EL PODER DEL ESTADO

Los que tenían alguna duda de la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de ir a fondo contra la corrupción, están observando que va en serio en contra de quienes saquearon al país y está decidido a recobrar lo robado.

En la lista de ajuste con la Ley, empezaron con Rosario Robles Berlanga, Juan Ramón Collado Mocelo, Emilio Lozoya, Genaro García Luna, estos se encuentran tras la reja.

En la lista de los que están amarrados con un proceso legal se encuentra Eduardo Medina Mora, Manlio Fabio Beltrones, Carlos Romero Deschamps, Jorge Arturo Camero Ocampo, Jorge Winckler Ortiz, Alonso Ancira Elizondo, estos están bajo proceso penal y de un momento a otro pueden entrar a la cárcel, la inmensa mayoría de origen priista y panistas.

En la mira de las investigaciones se encuentra el exsenador y ex director del Infonavit, David Penchyna, que el dinero que manejo no tiene explicación y menos justificación es posible que sea llamado hacer cuentas claras, este político de la cúpula priista.

En la lista de posibles exfuncionarios implicados en casos de corrupción, la lista es muy grande y en ella, no hay manera de dejar por fuera a Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari.

El presidente López Obrador se ha dado el lujo de permitirles aquellos que hicieron trácalas, que robaron o desviaron recursos para beneficios personales, que están a tiempo de regresarlos.

En esta lista están algunos gobernadores que tienen investigaciones en su contra, como exgobernadores que se encuentran bajo procesos legales, que ahora no podrán usar su fuerza y relación.

El presidente de la república tenía razón cuando consideraba que los narcos “son niños de pecho” en comparación con los “delincuentes de cuello blanco”, que resultaron muy ambiciosos y astutos para robar y saquear los recursos en México.

La lista de los políticos implicados en asuntos de robo de recursos o de malos manejos es interminable.

Es posible que dentro de peces gordos haya más priistas, situación que le preocupa al PRI, a sus dirigentes, como también al PAN y al mismo PRD, que sus gobernadores resulten acusados por corrupción.

 

 

AUMENTA LA MALA IMAGEN

 

 

Los partidos políticos en México están enfrentando su peor escenario político, no sólo perdieron la confianza de los electores mexicanos que es esencial para la democracia, en esta ocasión, los mexicanos desconfían de los partidos y los políticos para que representen sus intereses.

En la lista de los corruptos más buscados destacan aquellos políticos que vendieron mejor su imagen.

El próximo año 2021 será una prueba electoral muy importante para el PAN, PRI, PRD y todos los partidos políticos, pero con las acciones emprendidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, será muy difícil que los ciudadanos puedan volver a confiar en los políticos en México.

En la elección del 2018, los ciudadanos echaron a la mayoría de los políticos de sus cargos y le retiraron la representación a la mayoría de los partidos; sin embargo, la gran prueba será en el 2021, cuando los políticos regresen a pedirle el voto a los ciudadanos.

El otro asunto puede ser que los electores mexicanos tengan una memoria muy corta y se olviden de todas las denuncias de corrupción, de los procesos legales por las malas decisiones tomadas por los expresidentes y el gran costo político y económicos que les heredaron a los mexicanos.

A esto hay que agregarle que hay una desconfianza a las instituciones, y el ejemplo es muy claro, hay una total pérdida de confianza a las policías federales, estatales y municipales, al Poder Judicial, debido a que tienen al 90 por ciento de impunidad.

A esto hay que agregar que los políticos han engañado por siempre a los ciudadanos, esas mentiras históricas pueden jugar un papel relevante en el momento de ejercer el poder del voto en el 2021.

El otro aspecto relevante es que los escenarios políticos y de medios de comunicación cambiaron radicalmente en México, las redes sociales están jugando un papel preponderante, situación que puede ser un elemento adverso para los viejos partidos políticos.

Y el ejemplo es que ninguna campaña de posicionamiento del PAN, PRI y PRD han arrojado resultados.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El aspirante a la gubernatura por el PAS, Héctor Melesio Cuén Ojeda, se sentó a platicar con el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, seguramente tocaron muchos servicios públicos relacionados con el municipio de Culiacán, que están inconclusos.

…La pregunta que nos hacemos, es si los próximos candidatos seguirán siendo desconocidos como la mayoría de los que fue electos en el proceso del 2018.

…La detención de Emilio Lozoya, priista y Genaro García Luna, panistas, golpea severamente al panismo y al priismo para los procesos electorales futuros.

…La actitud asumida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, obligó al sector empresarial a lanzar su código de ética y su actitud frente a la sociedad mexicana. Es interesante.

…En la mira de las investigaciones, ahora los expresidentes, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, mal para los panistas y priistas que desean regresar al poder tendrán que cargar con esas malas imágenes.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar