LA CRISIS HEREDADA

Es indiscutible que el presidente Andrés Manuel López Obrador heredó la peor crisis de México de los gobiernos anteriores, que se caracteriza por la peor corrupción de todos los tiempos, con una impunidad del 99 por ciento, el ambiente criminal más violento que hayamos vivido, una deuda externa impagable y con más del 50 por ciento de los mexicanos en extrema pobreza.

La grave crisis que administra López Obrador la detonó el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, le siguió Ernesto Zedillo, la incremento el panista Vicente Fox y la multiplicó otro panista, Felipe Calderón y le puso el máximo sello de la corrupción el priista Enrique Peña Nieto.

Los mexicanos al conocer la realidad de nuestra crisis, de comprobar el saqueo, el descubrir la creación de todo un sistema para robar, nada quiere saber de esos políticos y de los viejos partidos corruptos.

La crisis política, económica y social que estamos viviendo en el 2019, no tiene comparación a la crisis que en noviembre de 1946 describió con mucha objetividad el maestro e historiador Daniel Cosío Villegas que resaltó que “la revolución había perdido el rumbo, y con ella se extraviaba México”.

Esa revolución mexicana concentraba todos los perfiles, la revolución liberal, la socialista y la nacionalista, a través de sus propuestas buscaban la democracia de los votos y de los controles; y a través del gobierno benefactor busco la impartición de la justicia.

Los tres emblemas de esas luchas revolucionarias eran Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y la visión del juarismo.

Esas coincidencias entre lo plasmado por Daniel Cosío Villegas y lo emprendido por el actual presidente Andrés Manuel López Obrador, hay coincidencia, la historia recobra valor, y tal parece, que las historias se repiten.

Es evidente que la prudencia política que había caracterizado a López Obrador por no tocar directamente a los ex presidentes de México reventó el hilo para que todos los mexicanos lo entiendan, al decir que la grave crisis de seguridad pública la detonaron los gobiernos panistas y en especial, el gobierno de Felipe Calderón, que con sus decisiones sembró de cementerios clandestinos el país.

Y a tras de esos malos gobiernos, esta una corrupción que ahoga al país, que resulta interminable y que los responsables son precisamente los políticos del PRI, PAN y PRD, que alimentaron esa crisis.

En la historia de México no hay ninguna otra crisis de la magnitud de la crisis del 2019. La del movimiento revolucionario de 1910 se condujo con la creación de una constitución de 1917; la crisis económica, encontró una respuesta en la depresión de 1932 y la crisis de los principios históricos revolucionarios empezaron su crisis en 1946, que atinadamente Cosío Villegas describe en un amplio ensayo.

 

 

PARA LOS PANISTAS

 

 

Es importante que destacar que la postura crítica de Cosío Villegas para observar la revolución sólo es superada por la visión drástica y severa con que cuestiona a la derecha y consideró que los liberales no se deshicieron de los lugares comunes que señala al enemigo histórico.

“La derecha es la mano peluda de la Iglesia; la codicia y ostentación de una burguesía ignorante; la mezquindad de los fanáticos”. Y advertía en sus ensayos que nada podemos esperar de las derechas.

A los panistas los describió como “hombres pálidos de oficina y de parroquia, que no conocían México y no tienen nada que ofrecerle. Su único patrimonio es el desprestigio de la revolución. Saben denunciar, pero carecen de proyectos. Y su pronóstico se cumplió puntualmente, cuando dijo:” Acción Nacional se desplomaría al hacerse gobierno”.

Los ejemplos que demuestran la clara visión que tenía Cosío Villegas son los dos gobiernos panistas, el del presidente Vicente Fox Quesada y el de Felipe Calderón, que los mexicanos lo llevaron al poder y resultó el peor de los fracasos, porque la alternancia que ofrecía quedó muy lejos.

El panorama desolador que describió en su momento Cosío Villegas, de una corrupción extrema e ignorancia; una política oscura y arbitraria; un país a la deriva que terminó ofreciendo un gran sacrificio en donde el resultado es más del 50 por ciento de los mexicanos en extrema pobreza.

Y finalmente esa visión de Cosío Villegas se cierra con los detalles de la “crisis de México” en donde considera que el camino es el orgullo de los mexicanos, que construyan un régimen abierto y discutidor, y que reconstruya una economía próspera.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El gran reto de los alcaldes atender las demandas de la sociedad, encontrar las soluciones a los graves errores del urbanismo de las principales ciudades de Sinaloa que con las lluvias se dejan ver.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, no ha dudado en ningún momento el atender las emergencias que provocaron las fuertes precipitaciones pluviales.

…El rector Juan Eulogio Guerra Liera se reunió con los padres de familia de los aspirantes que integrarán el Grupo A de la Facultad de Medicina y se comprometieron apoyar a sus hijos que iniciarán clases el próximo lunes y hacer equipo con la UAS.

…Es indiscutible que los sinaloenses deben estar muy preparados siempre porque la entidad se encuentra en la ruta de los huracanes y esta ocasión estamos en plena temporada. Los organismos de protección civil deberán trabajar intensamente con la población, pero no sólo en temporada de lluvias y huracanes.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar