FALTA MUCHO PARA EL CAMBIO

Es de reconocerse que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho cambios importantes, pero el mismo presidente reconoce, que se requiere que el pueblo mexicano cambie.

Es cierto que el primer paso lo dieron los mexicanos en el 2018, el segundo paso en las elecciones del 2021 y el tercer paso lo deberán dar con base en su conciencia de la necesidad de limpiar a México, de tanta corrupción y farsa política.

Es cierto que el “pueblo no es tonto”, como muchas veces lo ha repetido López Obrador, sabe cuándo las cosas no están bien, no van bien y cuando algún funcionario o empresario se quiere pasar de vivo el pueblo lo atora.

De alguna manera, al romper la cadena de la corrupción de arriba hacía bajo, el presidente sabe que lo difícil es amarrar las manos a los políticos influyentes, a los grandes empresarios, a los gobernadores, y gente que desea que se establezca esos paraísos en México en donde nació, creció vigorosa y se desarrolló la más espantosa corrupción, en donde se trató de que todos la vieran como “parte de nuestra cultura”, como lo dice aquella frase “el que no transa no avanza”, y esto nos llevó a la peor crisis.

Los mexicanos salíamos a las calles preparados con algún dinero para arreglar cualquier problema que se presentara, si esto cambia, entonces empezaremos a ser respetuosos de las leyes y normas que nos rigen.

Es cierto que se ha avanzado en la “toma de conciencia”, sin duda, que la gente ha cambiado, pero todavía nos hace faltar un cambio mayor, que los abuelos influyan en ese pensamiento positivo con sus hijos y nietos, que la cultura limpia recobre su vigor.

La mentalidad del pueblo está cambiando, que es lo más difícil de lograr, porque muchas veces hemos visto que las “revoluciones en México”, cambiaron de mando, pero el pueblo no avanzó y la desigualdad siguió y los terratenientes y caciques recuperaron sus tierras y poder.

El gran reto que tiene el actual gobierno y la gente de Morena, es que haya una auténtica Cuarta Transformación, si la logran vamos a ver a otro México, que seguramente tendremos que cuidar con esmero para evitar que se vuelva a contaminar.

La ruta de la transformación no debe ser sexenal, debe ser permanente, ser respetuosos de nuestras normas y empezar por exigirle al Poder Judicial que sean ellos los primeros en respetarlas, y ser el ejemplo, que la transformación exige.

MENOSPRECIO A LOS CIUDADANOS

Los dirigentes de los partidos políticos en México tienen un menosprecio al ciudadano, a pesar de que con su voto, sufrieron la peor de las derrotas políticas, aún no logran comprender que deben cambiar para acercarse a la gente.

En estos momentos que los partidos están luchando por organizar una resistencia opositora, vemos que en lugar de crecer se desmoronan más, que la gente les perdió la confianza y los castigo con su voto.

En estos momentos que el PAN, se propone renovar su dirigencia nacional, los mismos panistas consideran que no hay las condiciones democráticas para participar internamente, porque Marko Cortés, actual dirigente nacional, está repitiendo todos los excesos que aplicó el entonces Ricardo Anaya, que echó fuera a Margarita Zavala para él convertirse en el candidato presidencial, siendo dirigente del PAN.

Y si los panistas se sienten alejados, sienten distantes a sus dirigentes, con mayor razón, los ciudadanos que sólo simpatizan o simplemente ciudadanos que no tienen partido.

Los panistas que desean participar por la dirigencia sienten que no hay las condiciones democráticas para hacerlo, que el dirigente Marko Cortés, pacto con los dirigentes de los grupos para repartirse el poder del partido político, sin importar otros objetivos o razones.

Los partidos se han quedado solos porque los dirigentes se han apoderado de las organizaciones y ni siquiera voltean a ver a sus miembros y menos tomarlos en cuenta para tomar las decisiones políticas. Esto ocurre en el PAN, el PRI, PAN, PRD y Morena.

En los momentos de tomar las decisiones para designar candidatos a cargos de elección popular, no sólo no son tomados en cuenta los miembros, sino se les invitan a participar en organizar las tareas, pero sin tener la voz ni el voto. Son muy parecidas estas acciones a las dictaduras políticas.

Los ciudadanos han apoyado a López Obrador, aunque no le guste a la clase opositora, porque volteó a ver a los ciudadanos que clamaban apoyo, ayuda de gobierno, y lo que se repartían entre los grandes, ahora se reparten en una gran mayoría de gente de escasos recursos.

Los partidos PAN, PRI y PRD, han estado abiertamente en contra de los programas sociales del gobierno, por una sencilla razón, no quieren que el dinero se reparta entre la gente, ellos desean seguir recibiendo dichos recursos, como lo hicieron a manos llenas.

La cruda realidad, si los partidos no cambian, no tienen posibilidades de regresar al poder, aunque tengan mucha capacidad de manipulación.

BRECHANDO

…Los dirigentes de Morena pactaron con el PRI, al entregarle la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, que preside Rubén Moreira, que por cierto que no tiene muy buena imagen.

…El huracán Nora dejó las carreteras y muchas comunidades con daños que las autoridades deberán atender, tanto el gobernador Quirino Ordaz Coppel, como los alcaldes.

…La tragedia del camión que choco, con rumbo a Sonora y dejó alrededor de 16 muertos y 22 heridos.

…Los asesinatos siguen en las colonias populares, esto es un asunto imparable en Sinaloa.

…El presidente visitará Sinaloa y hará una evaluación de los daños causado por el huracán Nora, lo confirmó el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

…Exhibe en la mañanera AMLO al empresario Alonso Ancira de darle viáticos a Manlio Fabio Beltrones y Rubén Moreira.

…El PAS convocó a los ciudadanos a solidarse con los afectados por las fuertes lluvias que provocó el huracán Nora.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar