QUIRINO EXPULSADO

BRECHANDO

01-04-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El PRI cumplió su amenaza, el exgobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel fue expulsado por haberle aceptado la embajada de España al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al parecer a Quirino Ordaz Coppel le están cobrando varias facturas en una, oficialmente su expulsión es por aceptar la embajada de España, pero al exgobernador se le acusa de contribuir a la caída estrepitosa del PRI en Sinaloa, al cambiar el esquema tradicional de incorporar al gabinete a miembros distinguidos del priismo; también porque desde su campaña hizo a un lado a los priistas y realizó un proselitismo sólo.

El aspecto más grave es la derrota que sufrió el PRI en Sinaloa, como también se le señala de no apoyar al senador Mario Zamora, en su campaña a gobernador como candidato de la alianza.

En realidad, Quirino Ordaz Coppel significa el mayor desquite de una elite dirigente que está molesta con Quirino porque este es un duro golpe político a la Alianza por México, organización integrada por el PRI, PAN y PRD.

La expulsión de Quirino Ordaz Coppel es la expresión de la más grande crisis que está viviendo el PRI, que de alguna manera fue el detonador de un desgrane del partido prácticamente imparable.

En Sinaloa, Quirino fue candidato a gobernador a propuesta del partido Verde Ecologista y los priistas lo hicieron su candidato, un “dedazo del entonces presidente Enrique Peña Nieto, que prácticamente el presidente obligó al entonces Mario López Valdez a sacar adelante la candidatura de Quirino, sacrificando a un priista reconocido como es Aarón Irizar López, que tenía las posibilidades de triunfo, marginando a Gerardo Vargas Landeros, también priista, Alfredo Villegas, entre otros priistas que buscaban la candidatura a gobernador.

La base priista nunca fue tomada en cuenta para definir la candidatura de Quirino Ordaz Coppel, como la de ningún otro priista, debido a que las designaciones las hacía el presidente en turno.

El PRI está mostrando una impotencia terrible, de no poder detener a sus miembros como lo hizo muchos años, cuando no había opción, ahora los primeros en salirse del PRI en Sinaloa fueron Sergio Torres, para irse como candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano.

En estas listas de priistas importante salió Rosa Elena Millán, que terminó siendo candidata de otro partido en formación.

Y lo cierto, es que algunos priistas importantes estaban jugando sus fichas con Rocha Moya, que de alguna manera tenían la mayor fuerza partidista y que se notó en el resultado con el que ganó el candidato de Morena.

En este contexto político, no hay que descartar el buen trabajo que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, que trato con deferencia al gobernador Quirino, que no lo investigó en los asuntos que le señalaban ante la fiscalía general de la República y que finalmente ganó con una de las embajadas más peleadas para México.

El otro aspecto relevante es que Morena se llevó al “mejor gobernador priista”, que las encuestas lo pusieron los seis años en el segundo lugar nacional, pero no tenía la fuerza suficiente como para dar la pelea y conservar el estado para su partido, dado que la intención de López Obrador era quitárselo al PRI.

El actual gobernador Rubén Rocha Moya, trabajo con Jesús Aguilar Padilla y con Quirino Ordaz Coppel, en cargos muy cercanos porque elaboraba discursos.

En la práctica política, Rocha Moya fue considerado un candidato híbrido, entre priista y morenita, razón por la cual, tuvo éxito, aunque no pueden negar que en el momento de la definición Héctor Melesio Cuén Ojeda, jugo un papel importante para que el candidato fuera Rocha Moya y no Guillermo Benítez.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar