TIEMPOS MODERNOS

Los miembros de la clase política deberán entender que se acabaron los tiempos de las “vacas gordas”, el futuro del quehacer político entró a una nueva dimensión en donde el objetivo es servir con autenticidad y olvidarse que el poder público es semilleros de nuevas fortunas.

En los nuevos tiempos, la sociedad está marcando las pautas políticas con su voto, al exigir que los servidores públicos deben ser honestos, éticos y transparentes en su quehacer, aspectos que no será fácil para la gran mayoría de los miembros de la clase política.

El actual presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, está cambiando el rumbo de la política pública en México, está limpiando de la corrupción en todos los ámbitos y tapa los agujeros por donde salen los chorros de corrupción.

Los nuevos tiempos de la política reclaman de los miembros de la clase política una nueva ética, moral, principios y renovadas banderas ante una sociedad crítica, vigilante y energía al estar empoderada.

Los políticos que no se ajusten a los nuevos tiempos de la política, simple y sencillamente, quedarán fuera de la jugada.

La sociedad se hartó de una vieja política de privatización, de negocios turbios, de saqueo, de negocios disfrazados, de robo de gasolina, de luz, de agua y del presupuesto sexenio tras sexenio. La sociedad se cansó y ahora eso lo tienen que entender las nuevas generaciones de políticos.

Los políticos deben entender que las estructuras partidistas pasaron a un segundo término, que los ciudadanos valoran la sinceridad e integridad de los aspirantes al poder.

La credibilidad de las instituciones descansa en la confianza que los miembros de la clase política puedan generar entre los ciudadanos mexicanos.

Estos nuevos tiempos del quehacer político son coincidente con lo que Andrés Manuel López Obrador ha llamado la Cuarta Transformación, porque el desencanto que sufrió la sociedad sólo será recuperado con actos honestos, creíbles y con una indiscutible voluntad política.

 

 

LA MIRA EN LOS GOBERNADORES

 

 

Con el nuevo gobierno federal, los gobernadores tienen un nuevo mensaje en sus manos, porque tendrán que hacer, quieran o no, un gobierno parecido al que desempeña Andrés Manuel López Obrador, que está diciendo que el gobierno debe ser transparente, honesto, que tendrán que vivir sin lujos, en su quehacer público.

El mismo mensaje es para los alcaldes, que sepan que no le pueden meter la mano del dinero del sector público, que no hagan cosas buenas que perezcan malas.

En el caso de Sinaloa, al gobernador Quirino Ordaz Coppel no le costará poner el ejemplo en las medidas que le está sugiriendo el Presidente López Obrador, creo que tendrá un mayor éxito.

Los líderes de los partidos deben aprender la lección, porque deben saber que importa lo que hagan los miembros de los partidos en el sector público, no en la dirigencia de su partido.

En el caso de Morena, en realidad Raúl Elenes, hizo un papel mediocre, con miedo a recibir un llamado de atención por parte de López Obrador y salió del cargo y el partido, tal parece, que no necesita un dirigente, que el partido lo mismo funciona con o sin Raúl Elenes o un sustituto. Los partidos sólo son etiquetas.

La buena identificación que, habido entre López Obrador y Quirino Ordaz Coppel, puede ser una identificación en los esquemas de austeridad con que están trabajando, el hecho de no arrastrar las cargas de los intereses políticos de dirigentes, de organizaciones o el costo de un corporativismo que dejó de funcionar.

El gobierno de Quirino es el mejor calificado en el país, creo que es un gran reto conservarlo hasta el cierre de su administración.

Esto lo califica bien, lo dejará ir al sector privado con una gran realización y con gran prestigio de gobernador.

El país puede cambiar si los gobernadores cambian sus principios, sus propósitos y administrar con honestidad los bienes públicos.

En fin, creo que la historia negra de los gobernadores alcanzó su más alto nivel en la admiración del priista Enrique Peña Nieto, pero los anteriores Vicente Fox y Felipe Calderón no hicieron mal su papel.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El diputado federal de Sinaloa, Alfredo Villegas Arreola, se encuentra en los países árabes en donde participa en un congreso mundial de legisladores.

…El senador Mario Zamora Gastélum está intensificando su quehacer político con miras aumentar su presencia con rumbo a la gubernatura en el 2021.

…El que ha realizado varios recorridos por Sinaloa fortaleciendo su estructura y aumentando su presencia política con rumbo a la gubernatura es Héctor Melesio Cuén Ojeda.

…El coordinador de los legisladores del PRI, Sergio Jacobo, está acelerando el paso para aumentar su trabajo en el Congreso del Estado, que lamentablemente ha tenido un mal rendimiento.

…La diputada de Morena, Graciela Domínguez, debe preocuparse porque el Congreso del Estado ha tenido un pésimo desempeño legislativo en su rendimiento. De seguir así es cuestionable el trabajo de la fracción de Morena.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar