EL RETO ES GANAR 2021

Los partidos políticos en México tienen un gran reto, ganar las elecciones del 2021 y crear las bases y la certidumbre para entrar a la lucha por la presidencia de la república en el 2024 para elegir al presidente que sustituirá Andrés Manuel López Obrador.

Los partidos políticos existentes no tienen la certidumbre de las elecciones del 2021, están padeciendo el desgaste político, como nunca, que puede ser el principal obstáculo que tendrán que brincar para entrar al juego con los viejos y los nuevos partidos.

El otro obstáculo gigantesco es el sentir de los ciudadanos, porque en una gran parte de la población todavía hay un hartazgo, que no se ha resuelto por parte de los partidos, que no han querido entender que deben renovarse, refundarse o cuando menos acercarse a los ciudadanos.

El voto del 2021 será muy significativo, porque los ciudadanos pueden liquidar a los partidos que cargan con la mala carga de la corrupción, en esta lista, se encuentra el PAN, PRI y PRD.

En el caso de los nuevos partidos, el gran reto será que tendrán que participar solos en el proceso electoral, no podrán hacer alianzas y tener que sacar el 3 por ciento de la votación del Padrón Electoral para conservar el registro que están tratando obtener del Instituto Nacional Electoral.

Los partidos también se enfrentarán a una organización electoral diferente, en donde el INE, tendrá que ajustarse a la transparencia y de no hacerlo, estará acelerando la salida de los actuales funcionarios.

En el caso de Morena, es un partido que puede obtener respaldo con sus aliados como el PT, Partido Verde, entre otros que pueden sumarse por conveniencia.

En algunas entidades se habla que Morena puede hacer alianzas con el PRI o con partidos y fuerzas políticas estatales, con el fin de ganar los espacios políticos que estarán en juego como son las 15 gubernaturas, diputaciones federales, locales y alcaldías.

Es importante destacar que el desgaste que están sufriendo los partidos, por las acusaciones de corrupción en contra de sus miembros, preocupa porque esto les provoca una pésima imagen ante los electores, que desean que haya cambio en la práctica política.

Los políticos y sus partidos deberán revisar con mucho detenimiento cómo y qué tipo de candidato proponer para que los electores los acepten y voten por ellos, de lo contrario las 500 diputaciones federales, las 15 gubernaturas y más de 2 mil alcaldías y los congresos estatales, pueden expulsar a los partidos de oposición y Morena consolidarse con los aliados.

 

 

MORENA ES EL PARTIDO A VENCER

 

 

La competencia electoral en el 2021 en Sinaloa será en varios de los municipios que hoy gobierna Morena, no tanto por la fuerza política que exhiban los partidos políticos o los candidatos, porque no hay satisfacción por la forma cómo gobiernan los alcaldes de Morena y el trabajo hecho por sus legisladores.

El puerto de Mazatlán, gobernado por Guillermo Benítez, de Morena enfrentará fuerte competencia por los priistas, porque el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el dirigente del PRI, Jesús Valdés, le han dedicado esfuerzo, tiempo e inversiones que dejan a un segundo término el quehacer municipal.

En Mazatlán, hay que destacar que la presencia del Partido Sinaloense es significativa, que entrará en la pelea por las alcaldías y las diputaciones federales y locales.

Los priistas que encabeza el gobernador Quirino Ordaz Coppel están dispuestos a recuperar el municipio de Mazatlán, pero también Ahome, en donde el actual alcalde ha sido un desastre político.

En Culiacán, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, tiene que enfrentar a los ciudadanos que esperan más del ayuntamiento, seguramente tiene la buena intención de hacer más, pero los recursos en todos los municipios están muy limitados y ningún alcalde podrá decir que dejó satisfecho a todos los ciudadanos.

En otros municipios disputados serán Guasave, Navolato, Cosalá, entre otros, en donde el PRI se ha recuperado, en otros tendrán que acudir con alianzas para ganar y el PAS un partido comodín, en estos momentos.

 

 

BRECHANDO

 

 

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, echó andar una campaña “échale la culpa al PRI”, pero con la detención de Emilio Lozoya, las cosas empezaron a salir mal, y más aún, si investigan a Enrique Peña Nieto.

…El PRI se dice que está preparado para recuperar el poder, lo intenta; en el caso del PAN, no vemos un esfuerzo parecido.

…De los aspirantes que se mencionan para gobernador del PRI, creo que el diputado Alfredo Villegas no tiene competencia, porque hay algunos aspirantes que nada tienen que ofrecer a los priistas.

…En Sinaloa, al parecer no es escenario para una mujer candidata a gobernador, cuando menos no vemos una mujer con la estatura suficiente para hacerlo. Tampoco vemos muchos hombres aspirantes a la gubernatura con experiencia para gobernar la entidad, que es compleja.

…La Secretaría de la Función Pública, que encabeza Irma Eréndira Sandoval, debe realizar otra auditoría para ver lo que no quisieron ver los anteriores titulares de la dependencia, entre ellos, el maestro Rafael Morgan, ex titular de la Función Pública, en el gobierno de Felipe Calderón. Es importante que investiguen al panista Cesar Nava, que dejó un rastro que daña al país.

…Otro que no vieron, es Juan Bueno Torio, un cordobés que definitivamente debería estar en la cárcel, solo lean el libro de la periodista Ana Lilia Pérez, en donde habla del Saqueo de Pemex.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar