FUERZA DISPERSA DEL PRI

BRECHANDO

10-03-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El presidente del PRI, Alejandro Moreno tiene un discurso vacío, no tiene credibilidad cuando se dirige a las mujeres, a los hombres y a los jóvenes, no hay trabajo en las bases de su partido donde desapareció la CNOP, CNC y el sector obrero.

Es un partido no sólo alejado de los ciudadanos y simpatizantes, sino de sus miembros y militantes a los que no toma en cuenta para decir el rumbo a seguir, menos para repartir las candidaturas.

Alito Moreno fue amarrado por Morena a un horcón de la Cuarta Transformación en su tierra natal en donde gobernó, dejó las cuentas nada claras y lo anularon como oposición.

Los grupos corporativos que apoyaban al PRI andan huérfanos cómo son las organizaciones sindicales cetemistas, otros sindicatos oficiales, e incluso el SNTE.

En Sinaloa, el SNTE 53 cuyo líder moral es el priista y exsenador Daniel Amador, con el triunfo de Morena en esta entidad, no encuentra el tradicional acomodo, fue desplazado del control que ejercía en la SEPYC, que encabeza Graciela Domínguez, anteriormente el mando lo tenía Daniel Amador o el secretario general en turno de la SNTE 53.

La lucha que han sostenido contra el gobernador Rubén Rocha Moya es precisamente porque desean conservar esos cotos de poder que le corresponden al gobierno estatal decidir. Antes se usaba para ganar poder en el sindicato, administrar las plazas, cobrar lealtades y ganar cargos públicos con el PRI.

El SNTE es parte de esas organizaciones que vendieron plazas, que las entregaban a cambio de favores, hasta “favores muy personales”, esto ahora esperemos que no se repita.

El PRI no tiene sostenes, se encuentra frágil, débil para salir a competir por los cargos públicos en Sinaloa y en el país.

Los auténticos priistas saben que está fallando la dirigencia nacional de este partido, que el presidente es Alejandro Moreno, pero el auténtico líder es el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Las organizaciones sindicales quieren reventar al gobierno de Rubén Rocha Moya para que les devuelve sus cotos de poder, aunque vemos que la secretaria de educación, Graciela Domínguez esta atrincherada para evitar el regreso de la 53, a retomar el control de plazas y el manejo de personal en esa dependencia educativa.

Otra organización sindical poderosa priista es el sindicato petrolero, que mantuvo el poder en esta renovación y mantiene la lucha del poder contra todo lo que ha pretendido el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El corporativismo fue el gran poder que ejerció el PRI, pero hay una tendencia a terminar con estas estructuras, dado que el gobierno busca mejorar las condiciones de los maestros y de los trabajadores en general, antes los lideres sindicales asumían ese papel.

La situación no es sólo compleja para el PRI, sino para todo el corporativismo, a sus organizaciones pilares que prácticamente han desaparecido y que el gran reto es retomar el rumbo o sucumbir. La actitud de Morena es que las organizaciones sindicales se democraticen, que sus dirigentes sean electos sin coacción, sin presionar a los miembros de la organización, que puedan emitir un voto libre y secreto.

El gobernador Rubén Rocha Moya, hace una clara separación entre el quehacer partidista del PRI, del SNTE y de Morena, anteponiendo los intereses como gobierno.

En fin, el priismo y sus organizaciones seguramente encontrarán su rumbo, pero no podrán seguir haciendo negocio con los recursos públicos.

MÁS BRECHANDO

…En las fotos que pudimos ver que los soldados ucranios traían en sus hombros, estandartes las zuaticas nazis. Son nazistas.

…Los ucranianos nos pidieron armas, tengo dos resorteras que quiero saber sí les pueden servir. Son buenas de hechura gringa. Las armas que piden no las tengo.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar