EN RIESGO LA MAGIA

En México hay 121 pueblos mágicos, que intentan vender sus atractivos turísticos, su gastronomía, sus leyendas, su historia, los hermosos paisajes, pero la violencia y los malos gobernantes son sus peores enemigos.

En Sinaloa, tenemos cuatro de esos 121 municipios, olvidados por mucho tiempo por la falta de imaginación de sus presidentes municipales o por el desinterés del gobernador en turno.

En el gobierno de Quirino Ordaz Coppel ha reactivado a estos cuatro pueblos mágicos, con visitas turísticas, es el gobernador que conoce el negocio del turismo, es su fuerte, pero no es suficiente esto, se requiere que los alcaldes Nubia Ramos de El Fuerte; Jesús Guillermo Galindo, en Mocorito; Griselda Quintana García, de Cosalá y El Rosario, Manuel Antonio Pineda Domínguez, deben ponerse la pila para cuidar mejor las bellezas históricas, evitar que construcciones históricas sean demolidas y promover más la gastronomía de estas entidades.

Los municipios no pueden perder su magia, porque tienen mucho que ofrecer, como son su historia, las viejas joyas arquitectónicas, sus historias de música y su variada gastronomía.

Los alcaldes deberán hacer convenios con las editoriales de la UAS y de la U de O, con el propósito de conseguir las ediciones de libros que describen sus historias y que los visitantes puedan adquirirlos.

Los alcaldes deben impulsar más la música regional, sus historias y que estas se reflejen en la vida cotidiana en dichas cabeceras municipales.

El otro aspecto relevante deberá promover los talleres artesanales en donde los visitantes puedan llevar un bello recuerdo del lugar. En todos los municipios mágicos, hay mucho que ofrecer a los visitantes, pero esta tarea les corresponde a los municipios construirla.

En la historia de Sinaloa, quién puede olvidar los orígenes mineros, la presencia jesuita, la evolución política del Estado Interno de Occidente, la creación de la primera imprenta en Sinaloa.

Y si el visitante quiere profundizar acerca de esa población que “encierra historia, tradición y magia, que fue fundada por Francisco de Ibarra en el año de 1563, que surgió en la Villa de San Juan Bautista de Carapoa o Cinaro, al margen del río Zuaque”, deben encontrar esta explicación en los libros que el municipio difunda.

Los alcaldes deben hacer sentir su esfuerzo y su presencia, unidos al esfuerzo de los prestadores de servicios, que pueden ofrecer esa magia histórica y que los visitantes se retirarán con el deseo de regresar.

Los alcaldes deben sentir y promover la cultura, deben impulsar los aspectos regionales y de ser posible, unir esfuerzos entre los municipios y al estado para inventar las artesanías y que el Estado pueda motivar que dichas producciones se distribuirán para su venta en dichas entidades turísticas.

En algunas entidades como Mocorito, como pueblo mágico no cuenta con librería o biblioteca a la que los turistas puedan acudir.

Los informes reflejan que los sembradíos de girasoles son un verdadero atractivo que ha colapsado a Mocorito en este puente, que más del 20 por ciento de los visitantes se regresaron porque no encuentran un lugar en donde comer.

. El gobierno estatal ha respaldado a los municipios, no sabemos si son suficientes dicha ayuda, pero la iniciativa municipal debe hacer lo suyo.

A los alcaldes les interesa lo oficial, las reuniones políticas, el adquirir vehículos nuevos y lujosos, pero en la comunidad la mano del alcalde la gente no la siente y esto es muy delicado.

En ambos municipios hay que reconocerse que hay una excelente gastronomía, pero de no ser en los hoteles, la ciudad tiene poco que ofrecer.

En el caso del El Rosario, las sillas de Matatán, los abanicos o sopladores de palma, como es importante promover el atole de pinol, los tamales rojos, la bola de ponte duro, los famosos pollos a la plaza, los caldos de pescado, e infinidad de gastronomía de la región.

En El Rosario y Cosalá la rica información histórica acerca de la minería, en fin, el tema es interminable.

 

 

LA RECOMENDACIÒN DEL CACHO

 

 

En relación con los comentarios que publiqué ayer en Brecha con relación a la posible creación de Eldorado y Juan José Ríos como municipios, el exsenador Manuel Cárdenas me comenta que no sólo es la encuesta que se debe levantar, el quitarle sindicaturas al municipio de Culiacán, implica preguntarles a las otras sindicaturas si quieren anexarse.

Es evidente que el desprendimiento que genera estos nuevos municipios origina una disminución de población e ingresos, también deberán revisar que puede hacerse viable a uno o convertir inviable a otro.

El otro aspecto relevante será la burocracia que se genera con la creación con otro municipio, entre otras interrogantes que hay que formular, según el exsenador Manuel Cárdenas Fonseca.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno dijo que, con la reducción de recursos a los partidos, Morena quiere eliminar a los adversarios.

…De acuerdo con las informaciones, en el Estado de Zacatecas, hay cinco cárteles que se disputan la venta del fentanilo.

…El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que rifarán el Avión Presidencial, a más tardar en una semana.

…La creación de bandas de música en Oaxaca, es una medida extraordinaria y positiva, ojalá esos ejemplos se reproduzcan en el país, en donde los jóvenes se ocupen de la música y las bellas artes.

…En realidad nos comentan que Mocorito se colapsó el pasado puente, debido a que se llenaron los sembradíos de girasol y la gente abarrotó la cabecera municipal.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar