CARNADA A LA OPOSICIÓN

BRECHA

02-05-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, con la iniciativa de reforma electoral constitucional, le puso una carnada en el anzuelo político, que la oposición unida lo rechaza, aunque no podrá dejar de debatir y proponer.

La estrategia de López Obrador esta fríamente calculada, después de presentar la iniciativa electoral, levanta la mano de su secretario de gobernación Adán Augusto López, y un día después hace lo mismo con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y el secretario de relaciones exteriores Marcelo Ebrard para decir que no ve a una figura fuerte que pueda competir contra los posibles sucesores.

La “reforma democrática” que propuso AMLO, tiene un objetivo directo que es informar a la sociedad, hacer que los mexicanos participen en esta reforma electoral, que será la fuerza más importante que le contrapondrá a una oposición política desorganizada, descalificadora y que quedará aislada en las próximas elecciones.

Con esta propuesta de iniciativa electoral, la oposición reaccionó como el mismo presidente lo tenía previsto, aunque ahora, esa oposición es muy mala para elaborar una estrategia política que les ayude a recuperar el poder, que los vuelva acerca con el electorado que tiene el poder para echarlos en el 2022, en el 2023 y en el 2024.

El citar a los posibles candidatos de Morena para sustituirlo, el presidente le mete presión a la oposición para seleccionar su candidato, cómo también obligará a sacar la cabeza en caso de que haya un “caballo negro”.

Los opositores cometen el grave error, que sus declaraciones no los acerca a los ciudadanos que emiten los votos, la información que se produce con el debate público, ayuda a que los ciudadanos estén más informados del voto que deben emitir los legisladores.

Es posible que la oposición rechace a ciega la propuesta de López Obrador, pero esa sería la peor respuesta de la oposición, porque enviaría una mala señal a un electorado que le sigue achicando el poder en cada elección y que el resultado de cada elección es que la oposición tiene menos poder.

El asunto es que, con esta iniciativa electoral, el poder legislativo opositor acudirá a votar en bloque, sin aceptar nada de la iniciativa electoral, igual que lo hicieron con la eléctrica, que les hizo ganador de la etiqueta de “traidores de México”.

La oposición a cada paso que da cargará en el pecho el letrero de “traidor”, con él mismo que arribará al Poder Legislativo para discutir, analizar y emitir su voto por las reformas electorales. Estas reformas en donde se advierte que van a defender al INE, a sus consejeros y ese coto de poder que les ha dado tan buenos dividendos políticos.

La idea del presidente y de Morena es exponer cómo “traidores” a los diputados miembros de la oposición, que rechazan una iniciativa sin antes analizarla o ellos presentar algunas propuestas que componga dicha iniciativa.

En este escenario, que prácticamente se repetirá el de la iniciativa eléctrica, porque Morena volverá a socializar dicha iniciativa presidencial, porque con estas reformas se buscará a acabar con una autoridad electoral corrupta del INE, que permitió los fraudes y hasta el robo de una candidatura presidencial.

Es evidente que la oposición debería actuar con más inteligencia, ser menos visceral, ver las posibilidades en donde pueda sacar ventaja y vetar aquello con lo que no esté de acuerdo.

En este escenario de análisis de la iniciativa de reforma electoral, se dará el “destape de los candidatos a la presidencia de la república”, escenario que obviamente Morena usará al máximo para sacarle ventaja a una oposición derrotada.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar