“NO SON IGUALES”

BRECHA

04-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El entonces presidente de la república Felipe Calderón Hinojosa, hace 14 años, prometió una refinería en Tula Hidalgo, pero lo único que cumplió es con una barda perimetral que costó 500 millones pesos.

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, en sólo tres años, construyó una Refinería en Dos Bocas, una gran industria petrolera, conectada al puerto de salida de la mayor cantidad de petróleo crudo.

Esa es precisamente la diferencia entre el panista Felipe Calderón y el fundador de Morena, López Obrador.

La refinería de Dos Bocas es el gran rescate de la industria petrolera mexicana, que tanto los panistas y priistas quisieron enterrar.

La otra diferencia es que Felipe Calderón Hinojosa, un panista que convirtió el país en un Narcoestado, mientras Andrés Manuel López Obrador voltio a ver a los millones de pobres, la gente que esperaba la ayuda del gobierno federal.

Esta gran refinería, que ayudará a garantizar el auto abasto de gasolina y diésel en el país, es una manera de rescatar la gran industria petrolera, por muchos años, fue la fuente de financiamiento de la transformación de México.

La otra gran empresa que puso en marcha López Obrador fue el aeropuerto de la Ciudad de México, Felipe Ángeles, una obra que fue construida en tiempo récord, que terminó con una gran cantidad de negocios sucios que se tenían proyectados en el aeropuerto de Texcoco.

La otra cuestión es que Dos Bocas está en Tabasco, en esta zona petrolera, importantísima, que cubre una gran región petrolera como es la zona veracruzana, en mi tierra, Cotaxtla, Veracruz, en donde hay pozos petroleros.

Es evidente que estos logros de López Obrador molestan a mucho panista, de la oposición, que desea con todo su corazón, que el gobierno de López Obrador fracase.

El Aeropuerto Felipe Ángeles, es un aeropuerto que se hizo en tiempo récord, es una obra de alcance mundial, que se verá su trascendencia en la medida que pase el tiempo.

La mayor construcción de Andrés Manuel López Obrador es el poder que ha creado en México, al voltear atender a millones de gente pobre, necesita y que requería atención.

Esto lo saben los partidos PRI, PAN y PRD, que no saben qué hacer para evitar que López Obrador lo refuerce día a día.

La otra gran obra material es el Tren Maya, una obra que no hace falta conocer mucho de economía para saber la trascendencia que tiene en una de las regiones más pobres, como son los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Es una fuerza extraordinaria que cruzará por zonas pobres, en donde se abre a su paso una oportunidad para familias de escasos recursos.

Y como si fuera poco estas grandes obras, está la construcción que competirá con el Canal de Panamá acortará la distancia entre el Golfo de México y el Océano Pacífico. En esa franja más angosta que tiene nuestro país.

Es la construcción de un tren de pasajero que comunica con el Golfo de México y el Océano Pacífico, que acerca las cargas de un continente a otro, como también será una vía de comunicación para impulsar a millones de mexicanos.

En Panamá había preocupación porque esta obra de López Obrador sería una competencia para el Canal, expresión que tienen razón, porque si el tres transístmico es eficiente claro que será una competencia comercial con el viejo Canal de Panamá.

En Sinaloa, será la terminación de los proyectos hidráulicos que panistas y priistas proyectaron, pero nunca realizaron, como es la Presa Picachos, que la dejaron a la mitad y la Santa María que potencialidad todo el sur de Sinaloa.

Es indiscutible que cuando termine López Obrador su mandato, la mayoría de los mexicanos lo van a extrañar, y será un gran reto para el que lo suceda en el poder.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar