COMPLICADO FUTURO

Los partidos políticos en México tienen un futuro muy complicado para el 2021, enfrentan el gran reto de recuperar la confianza, que una vez los mexicanos depositaron en ellos.

Los partidos perdieron el rumbo desde julio del 2018, cuando los mexicanos salieron a votar con la decisión de acabar con la corrupción y el gran negocio de los partidos políticos y sus miembros, que administraban el gobierno para convertirse en ricos de la noche a la mañana.

Esta decisión de los mexicanos, los dirigentes de los partidos, sus miembros y sus simpatizantes, no lo han entendido, siguen creyendo que pueden regresar al campo electoral para competir como si todo estuviera olvidado.

Lo mexicanos impusieron una condición, que mantendrá partidos que sirvan a México, que no se aprovechen del poder que ejercen y que sus propósitos deben ser totalmente transparentes.

Este mandato ciudadano ha generado tal confusión en los partidos que aún, no saben cómo organizar internamente a sus organizaciones, tienen dudas de cómo elegir a sus dirigentes, de cómo volver a la competencia electoral y están soñando que en el 2021 el electorado mexicano los ha perdonado.

Los partidos siguen alejados del electorado, los que tienen cierto liderazgo son los gobernantes que están haciendo bien su trabajo y cercanos a la gente, pero sus efectos son efímeros y esa es su obligación.

El ejemplo más claro lo tenemos en Morena, que es el partido poderoso, el que gobierna y el que obtuvo el beneficio del voto de los mexicanos, pero vemos que no encuentra el camino de cómo elegir a sus dirigentes porque sus miembros no reúnen un solo perfil, sino que pertenecen a un movimiento plural difícil de aglutinar.

El gran riesgo de Morena es correr la misma suerte que vivió el PAN, al llegar al gobierno federal, con sus malos gobernantes se volvió chiquito y no se ha podido recuperar.

El PAN perdió miembros al intentar definir candidatos, perdió credibilidad al sufrir la más grande de las derrotas y sigue con incertidumbre para el 2021.

El PRI está viviendo una historia parecida, se enredó en su elección interna, sacó a un dirigente que sus propios compañeros, encontraron su historial nada positivo.

El PRD quedó perdido entre los excesos de corrupción y errores políticos motivados por la ambición personal de sus dirigentes.

Es claro que todos los partidos en el 2021 recibirán la calificación de los ciudadanos, se sabrá el futuro que deberán tomar o el castigo que deberán pagar.

 

 

SINALOA SIN CANDIDATOS

 

 

En Sinaloa, los grandes partidos como el PAN, PRD y el mismo PRI, están en un proceso electoral sin que tengan un candidato visible, que pueda encaminar su trabajo hacia el triunfo.

El gobernador Quirino Ordaz Coppel, está haciendo el papel del gobernante con mucho contacto social, con intensos recorridos, y está supliendo el papel que deberían estar haciendo los aspirantes a la gubernatura por su partido.

El PRD, que aún se dice partido nacional, su preferencia en Sinaloa es nula, los últimos miembros con imagen se encuentran en Morena, como el senador Rubén Rocha Moya y Imelda Castro, entre otros.

El único partido que tiene una clara definición y un candidato a gobernador es el Partido Sinaloense y su aspirante Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Las organizaciones políticas en Sinaloa, como en México, están desprestigiada esto se reflejará en el 2021, cuando los mexicanos tengan que acudir nuevamente a las urnas.

La gran prueba política la tendrán los aspirantes a gobernador, los alcaldes y el mismo gobernador en el 2021, pero lo cierto es que el electorado es más crítico, desea más transparencia y reclama un trabajo auténticamente honesto.

Los aspirantes deberán llenar las expectativas que tienen los ciudadanos, en esta elección que serán más rigurosa que la del 2018.

Los partidos deben entrar en una profunda reflexión y designar a candidatos auténticamente reconocidos por los sinaloenses, de lo contrario caminarán hacía la derrota.

En cuanto a las viejas estructuras de los partidos estas no contarán en la elección del 2021, los candidatos a gobernador, alcalde y diputados federales deberán rascarse con sus propias uñas.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La renuncia obligada del ministro de la Suprema Corte, Eduardo Medina Mora, dejó una nube negra de interrogantes, por el dinero que recibió en sus cuentas y por su desempeño partidista para administrar la justicia.

…El gran cantante mexicano, José José, que sus seguidores le lloran, fue un valor artístico que nació en Córdoba, Veracruz, en un club nocturno llamado la Mansión, en donde empezó a cantar.

…La gran prueba será para el ministro presidente de la Suprema Corte de la Nación, Arturo Saldívar Lelo de Larrea, que tendrá que dejar muy clara su autonomía de poder y profundizar afondo los posibles hechos de corrupción que haya.

…La Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, como nunca ha abierto investigaciones y actuando contra presuntos responsables, y los que falta en los gobiernos estatales.

…La mala fama del ex presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa, se la hicieron sentir más de 10 mil personas que firmaron para que no se presente a dar una conferencia en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Hay molestia por dos estudiantes criminalizados, que fueron víctimas de un crimen extrajudicial en donde intervino el ejército, el 19 de marzo de 2010.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar