PANISTAS EN CAMPAÑA

Los gobernadores panistas anticiparon el arranque del proceso electoral del 2021, son la parte más salvable del PAN, los que pueden encabezar algún liderazgo en sus entidades que gobiernan.

El señalamiento del presidente Andrés Manuel López Obrador es que grupos panistas se encuentran atrás de la toma de la presa “La Boquilla”.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se pronunció en relación al conflicto que se vive por el agua de las presas federales ubicadas en la entidad, en las que acusó al presidente de “mentir” con la exposición de los hechos y darle un giro “político electoral” a su favor, ya que confluyen varios intereses políticos en torno al problema.

Los excesos que el gobernador Javier Corral, le critica al presidente, seguramente no se da cuenta o quiere ocultar, que los panistas de Chihuahua, iniciaron lo que es el proceso electoral, por el interés de conservar la gubernatura.

Es evidente que, a dicho movimiento de tomar la presa, se le invirtió dinero, en apoyo de una multitud desarmaron a los elementos de la Guardia Nacional, los detuvieron y creo que aquí es en donde está el error, que fueron “civiles armados” los que “emboscaron” a los pocos elementos de la Guardia Nacional. y hay quienes comentan que son presuntamente gente del narco.

Este hecho de Chihuahua marca lo que de alguna manera el PAN busca, iniciar el proceso electoral, entrar en una mayor confrontación política directa con el presidente de la república, con el propósito de ablandarlo y bajarlos de los altos niveles de aceptación social que tiene.

Los gobernadores panistas traen un activismo intenso contra el gobierno de Cuarta Transformación, primero todos se opusieron a las medidas sanitarias y entraron a golpear todo lo que hiciera López Obrador y su equipo de autoridades de salud.

El tema que abordaron, es exigir más dinero para solucionar los gastos de la pandemia, y al no lograr más dinero, tuvieron que cambiar de tema. Pedían salirse de la coordinación federal, argumentando que no les llegaba dinero suficiente y que la federación se queda con mayor parte. Y si esto fuera poco, se salieron de la Conago, en señal de descontento.

En esta ocasión, el gobierno panista de Chihuahua, mueve a los campesinos para exigir más agua, aunque se les garanticen, desean que no se cumpla con el tratado que tiene firmado México con Estados Unidos.

El asunto es muy claro, complicar el problema del agua, y en éste tema, se metió a operarlo directamente el gobernador Javier Corral, obviamente siguiendo toda una estrategia política.

 

HARTOS DE LA CORRUPCIÓN

 

En las próximas elecciones del 2021, tal parece que los electores mexicanos caminaran por un sendero muy parecido al del 2018, el hartazgo de la corrupción.

Los estudios realizados por los encuestadores indican que las pasadas elecciones del 2018, la gran mayoría de los mexicanos votaron porque están cansados de la corrupción.

Los mexicanos sintieron la más grande frustración al comprobar que el gobierno de Vicente Fox, había fallado, sin embargo, le dieron una segunda oportunidad con Felipe Calderón, que su gobierno fue pésimo y con más errores que el foxista, al grado de que es calificado como el “protector de narcos”.

Los panistas deben preocuparse, porque los ciudadanos todavía no le abren la puerta, deberán hacer cosas que demuestren que son honestos, que desean trabajar con los mexicanos y que actuarán con honestidad, cosa que son los militantes del PAN los que tienen que demostrar.

Los electores siguen hartos de la corrupción, antes porque la vivían, ahora porque tienen toda la información de que dichas tesis de corrupción se comprobaron y rebasaron lo imaginable.

El proceso electoral del 2021, todo hace suponer que los viejos partidos corruptos seguirán siendo castigados, que quedarán al margen del poder y que los ciudadanos les exigen un cambio desde el 2000, que votaron por Fox.

Es posible que, si la Cuarta Transformación llenó las expectativas de los ciudadanos, que sigan votando por los candidatos de Morena, situación que preocupa extraordinariamente a los panistas que pueden perder las gubernaturas gobernadas y quedar fuera de la jugada electoral para el 2024.

La preocupación del PAN, PRI y PRD, no deben preocuparse tanto por los candidatos de Morena, deben preocuparse por lo que están pensando los electores, el descontento que aún perdura.

 

BRECHANDO

 

…En Sinaloa, el trabajo que realiza el gobernador Quirino Ordaz Coppel, será el más importante para tomar las decisiones electorales de candidaturas en el 2021.

…El riesgo para Morena en Sinaloa, es que pierda distritos electorales, alcaldías, por el pésimo desempeño de diputados y alcaldes, que no aprendieron en estos tres años.

…El trabajo del dirigente estatal del PRI, Jesús Valdés, ayudará a los priistas leales a seguir participando con las bases del partido, pero obviamente que puede haber descensión que ponga en riesgo los triunfos que esperan.

…Los panistas en Sinaloa, no se han puesto de acuerdo, razón por la cual, no representan ningún peligro electoral para Morena y el mismo PRI.

…En el caso del PRD y Movimiento Ciudadano, son partidos que esperan obtener los votos de una inercia electoral, pero trabajo no han realizado como para devolverle la confianza a los electores.

 

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar