LA FISCALÍA SIN RESULTADOS

BRECHANDO

25-05-2022

Antonio Quevedo Susunaga

La fiscal de Sinaloa, Sara Bruna Quiñonez, aclaró que no es cierta la información que la Secretaría de Seguridad difundió en la Mañanera, de que había ordenes de aprehensión en el caso del asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez.

¿Mala coordinación? ¿o en la Mañanera difunden también mentiras?

De acuerdo a lo dicho por la fiscal, hay tres o cuatro líneas de investigación, ninguna de ellas ligadas al quehacer periodístico de Luis Enrique.

En la conferencia la fiscal volvió a reconfirmar su compromiso de investigar a fondo el caso y que no quede impune, como la mayoría de los asesinatos de periodistas y de homicidios de alto impacto.

Las autoridades estatales y federales se han dedicado a llevar un recuento de los homicidios, jugar con las cifras de este año con el año anterior; de este sexenio con el sexenio anterior, pero no sabemos cuántos se han resuelto, cuántos siguen impune.

En cuanto a los hechos violentos ocurridos el lunes en la Campiña, el bloqueo del puente de la Isla Musala, la fiscal Sara, habla de su preocupación, pero se quita toda responsabilidad al decir que no es un caso de su competencia.

Las autoridades se deslindan al decir es un asunto del fuero federal, aunque la balacera ponga en riesgo a ciudadanos comunes y corrientes, a pesar de que los niños están pecho tierra. ¿Entonces en dónde está el papel de nuestras autoridades estatales?

La fiscal de Sinaloa y el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, deben revisar qué medidas de prevención del delito han implementado en Sinaloa, qué hacer para desarmar a tanta gente que circula con armamento poderoso.

En los culiacanenses que caminan desde muy temprano en el malecón nuevo se quejan, que hay ocasiones que vehículos usan el malecón para circular, sin que haya una autoridad estatal o federal que ponga orden. Muchas veces obligan a corredores y trotadores a bajarse del malecón.

La otra medida es que, tal parece, que los retenes de las policías municipales y estatales están hechos para los ciudadanos y no para detectar y detener a los delincuentes que circulan con impunidad.

Los gobiernos federal, estatal y municipal se han olvidado de echar andar programas para prevenir el gran consumo de las drogas, cristal, fentanilo, cocaína, mariguana y otras, y se concretan a decir que están destruyendo laboratorio, pero en las calles de las colonias hay un consumo desbordado de estas drogas.

El asunto es que las familias que tienen jóvenes con adiciones no cuentan con los recursos para atenderlos, como tampoco hay programas de atención es puro rollo.

Es evidente que hay una falta de coordinación de las acciones de las dependencias de salud contra las adiciones tanto municipales, que al parecer no existen, con las estatales y federales.

Es indiscutible, que los más afectados son los jóvenes de más escasos recursos, cuyos problemas provocan una desintegración familiar, que las autoridades no pueden cerrar los ojos al respecto.

Los temas de inseguridad requieren una atención especial tanto del gobernador como del presidente, pero no a nivel político o en el discurso, en la vida real que sufren las familias.

Es demagógico que digan que todos los días trabajan para atender los problemas de la inseguridad, pero no hay castigados y el 95 por ciento de los crímenes siguen impunes.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar