EL RETO DE MEADE

El gran reto para José Antonio Meade es lograr un crecimiento acelerado en su campaña, recuperar los puntos perdidos, que alcanzar al candidato del Frente Amplio, Ricardo Anaya y convertirse en la competencia de Andrés Manuel López Obrador.

La candidatura de Meade nació atrapada en las redes de intereses políticos de Enrique Peña Nieto, con el que tiene que hacer un rompimiento creíble; con su equipo de priistas alejarse de la conducción del dirigente nacional Enrique Ochoa Reza y su equipo deberá intentar recuperar la estructura partidista y hacer que los estados que gobiernan hagan su trabajo.

El candidato priista deberá replantear su discurso, tendrá que visualizar con claridad la problemática que demandan los mexicanos; hacer que sus planteamientos tengan eco en los liderazgos de legisladores federales priista, gobernadores y alcaldes.

El trabajo que requiere Meade en este proceso electoral exige mucho esfuerzo, trabajo en equipo, negociaciones de carácter político y un trabajo eficiente para recuperar la confianza de los electores para que voten por el PRI.

En el periodo de campaña los planteamientos de Meade deberán mostrar su contundencia y convencer a los priistas y los panistas de que deben apoyarlo.

En este proceso electoral son los priistas que se encuentran en el esquema más bajo, saben que los ánimos de los mexicanos no le ayudan, que deben alcanzar Anaya y competir contra López Obrador, pero la tarea no es fácil.

El otro aspecto que golpea al PRI es que operadores de las regiones políticas están a cargos de personas cuestionadas, es el caso de Manlio Fabio Beltrones, encargado de la zona norte, pero carga su fama CON los señalamientos de desvío de dinero del PRI en Chihuahua, denuncia que investiga el gobernador panista Javier Corral.

En otras entidades hay ex gobernadores, ex senadores y ex dirigentes que están cuestionados, y fueron designados como coordinadores de la campaña presidencial de Meade. Es posible que esto sea corregido en el camino, pero no es una tarea fácil.

A estos aspectos hay que sumar que los casos de corrupción de los ex gobernadores golpean a la imagen de los priistas, ligan estos hechos de corrupción con desempeños del priismo.

A esto hay que sumarle la molestia que hay en los electores, que considera apoyar a cualquiera menos el PRI, esto pone en una situación muy compleja la campaña de Meade que tiene que luchar contra la corriente.

La última encuesta del Periódico Reforma, con la que cerro las precampañas los candidatos quedaron 33 por ciento para Andrés Manuel López Obrador; 25 por ciento para Ricardo Anaya y 14 por ciento para José Antonio Meade.

 

 

EL PRI LE TEME ANAYA

 

 

Los priistas han visto el surgimiento de Ricardo Anaya, su carrera política en el seno del PAN, su desempeño, sobre todo, cómo se convirtió en el peor enemigo del PRI, de Enrique Peña Nieto y el sistema priista.

La estrategia que uso Anaya para atacar el PRI y defenderse de los ataques del gobierno fue eficaz, creo que mostró habilitad y de la actitud firme de seguir su proselitismo político.

Pero los amarres que le ha hecho el gobierno al candidato del Frente Amplio son muy fuertes, difícil de librar dado que son de una presunción de lavado de dinero.

A estos ataques legales, tiene que agregar que su tarea será convencer a los panistas que voten por él, porque muchos están decididos de apoyar a Margarita Zavala, por otra parte, hay otros panistas que están tendiendo puentes con Andrés Manuel López Obrador, asunto no es fácil para Anaya.

A esto hay que agregarle que en la mayoría de los estados en donde gobierna del PAN, los panistas están divididos, otros prefieren no respaldar Anaya, debido a que es señalado de traiciones políticas.

En el caso de Sinaloa, es posible que muchos de los electores que le otorguen el voto a Héctor Melesio Cuén Ojeda, como candidato a senador por el Frente Amplio, no se lo darán Anaya.

Esta competencia que realizará el Frente Amplio está plagada de obstáculos para su candidato presidencial, que definitivamente comenzó una lucha política contra el PRI en donde no habrá reconciliación.

 

 

BRECHANDO

 

 

…En Sinaloa, al parecer el coordinador de la campaña de José Antonio Meade será el ex gobernador Jesús Aguilar Padilla, aunque algunos habían propuesto al ex gobernador Juan Millán.

…Los sinaloenses que están en el equipo de Meade, pueden hacer un buen trabajo político, pero tendrán que dedicarle tiempo para hacer amarres políticos.

…El que se encuentra muy activo es Héctor Melesio Cuén Ojeda, que está trabajando en la estructura partidistas, con quienes cuidarán la casilla y quienes defenderán el voto.

…El candidato a senador por el Frente Amplio, Cuén Ojeda, saldrá a la ciudad de México atender reuniones de alcance nacional.

…Los candidatos al senado por el PRI, Mario Zamora y Rosa Elena Millán, tienen que invertirle tiempo y dinero.

…La competencia que están encontrando los alcaldes que buscan la reelección están encontrando una fuerte competencia.

…Al que no le han salido sus jugadas es al panista Roberto Cruz, que habla de muchas estrategias, pero poco trabajo político con la gente.

…La coordinadora de la campaña del candidato de Morena, Tatiana Clouthier, seguramente hará amarres políticos con muchos panistas que se identificaron sus las propuestas del Maquío.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar