¿AMLO EN DEUDA CON SINALOA?

BRECHANDO

30-03-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha recibido un apoyo extraordinario de los sinaloenses, antes de las elecciones del 2018 y durante su elección presidencial y la elección del 2021 en donde ganó con un voto histórico Rubén Rocha Moya.

Las obras hidráulicas de Sinaloa, las ha continuado este gobierno porque los anteriores las dejaron abandonadas y son obras federales, tanto la presa Picachos y la Santa María, dos presas relevantes para la entidad y el país.

La otra inversión es la terminación de la Carretera Badiraguato-Parral, que parece que está encantada, una vía estratégica que tendría un resultado parecido al que se registró con la carretera Mazatlán-Durango, cuyo resultado de éxito es extraordinario para Sinaloa.

Estos son proyectos viejos, que han hecho en retazos y que los sinaloenses siguen en espera para desarrollar al sector productivo del sur de Sinaloa, con más agua y áreas para la agricultura en esta región de la entidad un tanto olvida o marginada del desarrollo agrícola.

El tramo carretero que tendría un gran impacto es la construcción proyectada de Choix-límites de Sinaloa y Chihuahua, porque se rompería este bloqueo de la comunicación para acerca las mercancías a las fronteras con Estados Unidos.

El asunto es que dichas obras seguramente se terminarán en el sexenio de López Obrador, cuando menos las hidráulicas que están en procesos.

La realidad, es que no se ve más proyectos para Sinaloa, como tampoco se advierte la actividad del gobierno federal con el sector pesquero que está en espera de que lo voltean a ver, principalmente los 72 campos pesqueros.

Este es un tema que en Sinaloa no se toca y tampoco se habla como potenciar dichos campos pesqueros convertidos en un desastre económico, alcoholismo, drogadicción, territorio de los narcos y falta de alternativa para una población que desea salir la miseria.

Durante el gobierno de Quirino Ordaz Coppel, el presidente lo mantuvo con visitas a las presas, pero los productores agrícolas están espera de los apoyos para seguir siendo él tan manejado “granero de México”.

Al gobernador Quirino, el presidente le echo muchas porras, dijo que había una excelente coordinación con el gobierno federal y la verdad es que Quirino ni siquiera se atrevía a pedir apoyos para otras obras.

Es indiscutible que AMLO y Morena están en deuda con Sinaloa, no habido una reciprocidad con sus habitantes, tampoco se ve reflejada las obras en las colonias populares y sólo es necesario ver el trabajo que realizan los municipios de Culiacán y Mazatlán, en donde hay gobernantes morenitas para que vean el trabajo en favor de sus habitantes.

Es indiscutible que los sinaloenses esperan un cambio, no de discurso, sino de una nueva realidad que les permita desarrollar todo el potencial económico que tiene esta entidad.

Los municipios están endeudados, sin recursos para salir adelante, esperando cada quincena que llegue el recurso federal y estatal, pero son organizaciones municipales sin futuro. Y no vemos el trabajo con el gobierno estatal.

El único municipio que ha logrado cierto auge económico es Mazatlán, pero es por la inyección turística.

En el caso de los “Pueblos Mágicos”, algo paso con la magia que está fallando, no tienen nada de “mágicos”, tampoco vemos la ayuda que les está dando el actual gobierno de la “Cuarta Transformación”.

A Sinaloa no ha llegado la Cuarta Transformación, los de Morena están viviendo de los cargos públicos que han repartido, Rocha Moya y sus hijos.

Es indiscutible que los cambios no han llegado y la gente quiere empezar a vivir la Cuarta Transformación.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar