La corrupción sigue pero se acerca el castigo

Hace mucho sostengo que portar uniforme y una o varias estrellas no te vuelve impoluto

El tema de la impunidad va y viene, no hay sector que se salve, pero en tratándose de las fuerzas militares (ejército o marina) nadie le ha querido entrar con seriedad y siempre pretextan que son razones de “seguridad nacional” sea compra de frijol o botones, ya no se diga armamento, balas, obras civiles y demás.

Sólo es cuestión de meterse a la red y encontrará cientos de denuncias de lo más variado pero muchos mexicanos creen que al portar uniforme se es impoluto o hace que la persona se convierta en ser divino ajeno a todo pecado o tentación ilegal.

Hay varias preguntas que sobre el particular he realizado desde 1990, y siguen sin respuesta en el tintero como por ejemplo la compra de armamento en aquellos años por parte de los gobiernos estatales y su introducción de contrabando al país; u otra que hice el año pasado respecto de las armas alemanas que esas si las encontraron y las regresaron a Europa y, sólo una más cuando todos o la mayoría afirman que las armas vienen de Estados Unidos de América cuando que pueden venir de cualquier parte del mundo vía los contrabandistas de armas de muy diversas nacionalidades y más seguramente de américa Central ya que en esa parte del país aún no hay frontera confiable o llegar por cualquier playa de los litorales mexicanos que son tierra de nadie y estando las fuerzas militares en todos los puntos de control incluyendo puertos y nunca se dan cuenta. Ah! Y ahora darle a la SEMAR hasta los negocios de la marina mercante ¡Hágame el re canijo favor! Si en todas las aduanas y puertos han estado, desde hace muchos años, uniformados de todo tipo, la secretaría de salud, Fiscalía antes PGR, etcétera, será que, solo, al parecer ¿Ahora los uniformados no quieren compartir el negocio o no quieren testigos?

Pero como he venido comentando de 4 años atrás, las cosas se nos impondrán desde afuera y cada día es más evidente, por lo que es tiempo de firmar el acuerdo con los representantes de la Unión Europea para evitar el tráfico de armas a diversos países y que terminen en México.

En Alemania ya se llegó a sentencias por tráfico de armas a México durante los años 2006 a 2009 y en México igual que con Odebrecht, nada.

El fiscal alemán Karlheinz Erkert, evidentemente sin el gen de la impunidad mexicana y el tribunal, condenaron a la empresa Heckler & Koch a una multa de 4.2 millones de euros y a empleados a libertad condicional (Audiencia Provisional de Stuttgard).

Ahora bien ¿Cuál es el sentido de que el Presidente Andrés Manuel empodere más a los uniformados si él muchas veces los acusó de corruptos de tal suerte que ahora puede evidenciar que es rehén de ellos?

Adjudicaciones directas se señalan todos los días a la Secretaria de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval y no sabemos se haya iniciado carpeta o averiguación alguna, tampoco vemos que los militares se sujeten, como en otros países, a licitaciones abiertas en todos los temas que no son de seguridad nacional que van desde compra de comida, uniformes, papelería, hasta talleres o refacciones.

Mención aparte fue la maravillosa idea de impunidad y corrupción de mandar, desde Fox hasta Peña Nieto y obviamente pasando por Calderón, miles de millones, cientos de miles de millones al Banjercito y con fideicomisos los cuáles nadie se atreverá revisar, ni el propio presidente Andrés Manuel, pero eso tiene que acabarse ya, no hay tiempo para permitir ese abuso, atraco, aunque insisto, pareciera que al Presidente ya le gustó ese mecanismo de tener gordos, gordos, muy gordos a los becerros de oro uniformados e igual les da las obras de banquetas, fontanería pues ya les está dando desde aeropuertos hasta viviendas. Acuso decir que no nada más la banca privada lava dinero.

Tendrán que presionar desde el extranjero así después se “venda” como idea nuestra.

Confío en que el Presidente sepa que dando de comer a ese león no se le mantiene calmado. El uniforme castrense es de respetarse pero los que lo portan están ávidos de más poder y es insaciable su afán, recordemos que han sido varios los generales o almirantes involucrados o acusados de comportamientos ilegales y, lo más ridículo y vergonzoso, que el criminal Murillo Karam a inicios de Peña Nieto no haya recurrido la parte procesal y se permitió que varios generales sujetos a proceso salieran en libertad.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar