CONTRA EL VOTO DE CASTIGO

Mientras la alianza, contra natura, del PRI, PAN y PRD se dificulta amarrar por los intereses atravesados de los miembros de cada partido y sus ideales, aunque los retos mayores están por venir, que son elegir candidatos que a los sinaloenses acepten y apoyen.

El otro gran reto será comprobar que los candidatos de esta alianza políticas, con objetivos específicos que interesan a los partidos, sean compartidos con un electorado que los tiene castigado con sus votos, que no les tiene confianza en los partidos y políticos.

Los dirigentes pensaron en una alianza fuerte que pueda retener el avance político de la Cuarta Transformación, de Morena y de López Obrador, aunque no sabemos cuanta gente esté pensando de esa forma y si está dispuesta a detener el trabajo del presente gobierno.

Las alianzas están concebidas para satisfacer a las élites, sin embargo, a los que deben satisfacer son a los electores, a los ciudadanos de a pie, que reciben apoyos, que ahora son tomados en cuenta por el gobierno y no vemos que haya una reacción fuerte en contra.

Pero el éxito de esta alianza no está garantizado, la mala imagen de los partidos, de los políticos panistas, priistas y perredistas, está en la mente de los electores que son identificados como corruptos y mentirosos.

El otro aspecto complicado, por aquellos de las ideologías, no vemos a panistas votando por priistas y priistas votando por panistas. En el caso de los perredistas son tan poco, que es posiblemente voten por los de Morena.

La corriente de la alianza se puede calificar como “antimorenismo”, pero esta forma de proceder seguramente se topará con una fuerza electoral que respalda a AMLO.

El otro aspecto relevante que será definitivo es la fuerza política que tengan los miembros de dicha alianza, en Sinaloa, no hay duda de que el PRI es la segunda fuerza política en la entidad, en el caso del PAN es un partido venido a menos, fracturado en sus estructuras y con muy escaso apoyo.

 

 

LAS BANDERAS POLÍTICAS

 

 

Los partidos de oposición tienen otro gran reto, que sus banderas políticas deberán ser superiores a las que Morena está proponiendo y atendiendo a través del gobierno federal.

Los partidos políticos hasta el momento no han hecho propuestas partidistas, tampoco han trabajado con los electores, han mantenido una distancia desde el proceso electoral del 2018, que el voto ciudadano decidió arrojarlos fuera del poder público.

El gran riesgo de los partidos de oposición es que los electores vuelvan a imponerle un voto de castigo, que no estén dispuestos a interrumpir la Cuarta Transformación que se encuentra en marcha.

De acuerdo con los pronósticos y con todos los desaseos que ha tenido Morena para designar a los candidatos a gobernador, Morena sigue siendo el partido que arrasará en las gubernaturas, en las diputaciones federales y los congresos locales.

Las alianzas han hecho creer a los dirigentes nacionales, Marko Cortes, del PAN y Alejandro Moreno, del PRI, que su fuerza le quitará el control del poder legislativo federal a Morena, esto yo lo pongo en duda, creo que en estas alianzas no todo es sumar.

La contienda electoral a la que entrarán, no la determinará la oposición, sus candidatos surgidos de la coalición no han sido los mejores y sus posibilidades de ganar están alejadas hasta el momento.

En el caso del PRD es un partido que debe refundarse, que no ofrece nada a los mexicanos y que le cuesta mucho al país. Estos beneficios económicos que tiene el PRD son para disfrute de sus dirigentes.

El resto de los partidos es una carga más para los ciudadanos que deberán restringir los recursos que se destinan a los partidos y procesos electorales, que si desean servir, que lo hagan con sus recursos propios.

El otro gran obstáculo que deberán brincar el PRI, PAN y PRD son las demandas que aplicará la Fiscalía General de la República, por la denuncia hecha por Emilio Lozoya, en donde embarra de corrupción a la gran mayoría de la élite panista y priista.

En esta semana inician las ordenes de aprehensión y muchos políticos deben estar con “el Jesús en la boca”.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Este mes se le hará al senador Rubén Rocha Moya, el más largo de toda su vida, dado que no puede considerarse candidato hasta que no haya sido registrado y protestado.

…El profesor Rocha es un universitario inteligente y seguramente tiene un amarre anticipado con Héctor Melesio Cuén Ojeda para no tener tantos problemas en esta elección.

…El que desearía mejor panorama es Sergio Torres, que con su Movimiento Ciudadano quedó “atascado con este camión”, que no hay nadie que lo pueda remolcar.

…El PT se metió a probar suerte con su candidata a gobernador, esto lo llevará por los senderos de la angustia política.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, tiene todos los reflectores porque él será el gran elector del próximo candidato, un error no sólo puede costarle la derrota, sino los problemas políticos en el mediano y corto plazo. Esta decisión es más complicada que haber sido gobernador.

…Los priistas no quiere que deje heredero, que no deje gerente y que ponga al PRI en la almohadilla de la victoria.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar