DESINTERÉS DE GOBERNADORES

Antes de la 45 sesión ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el presidente Andrés Manuel López Obrador, exhibió a los gobernadores faltistas o desinteresados en participar en la reunión para analizar el tema de la seguridad pública, comentario que trajo de inmediato la reacción de los gobernadores panistas que son los que no asisten.

El presidente mencionó a nueve gobernadores que son los que menos asisten a las reuniones de Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, en la que se toman decisiones de coordinación para combatir la incidencia delictiva entre la federación y los estados.

El dato es coincidente, debido a que el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, es el que menos asiste y es el que tiene más homicidio de alto impacto en su estado.

Entre los faltistas destacan Martín Orozco, de Aguascalientes; Claudia Pavlovich, de Sonora; Cuauhtémoc Blanco, de Morelos; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León; entre otros.

La más cumplida es Claudia Sheinbaum Partido, que no falta a las reuniones y que tiene una atención extraordinaria para atender los hechos de violencia en la Ciudad de México.

En el caso del gobernador Quirino Ordaz Coppel, es uno de los que está más atento y coordinado con el gobierno federal para atender los hechos de violencia.

El llamado del presidente tiene sentido, porque mientras el gobierno federal compromete acciones, envía policías para atender los hechos de violencia, hay gobernadores que permanecen con los brazos cruzados dejando los problemas correr y los afectados son los ciudadanos.

Los gobernadores argumentan que no asisten porque en dichas reuniones “no se resuelve nada” y tampoco el presidente escucha los planteamientos de los gobernadores.

El asunto es que las medidas de seguridad echadas andar por López Obrador, no han tenido resultado en aquellas entidades donde se evidencia que no hay coordinación, la mayoría panista, los casos más claros Guanajuato y Tamaulipas.

Los gobiernos estatales y los municipios que no participen o asumen una actitud cómplice, la violencia seguirá siendo el tema indomable en esas entidades. El gobierno de López Obrador tiene documentado que 50 municipios en México está en complicidad con las bandas de delincuentes y la intención es echar operativos conjuntos.

 

 

LA MALA IMAGEN PANISTA

 

 

Los ex presidentes de la república, Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón, aún retirados del PAN, siguen afectando a este partido desde donde se encuentran y lo arrastran con su imagen de corrupción.

El problema que enfrentan los panistas, en especial Felipe Calderón, es muy seria, porque convirtió al gobierno de México en el cómplice principal del cártel de Sinaloa, según las versiones de las investigaciones de las autoridades de Estados Unidos, razón por la cual, tienen la mirada puesta en Felipe Calderón, que puede ser calificado como “traidor de México” y en ese nivel ser llevado a juicio.

En el caso de Vicente Fox Quezada, las autoridades norteamericanas encontraron cuentas entre lazadas entre los hijos de Martha Sahagún y Genaro García Luna, por un total de 80 millones de dólares.

Los dos ex gobernantes panistas deben estar muy preocupados porque hicieron mal las cosas, ganaron dinero y lo está demostrado con Genaro García Luna, que la Unidad de Inteligencia Financiera, que dirige Santiago Nieto, señaló que la transferencia se realizó desde la Secretaría de Gobernación.

La información obtenida por Inteligencia Financiera abre todo un expediente en México, porque este camino es un enlace directo entre el gobierno, mediante la Secretaría de Gobernación y la empresa de Genaro García Luna. En esta relación obviamente que surgirán otros nombres cercanos al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Con la detención de Genaro García Luna se abrió un “negro expediente” en el gobierno mexicano, en donde la delincuencia de más alto nivel, no son los cárteles, sino los funcionarios encargados de la seguridad pública en México y en donde participan los presidentes Fox, Calderón y Peña.

Los gobernadores panistas, no deben mostrar tanta arrogancia, porque finalmente pueden resultar embarrados con la deshonestidad de García Luna, que pudo haber trascendido a dichas entidades en donde gobiernan los panistas.

Las autoridades norteamericanas, que tampoco tienen totalmente las manos limpias, que han hecho acuerdos que les ha permitido entrar hasta las profundas raíces de la delincuencia mexicana y el gobierno, son parte de una nueva historia que se está escribiendo.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, estuvo en la reunión de seguridad nacional en la ciudad de México, que presidió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

…El alcalde de Mazatlán, Guillermo Benítez, desea ser el próximo candidato a gobernador de Sinaloa por Morena. Es posible que no le alcance para ganar la elección en el 2021.

…El alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, sería muy difícil que pretendiera ser el próximo candidato a la gubernatura de Sinaloa.

…Las investigaciones pueden llegar hasta el Instituto Nacional Electoral, porque puede ser que haya dinero “sucio” en la creación del partido de Margarita Zavala.

…En Sinaloa, todavía no se advierte quién pudiera ser el próximo candidato a la gubernatura por el PRI, aunque hay varios priistas que aspiran.

…El que está empujando todo un intenso trabajo en Sinaloa, es el profesor Héctor Melesio Cuén Ojeda, que se siente muy contento porque está teniendo una excelente respuesta de la gente, en su esfuerzo por ganar la gubernatura en el 2021.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar