CRISIS DE LAS UNIVERSIDADES

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior expresó su profunda preocupación porque nueve de las universidades estatales están encharcadas en una grave crisis, por las adeudas acumuladas y los ahorros institucionales a los que obligó la Secretaría de Educación Pública, cuya cifra asciende a 16 mil 677 millones de pesos.

Las universidades que se encuentran con el “agua al cuello” entre ellas está la Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca; la de Tabasco, Estado de México, Morelos, Nayarit, Zacatecas y Chiapas, su situación financiera es crítica y ponen en riesgo su operación.

La carga académica es grande, todas están obligadas atender una nómina de 60 mil empleados, una matrícula de 212 mil 582 estudiantes.

Estas instituciones deben siete de cada 10 pesos que reciben del gobierno federal como subsidio público, esto preocupó a la ANUIES que tiene en la organización un total de 193 universidades de las más grandes de nuestro país.

Los universitarios y la ANUIES están emplazados a resolver estos problemas financieros antes que termine el 2019 porque deberán enfrentar los reclamos de las nómina, prestaciones, pensiones y jubilados, así como los gastos que de operación cotidiana.

Es importante destacar que, aún con la aplicación del plan de austeridad, se lograron ahorros del 14 por ciento del total del déficit de operación, que significó un total de 722 millones de pesos.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá analizar la situación de cada una de las universidades en crisis, de atender un reclamo producto de los descuidos financieros de los anteriores gobiernos.

En algunos casos, como la Autónoma de Zacatecas, que el déficit acumulado equivale a 130 por ciento de su subsidio, esto significa, que ni con el subsidio de todo un año podrá pagar sus compromisos.

En otros casos las universidades pueden salir adelante con ahorros, ayudas en el presupuesto y otras acciones para nivelar sus ingresos y atender a una población estudiantil, que cada vez es más grande y demandante.

El reto que tienen, en el caso de la UAS, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera, lograr que el gobierno de López Obrador ayude atender su crisis económica y evitar en lo sucesivo endeudarse.

 

 

EL VOTO DE LA MUJER EN EL 2021

 

 

Desde hace 64 años la mujer en México emitió su voto, el 3 de julio de 1955 para elegir por primera vez diputados federales, fue un acto revolucionario y de una gran contundencia para la democracia del país.

A esa distancia de tiempo, la mujer en México sigue defendiendo sus derechos, sigue luchando contra discriminación, que aún se observa en las zonas marginadas, indígenas y en la competencia por los espacios en todos los niveles.

El trabajo de la mujer es extraordinario, vital para la formación de los hijos, para garantizar su seguridad y su desarrollo, pero su lucha existencia es histórica y mundial.

Desde el siglo XIX las mujeres mexicanas estaban condenadas a esperar la edad para casarse y tener hijos, dependía su vida y sus oportunidades de las decisiones del hombre. En el ámbito educativo se advertía que eran muy pocas las mujeres que tenían la oportunidad de estudiar, pocas eran las que sabían leer y escribir.

La lucha ha sido muy larga, debido a que hasta en 1916 cuando se realizó por primera vez el Congreso Feminista, en donde pidieron que se otorgara el voto ciudadano a las mujeres. Es importante destacar que en la Constitución de 1917 todavía había avances, pero no significativos en relación con otorgar los derechos plenos a la mujer.

Y fue con el presidente Lázaro Cárdenas, con la reforma al artículo 34 constitucional que se dio el primer paso para otorgarle a las mujeres el carácter de ciudadana. Y fue hasta en 1946 cuando participan las mujeres por primera vez en una elección municipal, en igual de circunstancias que los varones, con el mismo derecho de votar y ser votada.

En 1952 el presidente Adolfo Ruiz Cortines promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal.

Pero desde ese entonces en el país sólo habido nueve gobernadoras, siendo la primera de ellas, Griselda Álvarez Ponce de León; posterior Beatriz Paredes Rangel en Tlaxcala en 1987; la tercera Dulce María Sauri Riancho, en Yucatán, Rosario Robles, en el Distrito Federal y Amalia García, en Zacatecas, Ivonne Ortega en Yucatán y Claudia Pavlovich Arellano, en Sonora; Claudia Sheinbaum Pardo, en la Ciudad de México y Martha Erika Alonso en Puebla.

En 2021, el voto de la mujer será definitiva para elegir gobernadores, pero cabe la posibilidad de que sean muchas las mujeres que encabecen esta fórmula, como también para otros cargos públicos como son senadoras y diputadas federales.

 

 

BRECHANDO

 

 

…En Sinaloa, suena con cierta intensidad el nombre de Tatiana Clouthier para candidata a gobernadora, que podría ser el primer caso en la entidad.

…En esa lucha política por el poder, se advierte que la mujer está luchando cada día por tener una mayor participación en todos los órdenes de gobierno y en los cargos de decisión públicos y privados.

…En la renovación de los partidos políticos PRI, PAN y PRD, tienen que contemplar la participación de la mujer en igual de circunstancias que los hombres.

…Es evidente que la elección del 2021 será un parteaguas el voto de la mujer y definitivo en el 2024, en donde por primera vez puede haber una presidenta de México.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar