ELECCIÓN EN UN PAÍS DESBASTADO

El próximo proceso electoral 2018 en México, que arrancará la primera semana del próximo septiembre, está siendo construido sobre un país desbastado, sembrado de cementerios clandestino, de impunidad, corrupción, pobreza democrática y una crisis económica de grandes magnitudes y de profundas desigualdades.

En esta elección del próximo año, el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador ha tenido la magia de unir al PRI, PAN y PRD en su contra, porque enarbola las banderas de una gran mayoría de los mexicanos que no están dispuestos a seguir prolongando la agonía de éste país.

El gran miedo de los líderes nacionales de los partidos, Ricardo Anaya, Enrique Ochoa Reza y el mismo presidente Enrique Peña Nieto, observan que no hay manera de impedir que la gente se siga sumando entorno a López Obrador.

Las encuestadoras en repetidas ocasiones han citado que la elección presidencial se dividirá en tres tercios, lo que significa que tendremos un presidente electo con menos del 30 por ciento de los electores.

En el caso de López Obrador, le temen porque el ya alcanzó el primer tercio, lo que significa que, si el PRI y el PAN siguen cometiendo errores, el crecimiento del aspirante de Morena tendrá un mayor crecimiento electoral.

La explicación política es sencilla, mientras el gobierno federal y los estatales siguen construyendo la destrucción del país, López Obrador habla de “salvar a México”.

En cada rincón del país, los que gobiernan son las mafias, las delincuencias a través de los negocios ilegales, mediante la amenaza, la extorsión, el secuestro y la muerte.

La “guerra “absurda que comenzó el entonces presidente Felipe Calderón, la continua el ejército en todo el país, sin resultados y en donde los ciudadanos han perdido su tranquilidad, la confianza en las instituciones que son las encargadas de proteger y cuidar a las personas y a los bienes.

La pérdida más grande que han registrado los mexicanos es la esperanza, sobre todo, aquellas personas que no encuentran a los familiares desaparecidos y que no tienen la explicación certera de la autoridad.

 

RESCATAR LA PESCA Y LA AGRICULTURA

 

La gran responsabilidad que recibió el gobernador Quirino Ordaz Coppel, en la CONAGO es hacer el trabajo más complejo de cómo rescatar nuestra agricultura y la pesca, dos pilares de la economía de Sinaloa y de la alimentación en México.

Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, no ofrece ninguna certidumbre para los miles de productores agrícolas que saben que no tienen condiciones alentadoras, que están pidiendo que cuando menos no los afecten más que como estaban.

Es indiscutible que el gobernador Quirino Ordaz Coppel, hará lo que él considere procedente, pero no se trata que un solo gobernador arme todo un rescate del campo y la pesca.

Estos dos sectores, el gobierno mexicano se ha empeñado en mediatizar, no elevó las expectativas de la autosuficiencia alimentaria del país, prefirieron fijar las garantías de alimentación en la importación de granos.

En Sinaloa, a pesar de contar con los mejores productores de grano del país, los de mayor vocación y los que más aportan al consumo nacional, enfrentan cada año el peregrinar por las instituciones federales reclamando que el gobierno federal cumpla con los compromisos de apoyos que ofrece.

En realidad, no veo como la CONAGO puede emprender una defensa del campo mexicano y de la pesca, cuando el gobierno ha fracasado en su política de fortalecer los sectores productivos y crear las condiciones de desarrollo en los campos agrícolas y pesqueros.

Es posible que el campo reciba un respiro, siempre y cuando, los gobernadores hagan desarrollos regionales y diversifiquen los cultivos de alcance nacional e internacional, debido a que el potencial existe.

Es de alguna manera organizarse para acudir a los mercados internacionales en forma competitiva o evitar que las importaciones nos inunden de grano, cuando en México se está levantando la cosecha.

Los retos que tiene el país, rebasan a los gobiernos estatales, que se encuentran desvinculados, sin recursos y con una población herida por la corrupción.

 

BRECHANDO

 

…El rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra Liera, a pesar de las limitaciones económicas, está abriendo espacios para admitir el mayor número de jóvenes en los centros de estudio.

…El dirigente estatal del PRI, Carlos Gandarilla, tiene un reto muy grande llevar el nuevo discurso del priismo a los miembros de la organización y construir las posibilidades del 2018.

…La vinculación política priista en el gobierno estatal muestra inconsistencia en su relación con los legisladores, pero también con los grupos políticos que están a la casa de las oportunidades.

…En Sinaloa, el único partido que está trabajando en las comunidades es el Partido Sinaloense y es el que puede tener buena cosecha en el 2018.

…En el caso del PAN, la incertidumbre aún prevalece, porque no hay cohesión política y los grupos siguen enfrentados, aunque está buscando su dirigente Sebastián Zamudio, la conciliación.

…En Mazatlán, la mala imagen que dejó el alcalde Carlos Felton, es obvio que se sumara a los resentimientos que heredó Alejandro Higuera Osuna, lo que pone en duda la fuerza del panismo en el sur.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar