GOLPE DURO

BRECHANDO

07-06-2022

Antonio Quevedo Susunaga

En el proceso electoral del pasado domingo, la oposición integrada por el PRI, PAN y PRD recibió un duro golpe por Morena, que les quitó cuatro de la más importante gubernatura en los estados: de Oaxaca, Quintana Roo, Hidalgo y Tamaulipas.

En los medios de comunicación nacional, hay declaraciones de panistas y priistas, que Morena no ganó porque habían dicho que se llevarían las seis gubernaturas, y cómo sólo se llevó cuatro, dicen que no ganó como habían dicho. Es posible que esos panistas piensan que los mexicanos somos muy pendejos.

Las cuatro gubernaturas de las seis estaban en mano de la oposición, y son muy significativas para el PAN, como lo es Tamaulipas, en donde el gobernador Francisco Cabeza de Vaca, un panista mafioso, que estaba trabajando para ser el candidato a la presidencia en el 2024 por el PAN, este grupo es parte del calderonismo, que fue derrotado y el gobernador ahora va a tener que esconderse muy bien para que no lo metan a la cárcel.

Es Cabeza de Vaca el que lideraba a los gobernadores rebeldes del PAN y Movimiento Ciudadano que quería descarrilar a AMLO, y el PAN lo defendió como “cosa buena”.

Y en el caso del PRI, recibieron una soberana “paliza” en Hidalgo, en donde Carolina Viggiano, la segunda en el mando del PRI, después de Alito Moreno, en caso de dejar el partido, sería Carolina la que ocupará el cargo por estatutos.

El estado de Hidalgo uno de los bastiones más significativo de los priistas por 94 años, lo perdió el PRI en forma escandalosa al dos a uno.

El otro estado que tiene el PRI y que seguramente luchará para mantenerlo a “sangre y fuego” es el Estado de México, si lo pierde en el 2023, hagan de cuenta que quedará el PRI “bichi”.

La presidencia del PRI con Alito Moreno ha sido un verdadero desastre, perdió la gubernatura de Sinaloa, en donde el entonces gobernador Quirino Ordaz Coppel, salías en las encuestas como el mejor gobernador priista y terminaron entregando el estado a Morena.

Ahora en Hidalgo, un estado emblemático para el PRI, 90 años de gobierno, gobernado por Omar Fayad, que al parecer será invitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador a un cargo.

El otro estado que perdió el PRI, es Oaxaca, en donde Morena arraso y es gobernador Alejandro Ismael Murat Hinojosa, es casi seguro que se incorporará al equipo de López Obrador. Este será el precio de estos gobernantes.

Y la oposición considera que obtuvo un “gran triunfo” porque conservó Aguascalientes y Durango, pero vaya susto que pasaron.

En el caso de la percepción de Marko Cortes, presidente del PAN, tenía razón, ganarían Aguascalientes y salieron ganando porque conservaron Durango. Pero antes del 2018 la oposición gobernaba los 32 estado del país. Ahora estos partidos sólo tienen ocho gubernaturas.

Es indiscutible que el acelerado Alito Moreno, recibió una garrotiza por la gobernadora Layda Sansores, que difundió los audios de Alito en donde muestra sus raterías y que lo aniquiló en este proceso electoral del 2022.

El otro que canto triunfo inexistente es mi paisano Dante Delgado Rannauro, que considera que Movimiento Ciudadano creció en esta elección y no vemos en donde está el logro. Este partido obtuvo entre 2 y 3 puntos, en donde mejor le fue es en Quintana Roo.

En la elección de gobernadores éste pasado domingo fue un gran triunfo para Morena, que sumó cuatro gubernaturas que le arrebato a la oposición.

Es indiscutible que la oposición está haciendo algo mal, que lo aleja del electorado y la sociedad, porque la votación se advierte un desplome.

Es indiscutible que la alianza que hicieron los panistas, que son de la derecha; los priistas que siempre engañaron con su carácter popular y el PRD de la izquierda, lo que hace una Alianza por México contra natura, que sólo les darán el voto los que no tienen ideales.

Es posible que las cúpulas dirigentes puedan “entender o justificar” esa unidad entre panistas y priistas, que por siempre fueron contendientes políticos; sin embargo, estamos viendo que en todo ese tiempo lo que hacían era una “farsa política” con la que engañaron a millones de mexicanos. Y al final resultaron que son “iguales”, lo cual ha hecho que muchos priistas y panistas hayan emigrado de estas organizaciones, pero tal parece, que esto no les importa a los dirigentes opositores.

antonio_brecvha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar