LA DESCONFIANZA PRESENTE

El proceso electoral en México arrancó en medio de la pandemia, de una oposición política debilitada por la desconfianza de los electores mexicanos y un alejamiento de los partidos de las banderas sociales.

Los ciudadanos en esta elección del 2021, están mejor preparados que en la elección del 2018, están más críticos, son más exigentes, están más informado del quehacer de los partidos y de las clases políticas que están viviendo su peor crisis.

Entorno a este escenario, la oposición que era considerada la más organizada, en este caso el PAN, está siendo exhibida como la más corrupta que haya habido en México, que el papel de los senadores y diputados, que vendieron su voto, golpea muy negativamente en la mente del electorado.

En esta elección del 2021, en donde los panistas querían convertirse en la opción, han aumentado su presión política, han elevado la entidad de confrontación contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, que se mueve en un territorio muy conocido durante toda su vida.

Es obvio, que mientras el presidente este informando en sus Mañaneras, no hay manera de manipular la información y la población.

Los gobernadores panistas son la única fuerza organizada que tiene el PAN, que rebasa las posibilidades que pueda ofrecer Marko Cortés, al frente del partido; sin embargo, la mitad de los gobernadores panistas son vulnerables, les gusta el dinero, tienen cola que les pisen, en sus momentos oportuno, corren el riesgo de ser llamados para sentarlos en el banquillo de los acusados.

En esta elección en donde se contempla la participación de alrededor de 94 millones de mexicanos, el PAN, PRI y PRD, son débiles fuerzas opositoras para ganar la mayoría de los 21 mil cargos que estarán en juego, sobre todo, las 15 gubernaturas que serán renovada, y de las cuales, las encuestas calculan que Morena puede ganar entre 12 y 14 de ellas.

Las estructuras partidistas, definitivamente no ofrecen una garantía de competencia electoral en este proceso electoral que se arrancó.

 

 

DERROTAR AMLO

 

 

La tarea no está fácil, de alguna manera, el candidato a vencer en este proceso electoral del 2021 será el presidente de la república, que le puso muy alta la canasta a los candidatos y partidos.

La solides del presidente López Obrador, obviamente que tiene una clara explicación y es lo siguiente:

El programa Sembrando Vida, según el cálculo hecho por Andrés Manuel López Obrador en Perote, Veracruz, puede generar más empleo que las plantas de armadores de las empresas automotriz.

Estos recursos que está entregando el presidente son grandísimos para la población, estimados en 120 mil millones de pesos, que llegan directamente al bolsillo de mexicanos de escasos recursos, personas que estarían dispuestos a defender dichos programas.

En otro renglón, los apoyos entregados a madres trabajadoras, cosa que nunca se había hecho, ni siquiera por el PRI, que era el único que tuvo programas sociales, que al parecer son 11 mil 139 madres que están recibiendo los apoyos.

A estos hay que sumarles a los adultos mayores, a los jóvenes construyendo el futuro, a los miles de estudiantes que está recibiendo las becas en las universidades, a los micro empresarios que están recibiendo los apoyos, en fin, creo que, por primera vez, en la historia, el gobierno federal está respondiendo a las clases más desprotegidas de México, que son los que votan y los que seguramente le refrendarán el apoyo en el 2021, como lo hicieron en el 2018.

Los partidos deberán mejorar sus propuestas a estas que aplica el actual gobierno, que lo respalda Morena y que son los que saldrán a tratar de ganar las 15 gubernaturas que serán renovadas en el 2021, como a mantener la mayoría en la Cámara de Diputados y Senadores.

El problema para los partidos de oposición, no es Morena, tampoco los candidatos contra los que competirán, son los millones de mexicanos, que cuando menos, sabemos que el 70 por ciento apoya los programas sociales de López Obrador.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Las autoridades sanitarias de salud del país, han felicitado al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y al secretario de salud, Efrén Encinas, por el gran esfuerzo para manejar la pandemia con eficiencia, tarea que no ha sido nada fácil.

…Andrés Manuel López Obrador cumplirá su compromiso que hizo con el entonces presidente, Enrique Peña Nieto, en el sentido de no sentarlo en el banquillo de los acusados. Los que si deberán preocuparse son del ex secretario de hacienda Luis Videgaray, hacía bajo.

…En el caso del ex presidente Felipe Calderón, no se debe preocupar mucho por Andrés Manuel López Obrador, sino por las acciones de las autoridades norteamericanas, que pueden pedir su extradición y meterlo en la cárcel.

…En el caso del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, considero que no será fácil proceder contra él, para procesarlo. De juzgarlo, dependerá del rumbo que tomen las investigaciones en Estados Unidos.

…El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, puede terminar repudiado por el resto de los gobernadores, acorralado por sus errores y excesos, y sus compromisos con las bandas criminales que operan en su entidad.

…El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de hacienda y el Fiscal General de la República, traen los hilos en la mano investigando la corrupción en el PRI, contra Manlio Fabio y los operadores del ex presidente de la república.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar