CONTRA LA AUSTERIDAD

El frente opositor integrado por los partidos perdedores, PRI, PAN, PRD y MC, no han entendido que la derrota que sufrieron no es contra Morena o Andrés Manuel López Obrador, sino que fueron expulsados del poder por el hartazgo de los ciudadanos por sus formas y desempeño de gobierno.

Los dirigentes de estos partidos deben andar verdaderamente muy desesperados, porque no sólo hicieron malos gobiernos, se sirvieron con la cuchara grande todo el tiempo que ejercieron el poder y ahora salen a defender una causa que a los mexicanos le molesta mucho, como son los grandes salarios y la opulencia con la que vive una casta de beneficiarios del gobierno.

En realidad, creo que la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene que valorar con mucho sentido común, más que la legalidad que puedan razonar, y sumarse a la “política de austeridad” del gobierno federal, debido a que el país está en bancarrota.

Es posible que tengan argumentos de razón legal, los dirigentes de los mencionados partidos, pero creo que esta lucha no será apoyada por los ciudadanos que votaron en la pasada elección.

En realidad, creo que Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, no ha valorado que puede perder su partido lo poco que pueda tener. Estos increíbles salarios de algunos funcionarios públicos son sinónimos de corrupción, y sería que estos partidos políticos que desean regresar al poder público, retomen una causa de esta naturaleza, resulta increíble.

En realidad, un sueldo de 108 mil pesos no es mal sueldo, creo que, si desean seguir teniendo los grandes privilegios en dichos cargos públicos, el país no tiene ninguna posibilidad de resolver sus grandes carencias económicas.

En la práctica, creo que ninguno de los dirigentes que encabeza dichos partidos resistirían una auditoría, tanto Marko Cortés, del PAN; René Juárez, del PRI, Dante Delgado Rannauro, de MC, y del perredismo ni se diga. Estos dirigentes no tienen llene y quieren que no haya austeridad y que del derroche siga.

Es indiscutible que tomaron mala causa los dirigentes de los partidos perdedores, si realmente quieren congraciarse con la sociedad, recuperar la confianza y el voto en las futuras elecciones, deben revisar muy bien sus banderas políticas.

 

 

RESPONSABILIDAD DE LOS ESTADOS

 

 

Los gobernadores en México habían caído en una gran irresponsabilidad, acusaban de todos los hechos de violencia a los delincuentes de delitos federales y bajo ese pretexto aceptaron tener policías que sólo sirven para la simulación.

Las policías estatales y municipales dejaron de ser confiables para los ciudadanos y para el gobierno federal, razón por la cual, tuvieron que enviar al ejército y la marina a las calles.

Esta irresponsabilidad de los gobernadores la argumentaron que no tenían la capacidad para contrarrestar la delincuencia del crimen organizado.

El gobernador electo de Jalisco y 12 gobernadores panistas se inconformaron con el Plan Nacional de Seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, también en contra de la creación de la Guardia Nacional, pero finalmente el presidente se reunió con dichos gobernadores en la Conago y les dijo, no se enreden, de los delitos federales se hace cargo la federación y de los delitos del fuero común, ustedes los gobiernos estatales.

Esto deja muy claro, que las policías estatales deberán convertirlas en instrumentos eficientes y que sirvan para combatir la delincuencia común, de la cual, hay un 95 por ciento de impunidad.

La responsabilidad se las refresco López Obrador a los gobernadores que le andaban haciendo “al vivo” y los alcaldes deben dejar de evadir su responsabilidad y ordenar acciones preventivas en serio.

A través de las coordinaciones que está enviando la Secretaría de Seguridad Pública en México, que encabeza Alfonso Durazo, debe dar respuesta, no hay espacio para la simulación o el fracaso.

En Sinaloa se ven las patrullas con los soldados y marinos, que están en la tarea encomendada, situación que debe obligar a los gobernadores y alcaldes a restructurar sus policías y dar respuesta.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El nuevo dirigente del PRI, Jesús Valdés, es un priista que tiene cualidades personales para lograr conectar bien con los sinaloenses, pero si no tiene apoyo y el trabajo de los comités municipales, de nada servirán.

…La dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, tiene un gran reto, lograr mover hacía la recomposición interna a su partido, hasta el momento no se le mueve ninguna rueda.

…El dirigente nacional del PAN, está muy perdido, se olvidó de la gente que vota y está enfocado a defender a los que tienen los mejores sueldos en el gobierno. Esto no lo entiendo.

…En Sinaloa, el que tiene los pies en la tierra es Héctor Melesio Cuén, dirigente del PAS, sabe que tiene que hacer una gran labor con los sinaloense y entrar nuevamente a la pelea política.

…Los diputados locales que fueron amenazados vía telefónica, confían en que la Fiscalía aclare el caso y proceda contra los presuntos responsables. Ojalá y tengan respuesta inmediata.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar