NO MÁS SIMULACIÓN

Antonio Quevedo Susunaga
Brecha

El presidente de la república, Enrique Peña Nieto, se reunió con los gobernadores para analizar el asunto de la violencia en el país y los asesinatos de periodistas, un tema recurrente, con constante tomas de medidas “de seguridad” que no han arrojado resultados.

Las medidas de “protección a periodistas” no existen, son parte de discursos políticos de la autoridad que no ha tenido la voluntad para combatir la violencia, la impunidad y la inseguridad en todo el país.

Los periodistas no necesitamos una protección especial, si el gobierno tiene la voluntad de aplicar la ley, de garantizarle al ciudadano en general su protección. Los periodistas no debemos ser profesionales de excepción, tampoco debe haber medidas especiales para cuidarnos, si el gobierno hace respetar la ley es suficiente.

El gobierno de Enrique Peña Nieto y los gobernadores saben muy bien qué han hecho y qué han dejado de hacer para proteger a la sociedad. También saben cómo han permitido armar a los delincuentes para luego salir a combatirlos. Y esto se convierte en el gran negocio para muchos.

La revisión que hace el presidente Peña Nieto con los gobernadores debe ser auténtica, evitar la simulación y arrojar resultados que la sociedad está esperando, no sólo los periodistas.

Es indiscutible   que el periodismo se convirtió en la profesión más riesgosa, porque el delincuente al verse denunciado, busca callar la verdad y muchas veces asesinando con toda la impunidad, como ocurrió con Javier Valdez y con muchos otros periodistas en el país.

Las medidas que echó andar el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, todas fracasaron, la violencia en el país se multiplicó con toda y la presencia del ejército, la marina y la PGR. ¿Por qué?

La sociedad está recibiendo verdades a medias del gobierno federal, el país se encuentra aborde de la inestabilidad social y los gobernantes no quieren darse por enterados.

La gente no quiere anuncios de nuevas medidas, de acciones para combatir la impunidad. La sociedad reclama resultados y que los gobernadores asuman su compromiso y si no pueden con el paquete que renuncien.

En Sinaloa advertimos un Fiscal General, Juan José Ríos Estavillo, temeroso, desorganizado y sin el equipo humano capaz de entrar a una acción decidida y fuerte contra una delincuencia que esta imponiendo condiciones, definiendo su coto de poder para seguir en la impunidad.

LA IMPUNIDAD ARRASTRA AL ESTADO

En una reunión convocada urgentemente por el Presidente Enrique Peña Nieto con los gobernadores para analizar el asesinato de periodistas y de defensores de los derechos humanos, el presidente volvió anunciar medidas para garantizar la labor periodística y cerrar las puertas a la impunidad.

La condena y el repudio que expresa el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, los periodistas y la sociedad desea que se exprese en hechos y que se garantice la seguridad de los mexicanos de sus personas y sus bienes.

En la reunión con los gobernadores estuvo presente el gobernador Quirino Ordaz Coppel, que seguramente explicó las medidas tomadas para investigar el asesinato del periodista Javier Valdez y el trabajo que tiene que hacer Juan José Ríos Estavillo, que deberá demostrar que puede con la responsabilidad.

El periodismo de México y de Sinaloa está de luto, después de esta agresión fatal al periodista Javier Valdez, sólo dejó heridas difíciles de curar entre los periodistas que aún sobre viven a dichas agresiones, que el gobierno estatal y federal han sido incapaces de parar.

Es evidente que en México hay un vacío de derecho, el gobierno estatal y federal están rebasados, la impunidad está a lo máximo porque ellos han perdido el control para aplicar la ley.

El asunto es muy grave porque las dependencias públicas y las mismas estructuras de gobierno están infiltradas por una delincuencia que “como lo afirmó Javier Valdez, cogobierna con el poder público”.

El presidente de la república, acompañado de los 24 gobernadores e integrantes de su gabinete, Peña Nieto reconoció que la violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos ha abierto una profunda herida en la sociedad mexicana.

Peña Nieto ofreció actuar con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables y anunció las medidas siguientes:

Establecerá una coordinación con las 32 entidades y un protocolo de operación a fin de coordinar acciones para hacer frente y reducir situaciones de riesgo contra periodistas y defensores de derechos humanos y esta coordinación estará a cargo de su gobierno.

Otra medida es fortalecer la Fiscalía Especial para Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión mediante más personal, mejor capacitación a Ministerios Públicos, Policías y Peritos. En fin, entre otras medidas en lo general.

BRECHANDO

…Las medidas dictadas por el Presidente de la República son de carácter político y son una respuesta al reclamo de justicia, pero en la práctica no se advierte que haya cambios rápidos o acciones concretas.

…Los periodistas estaremos muy pendientes de las investigaciones que emprenda la Fiscalía General de Sinaloa y la PGR, debido a que exigimos resultados.

…Los directores de los periódicos deberán asumir una mayor responsabilidad y evitar exponer a riesgos innecesario a los reporteros, como también deberán asumir su responsabilidad como empresas editoras y amparar a sus trabajadores.

El objetivo que tienen las autoridades es detener a los asesinos materiales, a los intelectuales y aplicarles la Ley.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar