EL RETO DEL PAN

A sus 80 años de fundado, el Partido Acción Nacional proyecta en convertirse en una “alternativa de los mexicanos” en el 2021, según declaración de su dirigente nacional Marco Cortés, que asegura que trabaja hacía dentro con los panistas y hacía fuera con la sociedad.

Es indiscutible que a los panistas le está pesando la vejez del partido, que tiene sueños para renovarse y reinventarse; sin embargo, hasta el momento no ha dado la señal de qué forma lo haría.

Los panistas arrastran todos los negativos que dejaron sus gobernantes Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, que todavía están en la lista de la corrupción que tiene en sus manos el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el 2018 el PAN dejó de ser alternativa electoral para los mexicanos, su candidato presidencial fue derrotado y sus políticos fueron emplazados a cambiar el rumbo de sus estrategias y asumir un cambio en donde se evidencie la transparencia.

Los panistas cumplen sus 80 años el 16 de septiembre, pero la celebración la iniciarán el 17 de septiembre con conferencias y platicas acerca de la democracia.

En los estados no se ve el trabajo que dice Marko Cortés que está realizando, es posible que las elecciones estatales sean parte de esa renovación, pero los resultados no han sido nada halagadores, debido a que los panistas quedaron fracturados y débiles para competir en el 2021, cuando tengan que renovar las gubernaturas que gobiernan.

En sus aspiraciones el PAN desea convertirse en la oposición más significativa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero no ha logrado encontrar una estrategia política que le arroje resultados. La última acción es que los diputados abrieron señalamientos contra Manuel Bartlett Díaz; sin embargo, de un solo golpe López Obrador los descalificó al decir que es un ataque de los neoliberales resentidos que cometieron los abusos en gobiernos anteriores, golpe que difícilmente los panistas pueden librar.

Los panistas todos los días están recibiendo señalamientos por parte del gobierno federal, hay expedientes pendientes de investigar y otros están en curso, situación que los dirigentes lo saben.

EL LIDERAZGO DE “ALITO”

La pasada elección del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, mostró una realidad muy diferente del priismo, que no son los 6 millones 764 mil 615 que dice el Instituto Nacional Electoral que tiene dicho partido como miembros.

La organización priista no sintió la inyección de poder político que debió experimentar con el arribo del nuevo dirigente, que seguramente se está rascando la cabeza para ver qué hacer para levantar las expectativas para el 2021.

Los priistas le dijeron con su actitud a los dirigentes y dueños del PRI, que no están dispuestos a seguir construyendo más farsas políticas, que no es posible rescatar el partido con propuestas cosméticas y que no se trata de sentimientos políticos, de lealtades, sino de proyecto político.

Las organizaciones políticas, que son los pilares que sostienen al PRI, como la CNOP, CNC y CTM, son inexistentes, existen en el organigrama del partido, pero han perdido toda su fuerza y representación.

Los priistas tienen puesta su esperanza en las gubernaturas que gobiernan, que las puede ganar en el 2021, pero existen mayor posibilidad de que las pierdan, hay quienes no le dan ninguna posibilidad de triunfo en los estados.

Los gobernadores priistas fuertes no le alcanzan para imponer candidatos a gobernador, creo que en algunos casos le alcanzaría para negociar con el partido en el poder, en éste caso con MORENA.

La situación para los priistas es más complicada que para los panistas, porque se encuentra en la tercera fuerza política nacional y la segunda en Sinaloa. El asunto es que los electores rechazan igualmente al panismo que al priismo y ganar el voto en el 2021 será un reto extraordinario.

El dirigente “Alito” si está pensando en crear una nueva membresía partidistas, le llevará mucho tiempo porque los jóvenes no serán fáciles de convencer.

El único partido que tiene ventajas es MORENA, y hay una razón, porque la figura significativa es Andrés Manuel López Obrador, que los cohesiona y se impone.

BRECHANDO

…El ex gobernador de Sinaloa y ex candidato a la presidencia de la república, Francisco Labastida Ochoa, lamenta que no haya llegado a la presidencia Cuauhtémoc Cárdenas porque hubiera ayuda a buscar un camino de crecimiento económico con distribución del ingreso.

…El alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, es víctima del manejo político más intenso que haya enfrentado, los opositores le están tocando las fibras políticas sensibles.

…El presidente Andrés Manuel López Obrador le dio un espaldarazo a Manuel Bartlett Díaz.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, estuvo antier en Ahome, ahora en el Fuerte y todos los días visita una comunidad diferente. El plan es en apoyo a los que menos tienen.

…El gran problema para el despegue del PRI es el ex presidente Enrique Peña Nieto, que hizo el gobierno más corrupto de toda la historia.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar