JUNIORS Y AMIGOS

BRECHA

04-04-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El principal reclamo que hay que hacerle al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado y al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, que no nos mientan, que en Sinaloa no habrá la tan llevada y traída Cuarta Transformación.

En Sinaloa, es evidente que hay un gobierno hibrido, en donde el exgobernador Quirino Ordaz Coppel, sigue cogobernado, exigiendo por su traición al PRI, que no se le revisen sus cuentas por el gobernador Rubén Rocha Moya ni por el gobierno federal, aspectos que nos cuesta trabajo que el presidente López Obrador haya aceptado.

Los sinaloenses votaron por la transformación, pero no habrá nada de eso en esta entidad, son discursos nacionales, ojalá y me equivoque y me tengan que tragar estas palabras, aun siendo yo un defensor de la política de López Obrador.

En Sinaloa, a cuatro meses de gobierno de Rocha, se advierte que los operadores de Rocha con sus hijos, jóvenes que no tienen experiencia y han llevado a los cargos a sus amigos y cuates.

El presidente de la república ha puesto distancia entre sus hijos y su quehacer público, pero en Sinaloa no ha ocurrido tal cosa, debido a que dejan ver un desconocimiento de lo que significa el quehacer público.

En el caso de la “inmunidad que exigió Quirino Ordaz Coppel, como se comenta en los pasillos por priistas molestos por la traición del exgobernador que los aniquiló”.

De acuerdo a la exigencia de “inmunidad de Quirino”, es posible que el gobernador Rocha Moya, pida lo mismo al terminar su administración.

En Sinaloa y en México, los mexicanos están cansados de la corrupción, de que roben y no se lleve a los responsables a los tribunales, es inaceptable que el gobierno federal acepte esto.

En las mañaneras todos los días el presidente describe como los gobiernos de Vicente Fox Quesada, de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, se robaron y saquearon al país, en Sinaloa no puede ser la excepción, es increíble que digan que no hay corrupción.

El ofrecimiento que hizo Rocha Moya en campaña corre el riesgo de no cumplirse, que fue rollo, que no hay una idea clara para transformar Sinaloa.

El mayor reclamo que los mexicanos le hacen al panista Felipe Calderón y al priista, Enrique Peña Nieto, que llegara con sus amigos, con sus empresas “preferidas” como lo ha dicho hasta el cansancio López Obrador, para robar o hacer negocio a la sombra del poder público sería muy lamentable que el esquema se repita en Sinaloa.

El otro aspecto que es signo de preocupación es que el gobierno de Rocha Moya esta peleado con los maestros, tiene abierta confrontación con el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, tiene un pleito casado con Guillermo Benítez, presidente municipal de Mazatlán y con Gerardo Vargas Landeros, presidente municipal de Ahome, son obvias las diferencias presentes y futuras.

El escenario del nuevo gobierno no es de coordinación, de trabajo y construcción, tampoco los sinaloenses quieren un López Obrador, en el gobierno estatal.

Los ayuntamientos están quebrados, están llevándose a Morena a los alcaldes como si esto fuera lo más importante o la solución a las carencias, cuando la realidad de los 18 municipios es preocupante por la falta de recursos.

El alcalde Jesús Estrada Ferreiro, está sufriendo el acoso del gobernador Rocha Moya, cuando creo que no es el objetivo del gobierno estatal.

En esta confrontación, creo que está clara la ausencia del secretario general de gobierno, Enrique Inzunza Cázares, cuya soberbia debe dejarla a un lado y tratar de hacer el papel que el gobernador Rocha Moya ha dejado de hacer.

Esto es lo que algunos sinaloenses están viendo desde fuera del gobierno estatal, ojalá y estemos equivocados.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar