EL SINALOA MARGINADO

El proceso electoral y las campañas políticas con discursos vacíos no deben impedir que los ciudadanos vean con objetividad la dura situación que vive Sinaloa, con una violencia en aumento, una impunidad que raya en la ofensa pública, una industria pesquera quebrada, con un campo agrícola en crisis y con los municipios quebrados.

El otro Sinaloa al que hago referencia es el olvidado por el gobierno federal y estatal, el que no aparece en los estudios económicos ni en las estadísticas que usaran los candidatos, a los habitantes de la sierra y sus estribaciones se les persigue, pero no se les apoya.

Los municipios serranos con mayores necesidades son Choix, Mocorito, El Fuerte, Sinaloa, Badiraguato, Cosalá, San Ignacio, Concordia y Rosario, estos municipios viven en otro Sinaloa, que los gobernadores y menos los presidentes de la república alcanzan a ver.

Los habitantes de estos municipios viven en la marginación, no tienen servicios de salud, no cuentan con educación de calidad, pero lo más grave, ni siquiera tienen la certidumbre de vivir tranquilos y con seguridad. En la mayoría de estos municipios los habitantes tienen que abandonar sus casas para peregrinar por la sierra para esconderse y salvar sus vidas, mientras una autoridad que recibe apoyos millonarios no voltea a verlos, tanto estatales como federales.

En este otro Sinaloa, no hay alternativa para sus habitantes, vive la mayoría de los sinaloenses que lograron cruzar la frontera para mandar dinero y evitar que mueran de hambre; es una población que se le acosa por la siembra de enervantes, pero en medio de su mundo de carencias no tienen vías de comunicación, no cuentan con servicios públicos, ni siquiera tienen agua para sortear las difíciles situaciones de las sequías, la electricidad es un lujo.

Este rostro de crisis, de miseria y pobreza, no lo alcanza a ver desde el palacio de gobierno de Sinaloa y el Presidente de la República, viven y describen otro mundo que no corresponden a los que andan por las veredas huyendo para salvar la vida de sus familias.

Los candidatos presidenciales, tal vez, sólo Andrés Manuel López Obrador ha visto una partecita de esta pobreza cuando ha viajado a los municipios de Sinaloa, el resto ni siquiera se lo imaginan.

Pero el Sinaloa olvidado en sus temas de violencia, inseguridad, impunidad, abarca todo el territorio, la Fiscalía General de Sinaloa, es una bella estructura decorativa, que es operada con el apoyo de militares en todos los municipios, pero los sinaloenses no han visto los resultados ni siquiera a través de las cámaras y drones que han adquirido, que son como juguetes decorativos.

Ese Sinaloa olvidado no lo alcanza ver el gobernador de Sinaloa, medio lo observan los alcaldes y jamás lo verán los candidatos.

 

 

LOS NEGOCIOS

 

 

Es indiscutible que los negocios lo están haciendo algunos empresarios, algunos políticos y funcionarios públicos, que se encuentran en los espacios en donde todavía hay recursos que administrar.

Las elites empresariales beneficiadas los vemos en los municipios más importantes como Mazatlán, Culiacán y Ahome, en algunas cabeceras municipales, en donde dichas élites se pasan el poder en una clara hermandad familiar.

La lucha electoral se dará en los territorios urbanos y suburbanos, en donde está concentrado el voto que hace ganar o perder a los candidatos de los diferentes partidos.

Es muy lamentable que se hable como punto relevante que político brinca a uno u otro puesto, pero no hay ni siquiera interés por atender el reclamo social.

El asunto es que vienen los candidatos como José Antonio Meade y se crean tres escenarios, el de los votos que son en las reuniones masivas, el de la operación para amarrar dichos votos y el de los empresarios para ver cómo ganar dinero en esta aventura política.

De los 3 mil millones que tiene en sus cuentas el estado, seguramente se empezarán a invertir en algunos aspectos en donde ocupen que los ciudadanos voltean a ver.

Ese mundo olvidado es el que reclama cambios, el que desea salir de la pobreza y que intenta vivir sin miedo. Es el único que podría cambiar el rumbo de éste país.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Los pocos ricos que hay en Sinaloa, seguirán siendo más ricos, pero la inmensa cantidad de pobres no la quieren ver que se expande aceleradamente.

…Este primer año de gobierno los municipios que mejor trabajo hicieron es rellenar los agujeros de las calles y vender bonitas fotos, pero no hubo más en la administración estatal y municipales.

…Las obras siguen siendo negocios de unos cuantos, de quienes tienen el control y el poder de decidir.

…La cruda realidad es que el PRI se olvidó de lo que hacía, el PAN está más preocupado por los negocios y los cargos públicos, el PRD, para cachar lo que les sobra a otros partidos.

…Es muy lamentable que los mismos medios de comunicación estén más preocupados por difundir quién de los candidatos apareció en primer lugar, olvidando voltear a revisar que problemas tiene la sociedad.

…Ojalá y este proceso electoral en realidad sea un parteaguas y se acaben los negocios interminables de funcionarios, autoridades y políticos corruptos.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar