DERROTA ANUNCIADA

BRECHANDO

02-06-2022

Antonio Quevedo Susunaga

La oposición en México se enfrenta ante una derrota anunciada, primero por el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, que dijo que era muy difícil ganarle a Morena en los seis estados donde renovarían gobernador, y que el único estado que podían ganar era Aguascalientes, esta declaración le encantó a Morena, fue una especie de autoevaluación panista donde aceptaba la derrota.

A dos días de las elecciones en Hidalgo, Quintana Roo, Durango, Aguascalientes, Oaxaca y Tamaulipas, el “auto diagnóstico de Marko Cortes” se está cumpliendo al pie de la letra en dichos estados, con el riesgo de que pierdan también Aguascalientes.

En la elección del 2021, el PRI, PAN y PRD perdieron la mayoría de las gubernaturas, 13 en total, una derrota que marcó con claridad una tendencia en descenso de la oposición difícil de detener.

El asunto no termina en las elecciones del 2021, porque esta elección consolidó a Morena cómo la primera fuerza política que gobierna con sus aliados 18 de los 32 estados del país.

El aspecto más extraño es que la oposición no quiere ver, sino cambian el sistema de trabajo político, no se acerca a la sociedad no podrá recuperar el poder político, antes podían engañar al electorado, pero ahora es un electorado “bien alimentado” políticamente, que tiene una información de cómo habían sido manipulados por tres décadas o más.

“La derrota anunciada” es la que se consumará este domingo en las entidades en donde habrá elecciones para gobernador, y según las encuestas, el resultado en Hidalgo favorece a Morena; al igual que en Oaxaca; no hay duda en Tamaulipas; en la misma forma en Quintana Roo, la ventaja de Morena en las encuestas en significativa.

En Tamaulipas, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, ayudó mucho a Morena con todos los excesos, corrupción, relación con el narco y su intentó de desestabilizar el gobierno de López Obrador con la llamada unidad de gobernadores rebeldes.

En el caso de Oaxaca e Hidalgo, los gobernadores priistas hicieron su parte de entregarle a Morena un estado planeado, al igual que lo hizo Quirino Ordaz Coppel.

El otro priista, Alito Moreno, dirigente nacional del PRI es el que más está ayudando a Morena con sus videos, en donde lo “bichan” y lo pasean por todas las plazas políticas del país, exhibiendo su forma de hacer transas, de engañar gente, de robar terrenos y de tomar dinero del erario para sus compromisos políticos.

Alito es una vergüenza para muchos priistas, que militan con honestidad y principios en ese partido.

Es indiscutible que Alito ni por equivocación debe ir a los estados en donde hay elección, lo pueden agredir.

El problema de los gobernadores ratas, como Alito, es que terminan embarrando a la mamá, como también lo hizo Francisco Cabeza de Vaca y Ricardo Anaya, que es otro panista ratero que anda huyendo. A este último panista, los de Morena saben que es más útil prófugo que en la cárcel, por esa razón, lo han dejado correr.

El otro tema es que los dirigentes de los partidos, Marko Cortés, del PAN y Alito Moreno, terminaron perdiendo el liderazgo, pero lo más grave, que el control de sus partidos se lo arrebato el empresario Claudio X González, que no le quedó otra alternativa que salir a invitar a votar a los ciudadanos de los seis estados en donde hay elección, pero la condición que les impone es que no voten por los candidatos de Morena.

La mediocridad de los presidentes de los partidos, que no se les puede llamar dirigentes, porque su papel después de la figura de Claudio X, ellos son los gerentes de estos partidos políticos.

Y sólo hace falta que los ciudadanos salgan a depositar los votos y las autoridades electorales a contarlos para saber quiénes son los ganadores.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar