaderamente crítica para un partido que se encuentra en el poder.

En la cruda realidad política, el voto que se advierte que tendrá el PRI, será de castigo para su presidente Enrique Peña Nieto, de castigo a los casos de corrupción e impunidad.

El PRI y Peña Nieto lo saben perfectamente bien, debido a que en los últimos días han ordenado la detención de la esposa del ex gobernador Javier Duarte y del líder del narco en Jalisco, en un intento de mandar la señal de que actuará en contra de estos presuntos delincuentes; sin embargo, la sociedad no está segura que a 30 días de que salga Peña Nieto, puedan realmente concretar algunas acciones contra la delincuencia y la corrupción.

El candidato del PRI, Meade no puede confiar que estas acciones del gobierno de Peña le puedan cambiar el oscuro panorama que enfrenta.

 

 

EL ACTIVISMO DE ANAYA

 

 

El candidato del Frente Amplio, Ricardo Anaya, tendría un mayor arrastre político siempre y cuando, no se hubieran cometidos tantos errores en este proceso electoral y el que más le pesa al candidato panista es haber amenazado al presidente Enrique Peña Nieto de meterlo a la cárcel, a él y su equipo.

En esta recta final, el Frente Amplio acudió al viejo esquema de usar los gobiernos estatales para que le garanticen la mayor votación en éste proceso, acciones que la sociedad está observando que Anaya está realizando.

Es evidente que los gobernadores panistas, priistas y perredistas deberán actuar con mucho cuidado, porque pueden perder lo ganado, pueden tratar de sumarles votos a sus candidatos, pero en caso de perder entonces tendrán que enfrentar una dura situación frente López Obrador.

Los gobernadores panistas, perredistas y priistas no tienen la voz completa, será riesgoso y con pocas posibilidades de éxito de querer meter la mano en este proceso electoral, porque de resultar atrapados, entonces la situación se les puede convertir en un verdadero conflicto político.

El otro aspecto que los candidatos alcaldes, diputados locales y regidores, están cuidando porque son los más vigilados, porque no deben usar los recursos públicos en aquellos casos de la reelección porque pueden perder en el tribunal.

La vigilancia que hay en todos los distritos y en todas las calles es extrema, creo que, por primera vez, los tramposos electorales estarán jugando en un alto riesgo.

El principal opositor que tienen la mayoría de los candidatos es el hartazgo de los ciudadanos, que hay enojo, molestia y que tiene en sus manos los mecanismos para denunciar cualquier intento de cobra de votos o usos de recursos públicos.

La presión política aumentó en todos los niveles porque estamos a un mes de la elección y los candidatos y los partidos buscan consolidar sus triunfos.

En el caso de Morena, lo está haciendo a través del método que le ha venido dando resultado y el ejemplo es que está dando la pelea en cuatro gubernaturas, en más de 15 estados en donde ganará senaduría y que se perfila como la elección en donde tendrá Morena “carro completo”.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El sector empresarial agrupado en el Consejo Coordinador Empresarial, la Coparmex y las empresas importantes deberán medir muy bien sus intenciones políticas o de lo contrario pueden enfrentar demandas legales.

…En Sinaloa se advierte que Ricardo Anaya no tendrá una votación significativa, que la pelea estará entre Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade.

…El trabajo de Héctor Melesio Cuén Ojeda sigue avanzando y la verdad es que no ha ocupado de los debates públicos para lograr avanzar, debido a que dichos encuentros son puras descalificaciones no aportan nada a la sociedad.

…El Partido Sinaloense está dando la pelea en la mayoría de los municipios, los actos que están realizando lo demuestran, creo que el PRI deberá preocuparse porque puede quedar rezagado en los municipios.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar