LA DISPUTA DEL 2021

Los gobernadores del PAN, Jalisco y el de Nuevo León, están creando sus propias estrategias, han mostrado cierta rebeldía, porque consideran que el semáforo del regreso a la “normalidad” debe medir el pulso local.

Es evidente que los “chantajes políticos de los gobernadores” es parte del juego electoral que se dará en el 2021, en donde se renovarán gubernaturas, que es la parte más atractiva del citado proceso electoral.

Los gobernadores le han apostado de que requieren dinero para enfrentar esta pandemia, razón por la cual, el presidente Andrés Manuel López Obrador, después de hacerles un llamado a evitar endeudar el país, decidió repartir un fondo de 60 mil millones de pesos, que tiene hacienda para entregar el dinero a los gobernantes estatales.

Es claro que la discusión entre los gobernadores y el presidente de la república es por el poder político y el dinero, que finalmente es la parte más relevante, que se quejan de que no tienen recursos para responder a la emergencia de la pandemia y la atención que deberán brindar a los ciudadanos.

Este fondo del que habla el presidente, es de 60 mil millones de pesos para estabilizar los fondos estatales, hay la orden de entregarlos, son recursos extras a lo presupuestado y hay reglas de operación de ese fondo y se procederá de inmediato la entrega del dinero.

Esta es una respuesta que los gobernadores estaban esperando, porque también hay que aceptar que las 32 entidades requieren dinero y más en estos momentos en que los hospitales reclaman una atención urgente para proteger a los médicos, enfermeras, empleados y brindar una atención de calidad a los enfermos.

Los legisladores y senadores de Morena, advirtieron que vigilarán que los gobernadores apliquen con transparencia estos recursos adicionales que recibirán, como también están en la idea de no endeudar dichas entidades.

Es evidente que la estira y afloja es parte de los nuevos tiempos, de la vigilancia que debe haber para que no se roben el presupuesto y evitar seguir creando nuevos ricos en nuestro país.

En relación al dinero que ocupan para competir por el poder político en el 2021, es otra historia, en donde la vigilancia será más estricta y los gobernadores no deberían arriesgarse a matonear los presupuesto que están destinando para la pandemia, que de por si son limitados.

 

 

LOS CELOS DEL PODER UIF Y FGR

 

 

Las dos dependencias más importantes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, La Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, es una dependencia que los mexicanos advierte que está trabajando y su quehacer es creíble.

Es obvio que estas acciones generan celos políticos del resto de las dependencias, como es el caso de la Fiscalía General de la República, que es la dependencia que está obligada a investigar y actuar con las denuncias que presenta el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Las dos dependencias selectas de esta administración son precisamente la UIF y la FGR, ambas instituciones no pueden pelearse, deben estar coordinadas y el presidente está obligado a vigilar que no se atoren los asuntos, como ha ocurrido en otros tiempos.

Es evidente que estas nuevas dependencias del actual gobierno, deben estar bien equipadas, deben tener los elementos para evitar que los responsables queden libres por las ineficiencias del actuar, tanto de una como de otras dependencias.

El actual gobierno tiene muchos expedientes abiertos, esto entusiasma a los mexicanos que desean que se actué contra la corrupción; sin embargo, hay un reto grande de que se pueda probar todo aquello que es denunciado.

Las autoridades fiscales, siguen siendo burocráticas, responden a intereses de grupos creados en esas dependencias, por mejor voluntad que pueda tener Alejandro Gertz Manero.

El caso de la Fiscalía General de la República, no es diferente a cualquier fiscalía estatal, creo que la gran deuda del gobierno con los mexicanos es que estas dependencias puedan abatir el 90 por ciento de los casos de impunidad que hay.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, tiene una agenda especial para atender las urgencias de la Pandemia, sin tanto escándalo como el resto de los gobernadores, haciendo estrategias que le dan su experiencia en las finanzas del estado por muchos años.

…A los ricos les sigue preocupando que Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente nacional de Morena, este terco en medir la riqueza que hay en México, sino puede el INEGI, que sea a través del Banco de México, pero que se conozca y se trabaje para acabar con la desigualdad.

…Es desgastante para la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que tiene que prepararse para una nueva ola de contaminados, que no se cuidaron y los hospitales deben atenderlos.

…El titular del INE, Lorenzo Córdova, sabe que se acercan las fechas del 2021 y tienen que improvisar el trabajo para preparar todo para cumplir con el compromiso constitucional.

…A la secretaria de Gobernación no le hacen mucho caso los gobernadores, tiene que sacar carácter para imponer el orden o de lo contrario, cada quien hará lo que se le antoje.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar