COBRARÁN LA FACTURA A QUIRINO

El PRI en Sinaloa es una tragedia política, no fue competidor para Morena que lo aplastó y lo dejó sin ningún triunfo, su último mérito fue hacer gobernador a Quirino Ordaz Coppel, que los ignoró de candidatura, los abandonó en el sexenio y los aniquilado en la campaña 2021.

El marcaje político que aplicó el presidente Andrés Manuel López Obrador a Quirino, dándole trato, hablando bien de él, finalmente el tabasqueño gano la careada anulo la posibilidad de que el PRI mantuviera la gubernatura en Sinaloa, la falta de aliento al priismo se quedó sin estructura, sin liderazgo y listo para ser barrido por el “huracán” de Morena.

En realidad, Quirino pensó en él, en el ejercicio de su poder que no compartió con nadie, que lo concentro sin el menor guiño al priismo que ahora le cobrará la factura, al dejarlo solo frente a un poder que no tendrá consideraciones.

Es posible que Quirino haya querido imitar al presidente Andrés Manuel López Obrador, que sus giras son solo él; sin embargo, el presidente estaba formando un equipo sólido, fuerte para competir en el 2024 para despojar de las ocho gubernaturas al PRI y dos al PAN.

Y como si fuera poco, le quitará al PRI las cuatro que le dan, Estado de México, Hidalgo Coahuila.

Los priistas no tuvieron candidato para competir por la gubernatura, tuvieron que hacer alianza con el PAN y PRD, esfuerzo que fracaso, entregando todo el poder al equipo de Andrés Manuel López Obrador, que debe estar muy complacido con Quirino.

La soledad con que gobernó Quirino, será la soledad con que se vaya, debido a que no quedó PRI para acompañarlo, menos para defenderlo en caso de que haya acusaciones.

El priismo en Sinaloa, quedó aniquilado no en la contienda del 2021, sino en el sexenio, porque no supo sobrevivir sin ese respaldo que los gobiernos le daban al partido.

La derrota más vergonzante que ha sufrido el PRI es en el 2021, que todavía en la campaña sacó adelante a Quirino, aunque perdieron la mayoría en el Congreso del Estado.

Las propuestas que en el desespero de la campaña hizo Quirino, ninguno tuvo la estatura porque no se le permitió crecer.

La derrota del PRI en Sinaloa, se la deben a Quirino y en segundo lugar a Morena, que no solo arrebato los votos, sino que se llevó a las urnas a muchos miembros del priismo que se vieron obligados a tomar una decisión.

Es muy difícil que Quirino vuelva a ser un candidato del PRI algún cargo de elección popular.

 

 

EL PRI Y EL PAN OPCIÓN EN EL 2024

 

 

El sólido poder que lograron consolidar en Sinaloa, Morena-PAS, los convirtió en una fuerza con futuro, con organización y con las posibilidades de repetir el triunfo en el 2024.

Los panistas mostraron su desorganización, la falta de talento político, el desconocimiento para hacer alianzas políticas y de formar cuadros competitivos.

El PAN se olvidó de su historia en Sinaloa, se unió al PRI, entregándole las candidaturas, los espacios que pudieron haber ocupado algunos de sus miembros y de entrar a la pelea por los cargos públicos.

Y si el PRI, quedó sin posibilidades políticas, sin cuadros, sin fuerza para competir, el PAN quedó en la lona.

En el caso del PRD, no me quiero ocupar porque dejó de existir en Sinaloa, no tiene miembros, proyectos o expectativas políticas.

En Sinaloa, el que se encargado de concederle todo a Morena era precisamente el gobierno priista, que prácticamente entregó la representación.

En el 2024, la llamada Alianza por México no tiene expectativas, no hay proyecto para pelear porque no sólo perdieron la candidatura, sino la confianza de sus propias membresías.

Es difícil que surja en este corto tiempo un líder que revolucione las conciencias políticas, que reagrupe al PRI, que termine con las fracturas en el PAN y que construyan una opción política.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar