PARTIDOS CAROS Y MALOS

BRECHANDO

08-06-2022

Antonio Quevedo Susunaga

Las elecciones del del pasado 5 de junio demostraron que los ciudadanos mexicanos tienen plena conciencia de que urge sacar del poder a los partidos políticos que no responden a los intereses de las demandas sociales.

Estas elecciones a gobernador en seis estados del país nos indica que no hay que seguir apoyando a un PRD, que no ofrece nada a cambio y que nos sale caro a los mexicanos.

El otro partido que perdió el rumbo, desde el momento que se juntó con el PAN, es el PRI, quedó demostrado en estas elecciones en donde la gente lo rechazó y están esperando que haya una reivindicación de su historia y de sus hombres. Alito Moreno como presidente de este partido anda sin rumbo.

La forma de hacer negocio de los priistas, en su ejemplo, como son las grabaciones de Alejandro Moreno, esto indigna a los ciudadanos y genera un rechazo a su cúpula dirigente, que nada tiene que ver con base priista que se está cansado de esperar un cambio.

El priismo de la revolución, de favorecer a los trabajadores, a los grupos campesinos, de los que nacionalizaron el petróleo y la electricidad, este priismo está muy alejado, y yo diría que perdido.

El otro aspecto es que los mexicanos aborrecen a los gobernadores que usan el poder para hacer dinero, volverse millonarios saqueando los recursos que los ciudadanos ponen a su disposición para que los administren con honestidad y transparencia.

El caso más repudiable de los seis gobernadores que terminaron su periódico es el de Francisco García Cabeza de Vaca, un panista que uso el poder para hacer dinero en complicidad con su familia, esposa, hijos, hermanos y madre.

Y si esto fuera poco, uso el poder para aliarse a las bandas del narco en su entidad y lo vimos cómo se aferró al poder para heredarlo, usando su estructura policiaca y sus alianzas con presuntos delincuentes.

El asunto es que Tamaulipas se convirtió en un botón de muestra, porque el equipo calderonista se trasladó a esta entidad a operar para ganar la elección, usar los recursos a su alcance y repetir, porque eso significaría, que Cabeza de Vaca fuera un panista presidenciable, pero la decisión de los ciudadanos fue de que no repitiera el PAN y su gente.

En estas elecciones se demostró que el viejo priismo debe renovarse, el ejemplo más claro es el resultado del estado de Hidalgo, en donde la gente salió a votar para echar al PRI, después de 94 años de ejercer el poder en esa entidad.

El otro partido que no ha crecido, que es una rémora del presupuesto es Movimiento Ciudadano, en donde su principal ordeñador es Dante Delgado Rannauro.

En Sinaloa, Movimiento Ciudadano fue un fracaso con la candidatura de Sergio Torres, que construyó una tumba política muy profunda.

La otra realidad es que Morena, le arrebato a esa oposición acabada del PRI, PAN y PRD, cuatro de las seis gubernaturas que gobernaban. En cuatro años Morena le ha arrebatado 20 gubernaturas a la oposición, eso indica que la sociedad los ha respaldado para que saque esa resaca política del poder, que representa la oposición, que desea el poder, pero no acepta abanderar las demandas de los más necesitados, de los trabajadores y los campesinos.

En tanto Morena no cambie su discurso y su práctica política, incurriendo en corrupción, tendrá el apoyo de los electores mexicanos.

Los partidos políticos en México les cuestan mucho dinero a los mexicanos, son muy caros y ofrecen muy poco. Esto debe cambiar y los legisladores deben hacer su chamba.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar