VIEJAS FORMAS POLÍTICAS

El gran reto de José Antonio Meade es convencer a los priistas y panistas que él es la opción para gobernar el país y que le otorguen su apoyo para ganar.

El discurso de Meade es sencillo, claro, tiene fundamento y contexto, pero se enfrentan a una dura realidad, que los mexicanos no le creen a él ni a los del PRI y no quieren que los priistas sigan gobernando.

La tarea para sacar adelante a Meade no será sencilla, es obvio que el PRI aún cuenta con estructuras organizacionales fuertes, que mueven desde los hilos del poder, pero no le alcanzan al PRI para ganar y requiere una importante cantidad de votos del PAN.

En la práctica política creo que la gran competencia para Meade sigue siendo Ricardo Anaya, que trae un discurso contra los priistas más demoledor que el expresado por Andrés Manuel López Obrador.

La postura de Anaya expresa menos racionalidad que la de López Obrador, que en esta campaña se ha visto moderado, que acepta el apoyo que le están ofreciendo miembros de otros partidos, que su vieja postura radical no está en esta ocasión y tiende más a ser constructiva, que viene siendo el gran contraste entre Ricardo Anaya y López Obrador.

Los tres principales aspirantes no han entrado a comparar de fondo sus proyectos de nación, pero es claro que tanto Anaya como Meade, arrastran el hecho de venir de la parte gobernante y el cuestionamiento es por qué no hicieron lo que proponen.

En la mente de la gente es que el PRI no debe repetir, pero si no es el PRI, entonces queda el PAN y Morena.

En esta nueva práctica, tampoco el PAN es considerado como opción buena y los dicen los panistas que impulsan a Margarita Zavala, que dice que Anaya no debe llegar.

La gente está molesta, harta de la violencia, impunidad, de la complicidad de la autoridad con la delincuencia, de las mentiras y de la falta de un futuro.

El otro reto muy severo para Meade es romper con Enrique Peña Nieto, creo que la gente piensa que será un continuismo que repite a cada momento y refuerza Enrique Ochoa Reza, que no se da cuenta que en lugar de ayudarle al candidato su promoción le hace daño, debieran poner a otro que no sea tan torpe y rechazado.

Es indiscutible que los ciudadanos no tienen elementos en la mano para decir que Meade sea un hombre malo o no adecuado para gobernar México, pero la realidad es que no hay duda que es miembro de un sistema que no arroja resultados y que muchos mexicanos piden cambiar.

 

 

¿VOTO RAZONADO?

 

 

Los electores o los ciudadanos que deseen razonar el voto, tendrán que hacer un gran esfuerzo personal, porque con los discursos que están recibiendo no lo podrán hacer, debido a que la mayoría de los mensajes son emocionales, no hay explicaciones en sus exposiciones.

Las plataformas de los partidos, como lo dijo en una entrevista de Brechando en Radio UAS, el académico y analista, Refugio Ceceña Vejar, que muchas están bien fundamentadas, pero son archivadas en el Instituto Nacional Electoral.

Estos documentos o compromisos de los partidos y candidatos no los hemos vistos que se cumplan al llegan al poder.

Los ciudadanos toman como referente, a que grupo pertenece el candidato, a quien le rendirán cuentas una vez que llegue al poder, quienes son los beneficiarios de llegar determinado candidato al poder, qué sistema nos aplicarán y es en donde los electores y el ciudadano tiene que aplicar un razonamiento profundo.

En Sinaloa, todo nos hace indicar que habrá “voto cruzado”, porque muchos de los que apoyan a Héctor Melesio Cuén Ojeda, seguramente no le darán el voto a Ricardo Anaya.

En el caso de los priistas es posible que los candidatos a senadores Rosa Elena Millán y Mario Zamora tengan un voto que no le llegue a José Antonio Meade y emigre a otro candidato.

El otro aspecto es que los votos emotivos creo que son los más que se emiten en una elección, es el caso del magisterio que se hizo para el lado de Andrés Manuel López Obrador, que Elba Esther Gordillo, tiene sus razones para no seguir votando por el PRI y menos por gente de Enrique Peña Nieto y de Felipe Calderón Hinojosa, que fueron muy “mal agradecidos”.

La gente desea y anhela un cambio, creo que todo proceso electoral es un circo, pero ojalá y los ciudadanos no se engañen.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El precandidato del PRI, José Antonio Meade, vino respaldado por el dirigente nacional de los burócratas, el Senador Joel Ayala y en alguna reunión estuvo invitado por el candidato el sinaloense Alfredo Villegas Arreola, que, por cierto, Villegas esta propuesta en el tercer lugar de la lista de diputados plurinominales.

…El día de ayer se hizo notar Heriberto Galindo Quiñonez, quién fue designado asesor del candidato priista José Antonio Meade.

…De los ex gobernadores que estuvieron pendientes son muy pocos los que arriman votos, entre ellos, Juan Millán, Francisco Labastida Ochoa y Jesús Aguilar Padilla, el resto ya paso a la reserva política.

…En la agenda de José Antonio Meade es reunirse en privado con un grupo de empresarios que encabeza Enrique Coppel, como ven es un empresario que está metido a las decisiones políticas de Sinaloa. Meade le trajo a un experto de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para hablar del futuro que tienen las inversiones.

…En realidad la información que se difundió de Meade fue la menos importante, lamentablemente.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar