LA MALA FAMA

En la renovación del PRI, sus miembros enfrentan la perdida de la “confianza”, la mala imagen de sus gobernantes como Enrique Peña Nieto, que algunos piden su expulsión.

Los priistas se están enfrentando a nuevos tiempos, en donde los miembros pueden hacer señalamientos públicos sin temor a las represalias, hasta pedir la expulsión de quién fuera su líder “moral”, como ocupaba esa figura Enrique Peña Nieto.

El gran problema de los priistas es que deben aprender la lección y comenzar de nuevo, el gran reto es ponerse de acuerdo en jalar para el mismo lado, en la renovación partidista.

El reto para el PRI es acelerar el nuevo papel de oposición, frente a un Andrés Manuel López Obrador avalado por el pueblo.

La dirigente Claudia Ruiz Massieu acepta que se han equivocado, que tendrán que ajustarse el cinturón para hacer frente a las multas y a las deudas adquiridas en campaña, pero están emplazados a buscar otra fuente de financiamiento porque el apoyo oficial se redujo.

El ingreso del PRI estará en manos de los militantes, como también tendrán que repensar cómo debe funcionar el PRI de hoy en adelante.

La otra apuesta del crecimiento de los priistas es que los errores de López Obrador hagan efecto negativo y los partidos puedan capitalizar la desconfianza de los ciudadanos.

El reto de los nuevos dirigentes del PRI será darle confianza y credibilidad al PRI, que deberá convocar a la unidad.

El otro aspecto al que no hizo mención Ruiz Massieu es que sus dirigentes, sus gobernadores y legisladores se quedaron sin la calidad moral para asumir una postura de oposición frente a las propuestas del gobierno federal de López Obrador.

Los gobernantes priistas reciben a diario las críticas, los “abucheos”, aspectos que deberán ser superados ante un electorado que se siente harto de corrupción y malos gobiernos.

En algún momento el ahora diputado Porfirio Muñoz Ledo, dijo que “PRI gana, aunque ponga una vaca de candidato”, ahora creo que esa frase paso de moda y es para Morena.

 

 

JÓVENES COMPROMETIDOS CON AMLO

 

 

El gran reto de la presente administración federal es que los programas federales puedan cumplirse, que los millones de jóvenes mexicanos reciban los beneficios, las becas y las oportunidades ofrecidas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y en el estado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Los jóvenes que estaban desesperanzadas, aquellos que los viejos partidos políticos nunca voltearon a ver, como tampoco fueron tomados en cuenta por los gobiernos del PRI, PAN y PRD.

El arribo de López Obrador significa cumplir la promesa de la palabra empeñada de que tendrán becas, oportunidades de trabajo, acceso a las universidades públicas, sin duda, de cumplirse cabalmente esos jóvenes volverán a recuperar la confianza y la fe en el quehacer del gobierno.

Este mismo fenómeno está ocurriendo con los adultos mayores, con las mujeres y los niños, creo que este contexto de gobierno dejará fuera de la jugada las viejas formas políticas como lo ha anticipado López Obrador.

La política de grupos, de partidos con banderas de corta distancia o sin banderas, no tienen ninguna posibilidad de recuperar los espacios.

El gran problema para el PAN, PRI y PRD es que se quedaron sin banderas, sin un orden interno que los cohesione, lo peor, se quedaron sin calidad “moral”.

En este contexto, que difícil va a estar que los partidos vuelvan a tener fuerza en poco tiempo, que se puedan reorganizar para defender los espacios que gobiernan como son algunas gubernaturas, alcaldías y congresos locales.

La gran ventaja de MORENA es que tienen a un presidente de la república que está cumpliendo su palabra y su trabajo pueden convertirse en votos en las próximas elecciones, dejando por abajo las candidaturas de los partidos de oposición.

Otro elemento es que el presidente desea imponer una nueva moralidad pública, vacunada contra la corrupción, la injusticia y la desesperanza de los mexicanos.

El camino que está señalando es hacía el crecimiento de México con instituciones y empresas sanas, sin duda, es algo muy difícil de lograr, pero lo está intentando.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La renovación de los partidos políticos no deben arrastrar la inmoralidad y deberán construir bajo nuevos principios y valores.

…En Sinaloa, los ciudadanos voltean a ver al Partido Sinaloense porque está trabajando su líder Héctor Melesio Cuén Ojeda con honestidad y moralidad política para encabezar sus banderas.

…Los viejos dirigentes con calidad moral son los que deben reconstruir los partidos, los debe haber en cada una de esas organizaciones.

…El senador priista Mario Zamora Gastélum se reunió con el rector Juan Eulogio Guerra Liera para revisar temas de la reforma educativa. Una buena reunión.

…En el escenario a corto plazo, Morena considera que tiene ganada la gubernatura de Puebla y Baja California.

…En el combate a la justicia, el gobierno federal se siente seguro que capturará a los líderes de la banda que opera en Guanajuato, como también están observando aquellos que están colaborando con ellos.

…Las voces de Vicente Fox y de Felipe Calderón, ambos ex presidentes panistas, en las actuales circunstancias políticas y su descredito, sus voces se escuchan muy lejanas.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar