COMPLICADA TAREA

El delegado federal, designado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que se haga cargo de las 70 delegaciones de Sinaloa, Jaime Montes Salas, tiene el reto de eliminar las áreas que están duplicadas y que genera un exceso en el gasto público.

Es evidente que algunas delegaciones no podrán ser aglutinadas como es el caso del Seguro Social, la Sedena y la Fiscalía General de la República, que su ámbito reclama una atención especial en cada entidad.

Es evidente que esta revisión la tendrán que hacer todos los delegados federales que fueron designados por el gobierno federal, quienes analizarán la forma de cómo eliminar áreas que se repiten en cada delegación, como también subdelegaciones que deben ser eliminadas por la misma razón.

En la depuración que buscan hacer el gobierno federal, según Yeidckol Polevnsky, se pretende evitar la duplicidad de funciones, terminar con los aviadores en cada una de estas delegaciones y dejarán en las delegaciones los que realmente trabajen.

Entre los temas que han quedado fuera del ámbito de los delegados federales es la seguridad pública, tarea cuya responsabilidad la continuarán en el ámbito estatal los gobernadores y en el federal, la Secretaría de Seguridad Pública y el propio presidente de la república con su Gabinete de Seguridad.

El objetivo fundamental para los delegados federales o “súper delegados” estarán los programas sociales que son una preocupación de Andrés Manuel López Obrador con el fin de evitar que se usen los recursos que dispongan con objetivos políticos.

La mayoría de los gobernadores están de acuerdo que se debe adelgazar la burocracia en las delegaciones federales, que en realidad no se requiere tantas funciones, oficinas especiales y subdelegaciones, que deberán desaparecer.

Los delegados “súper delegados”, tienen el compromiso de coordinarse con los gobernadores, hacer que los programas se apliquen y que no haya duplicidad de funciones, porque el objetivo es reducir el gasto federal.

 

 

¿QUIÉN TIENE LA RAZÓN?

 

 

Mientras el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Pérez Dayán concedió, este viernes una suspensión temporal de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la que establece que ningún funcionario puede ganar más que el Presidente de la República.

Es importante destacar que esta Ley fue impulsada por Morena, en donde nadie puede ganar por encima de los 108 mil pesos, sin embargo, la acción de inconstitucionalidad que interpusieron los senadores de oposición, fue aceptada por el ministro Pérez Dayán.

Pero la misma suspensión indica que los salarios de burócratas para el próximo año deben ser establecidos en el Presupuesto 2019, sin tomar en cuenta la Ley de remuneraciones, sino solamente criterios indicados en la Constitución.

Es importante destacar que el criterio en el artículo 127 constitucional indica que los servidores públicos recibirán una remuneración “adecuada e irrenunciable” por el desempeño de su función que deberá ser “proporcional a sus responsabilidades”.

Y al respecto, el diputado federal Pablo Gómez, impulsor de dicha ley, calificó de “abusiva e ilegal la medida judicial” y aseguró pese a ella, al elaborar el Presupuesto del 2019 sí podrán recortar salarios.

La determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue calificada por el presidente de la república, como una equivocación, debido a que esto significa una postura a su plan de austeridad y baja de salarios. Que la podrá hacer efectiva en el 2019.

El tema es interesante, porque de alguna manera es la confrontación de los Poderes Ejecutivo y Judicial, en donde se advierte que deberá imponerse la verdad con independencia y argumentos legales contundentes.

Es evidente que hay resistencias para lograr una transformación profunda como la contempla López Obrador.

En realidad, creo que estamos observando el inició de la auténtica separación de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, medida que en el fondo es saludable para la impartición de justicia.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El nuevo dirigente del PRI, en Sinaloa, Jesús Valdés, tiene un gran reto, unir a sus miembros, lograr hacer un trabajo profundo ante los ciudadanos y prepararse para entrar a la pelea por la gubernatura en el 2021.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel se prepara para atender los aguinaldos de sus trabajadores con un presupuesto de alrededor de mil 500 millones de pesos, dijo en Mocorito, al acudir a las fiestas tradicionales de la Purísima Concepción.

…En la evaluación de fin de año, del Comité Municipal del PAS en Mazatlán, que presidió Héctor Melesio Cuén Ojeda en donde se detallaron el trabajo hecho. Sin duda una coordinación eficiente del maestro Rafael Mendoza Zataraín, Delegado Regional.

…Al alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, le está costando mucho trabajo poder echar andar en forma armónica los trabajos de fin de año en éste municipio. Y aseguró que recibirá 200 millones de pesos para pago de aguinaldos y sueldos.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar