EL PRI RECHAZA PRESIONES

Mientras la dirigencia nacional del PAN presionó al PRI, lo emplazó a no votar por la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador de la reforma energética y la nacionalización del Litio, porque se terminaría la coalición opositora “Va por México”, la respuesta de Alejandro Moreno fue justificadora: “estamos trabajando en debatirla, discutirla, no hay prisa, nadie presiona al PRI”.

En esta ocasión quiero hacer alusión a un comentario del exsenador Manuel Cárdenas Fonseca, un político sinaloense sensible y con conocimiento de la política nacional, cuando en la plática hicimos referencia a esta alianza, la respuesta de Manuel Cárdenas fue “esa alianza ya terminó». Y si Alito dice que nadie lo presiona es cierto,” ni la militancia lo presiona y tampoco lo toma en cuenta”.

Las declaraciones del diputado panista, cacique político de la ciudad de México, Jorge Romero le advirtió al PRI, que van en alianza en lo legislativo en contra de la reforma eléctrica o se acabó la alianza PRI, PAN y PRD. Es posible que en atención a esta advertencia el PRI haya rechazado la iniciativa de AMLO.

El PAN se quiere erigir como el hermano mayor del PRI, pero los priistas son políticos con oficio, tienen conocimiento del quehacer político y saben que con el panismo el futuro para el PRI es ir por un camino equivocado.

Y la declaración de Alejandro Moreno, la reconfirmó el diputado Rubén Moreira, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, en el sentido de que el PRI rechaza dicha iniciativa.

Este rechazó es seguramente para presionar a Morena y al presidente Andrés Manuel López Obrador a negociar, en el sentido de que desean los priistas 2 gubernaturas de las que serán renovadas que son: Oaxaca, Quinta Roo, Tamaulipas, Durango, Aguascalientes.

López Obrador les recordó a los priistas que no se les olvide, que la reforma energética es un asunto congruente con el priismo desde el gobierno de los priistas Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos, que marcaron una defensa nacionalista que salvó a México en aquél entonces con la nacionalización del petróleo y la energía.

En esta disputa con Morena, el PAN le ha querido imponer al PRI un collar en el cuello para jalarlo con un mecate por el rumbo de la derecha empresarial.

Este discurso de Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, nos da la impresión de que no sabe qué hacer, si romper con la alianza con el PAN, hacer a un lado a Salinas o llevar por el rumbo nacionalista al priismo.

Los lideres Marko Cortés, del PAN y Jesús Zambrano, del PRD, confirmaron que rechazarán la reforma energética propuesta por el Ejecutivo federal.

 

 

LA MISMA POSTURA

 

 

En éste interesante debate de la reforma energética y la nacionalización del Litio, la postura política del PAN es la misma que sostiene el sector empresarial, es la misma que argumentó cuando el presidente Enrique Peña Nieto, echó andar la reformas estructuras de las energías y que podemos constatar que no trajo los beneficios que se dijeron acarrearía al pueblo de México.

La argumentación de Marko Cortés y del sector empresarial se fundamenta en una premisa falsa, la misma que tiene a España metida en el más grande de los problemas del suministro de energía a la población, en donde las tarifas son impagables por los ciudadanos.

Esa misma argumentación fue la que uso el entonces presidente Enrique Peña Nieto, cuyo resultado fue un fracaso para los ciudadanos y un gran negocio para políticos, empresarios que defienden con las uñas dicho esquema que les favoreció en sus intereses porque los mexicanos pagan el costo de energía que consumen sus negocios.

Es interesante darle seguimiento cómo votarán los legisladores en esta reforma energética, que no será alentada con “sobornos a los legisladores”, y que el voto lo tendrá que determinar conforme a su conciencia; sin embargo, el PRI quiere gubernaturas.

La postura del PAN y PRD está definida, van en contra de esta decisión; sin embargo, están los legisladores del PRI, Morena, Movimiento Ciudadano, el Verde Ecologista, que deberán definir su postura de acuerdo a los intereses de los mexicanos y del país.

El objetivo de la administración de Lopez Obrador es fortalecer la Comisión Federal de Electricidad e impedir que los extranjeros se apoderen de los grandes contratos.

La nacionalización del Litio, que es una gran riqueza que los mexicanos tenemos, el gobierno la desea proteger y evitar que se los extranjeros sean los beneficiados.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Es posible que la iniciativa de AMLO para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad y la nacionalización del Litio no sea aprobada, pero traerá costos para los partidos opositores.

…Los priistas no comen lumbre, saben que los expedientes de los priistas corruptos los tiene la administración de López Obrador.

…Los nuevos dirigentes del PRI son muy pequeños comparados con aquellos políticos nacionalistas.

…El senador Mario Zamora Gastelum, será secretario adjunto del PRI nacional, según el anuncio de Alito Moreno.

…El expresidente Carlos Salinas de Gortari mando el mensaje a los priistas de no apoyar las reformas eléctricas ni la nacionalización del Litio, según la legisladora Claudia Ruiz Massieu.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar