EL RETO DEL PRI ES LA INCONFORMIDAD

Los priistas están usando estratégicamente la Asamblea Nacional de reformas de sus estatutos para buscar recuperar espacios políticos, crear el ambiente propicio para construir la plataforma de lanzamiento de su candidato para el 2018.

Los priistas están hablando de los retos a los que se enfrentará el PRI “moderno, renovado y de visión de futuro”, que en realidad deberán enfrentarse a una inconformidad nacional por mal desempeño político y de gobierno.

Los priistas tendrán que enfrentarse a los cuestionamientos de Andrés Manuel López Obrador, hasta ahora, el único que capitaliza la gran inconformidad social, tanto de empresarios, ciudadanos clase media, baja y de extrema pobreza en el país.

Es evidente que el próximo mes de noviembre, cuando arranque el proceso electoral del 2018, los priistas tendrán en la mano al que será su candidato a la presidencia de la república, en donde la imposición abierta o enmascarada con algún procedimiento abierto lo determinarán.

En realidad, hasta el momento de las cuatro reuniones nacionales que se realizaron en todo el país no habido nada extraordinario, creo que ha sido más el escándalo que los resultados, dado que el carácter autoritario que vive dicho partido no será fácilmente removido.

Los retos para el PRI no cambiarán en nada con la presunta modernización de la organización o de la supuesta apertura, creo que la gente ha cambiado y está esperando resultados.

Los priistas y los panistas están viendo cómo se acomodan los partidos para llevar un “candidato de unidad o de alianza” entre el PRI y el PAN, dado que son los partidos con mayor afinidad en su desempeño y en su visión de gobierno.

En el caso de los temas de rendición de cuentas, la lucha contra la corrupción, el rescate ético y moral de las instituciones, son parte de una demagogia política.

Pero el asunto creo que al final de cuenta el trabajo del PRI en estos momentos y lo que haga el PAN, están encaminados a impedir que gane Andrés Manuel López Obrador, que plantea cambios de fondo y acciones que pueden acabar con el coto de poder de muchos años de intereses.

Es obvio que el trabajo que hagan priistas, panistas y perredistas está encaminado a sacar propuestas que serán consultadas con los dueños del poder político y económico de México.

 

LA DESIGUALDAD SOCIAL

 

Los proyectos políticos deberán atender de inmediato la gran desigualdad social que prevalece en todo el país, las riquezas y el poder económico está concentrado en unas cuantas manos, esto ha provocado que las tensiones se incrementen cada vez más en el país.

En todos los estados hay manifestaciones de inconformidad, por el pésimo desempeño de los gobiernos, por el desempleo, por la violencia, el narcotráfico y la impunidad que prevalece, pero no se advierte que los partidos políticos estén encaminando sus esfuerzos a esos renglones, ellos quieren ganar el poder sin importar cómo.

Los jóvenes en México, que son nuestro futuro, pues ese futuro está totalmente descuidado. Los jóvenes no creen en nadie y menos en el quehacer del gobierno.

Los partidos están buscando hacer votar a los jóvenes, pero los tienen marginados, sin oportunidades, sin empleos, sin importunidad de ingresar a estudiar a las universidades y en medio de la miseria.

Los partidos políticos en los estados sólo suman sus fuerzas para a las decisiones nacionales, en realidad los que deciden son los dueños del poder que son los que marcan las reglas y dictan las direcciones.

Los mexicanos quieren un cambio, pero hay miedos que son muy bien capitalizados para evitar que haya cambios.

Es importante que haya una regionalización política, en el sentido de darle voz y votos a los ciudadanos para que propongan soluciones y tengan resultados reales.

Las políticas públicas dejaron de ser útiles en el país, no hay un plan que los mexicanos pueden visualizar y revisar, no se sabe el rumbo que lleva éste país y ni siquiera hay una idea clara del gran endeudamiento.

 

BRECHANDO

 

…En realidad, Andrés Manuel López Obrador tiene razón, los hechos ocurridos entornos a Rafa Márquez y al cantante Julión, es una información negativa que nos daña extraordinariamente.

…En Sinaloa, entre el priismo no se advierte que haya una cohesión, creo que esto puede llevar al PRI en el 2018, en una marcada división.

…Los legisladores priistas, alcaldes y dirigentes no se sienten arropados por su partido, tampoco se advierte que haya cercanía con el gobernador Quirino Ordaz, aspectos que pueden contar el próximo año.

…El exgobernador Mario López Valdez, no está cruzado de brazo, como tampoco se operador político Gerardo Vargas Landeros, creo que tienen claro la ruta que recorrerán con rumbo a las elecciones próximas.

…En la práctica política para los gobernadores de extracción priista, su futuro se encuentra en juego en el 2018, debido a que, si repite el PRI, tienen posibilidades de continuar con sus formas de gobierno, pero si el presidente es de otro partido, seguramente les exijan cuentas claras.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar