LOS MIEDOS DE BELTRONES

El ex dirigente nacional del PRI, el experimentado político priista, Manlio Fabio Beltrones, no dudo en ampararse ante declaraciones de las autoridades de Chihuahua, que investiga el desvío de 250 millones de pesos, en donde lo acusan de ser el principal responsable.

Las acusaciones vienen desde 2016, cuando detectaron que el PRI había desviado millones de pesos a dicho comité ejecutivo estatal, y que su dirigente nacional, había sido el gran operador.

El ex dirigente entró en acción, cuando el “foco rojo se prendió”, con la noticia publicada en el periódico Reforma, que hizo referencia a una noticia difundida el 23 de julio del presente año, en donde señalaban que Beltrones podía ser detenido, razón por la cual se amparó 530/2019 para anticiparse a cualquier demanda de aprehensión por parte de la Fiscalía General de República o de la Fiscalía de Chihuahua.

El ex dirigente del PRI, sabe que el problema es real, que pueden darle la sorpresa, y que de no tomar precauciones puede terminar en la cárcel, porque las autoridades pueden proceder al viejo modo.

El gobernador Javier Corral, quiere anotarse un triunfo en Chihuahua y meter a la cárcel a Manlio, sería un excelente trofeo para iniciar la candidatura a la presidencia de la república y montar un discurso de combate a la corrupción que le permitiría competir con las acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El temor fundado de Beltrones es que, al priista, Alejandro Gutiérrez, que lleva un juicio en arresto domiciliario, le sacaron toda la información de cómo opero Beltrones cuando fue dirigente nacional del PRI.

El otro temor fundado de Beltrones, es que si sale información acusatoria el presidente López Obrador la va a dejar correr y hasta puede abrir otras ventanas de investigación.

La señal que alertó a Beltrones debe tener mucho fundamento y la autoridad está esperando el momento oportuno para proceder con la discreción con que lo hacen.

Es claro que Beltrones no quiere pisar la cárcel, que esta atentó de todos los movimientos que el gobernador Javier Corral está haciendo en torno a este juicio en donde el PRI no está dispuesto de aceptar la culpa, aunque todas las pruebas dicen lo contrario.

El amparo interpuesto dijo Beltrones, es ante “tantas declaraciones sin sentido” que han hecho autoridades de Chihuahua, y la verdad, no quiere cerrar el año en la cárcel.

Es posible que el miedo o la desconfianza de Beltrones es porque conoce al viejo sistema político como la palma de la mano, porque conoce la forma como operaba Fernando Gutiérrez Barrios, siendo secretario de Gobernación, al que Beltrones le aprendió mucho.

EL EXPIONAJE

La lista de los personajes que están jugando un papel de mucha trascendencia en éste que será el juicio más importante encaminado a meter en la cárcel a tres ex presidentes de México, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El dato curioso es que el ex Ministro y ex procurador de la república, Eduardo Medina Mora, siendo procurador tuvo acceso a todas las informaciones que de alguna manera están ligadas al empresario José Susumo Azano Matsura, que se encargó de venderles los equipos de espionaje más modernos, equipo que usaron para grabar a funcionarios, a delincuentes y a los mismos presidentes de la república tanto García Mora como García Luna, en esta tarea perversa invirtieron miles de millones de pesos del gobierno.

Los equipos adquiridos fueron una gran adquisición para crear la Plataforma México y seguramente tiene García Luna toda la información almacena y que debe estar dispuesto a usarla para negociar con las autoridades norteamericanas. Mucha de esta información la obtuvieron a través de los expertos de una empresa israelí.

Los peñistas espiaban a los 4T, en donde salió a relucir el nombre de Alberto Bazbaz, que estaban encargados de investigar a todos los funcionarios de López Obrador.

Los gringos quieren la valiosa información que tiene García Luna, con la cual, puede negociar su difícil situación, y gringos con esta información, pueden enjuiciar a tres ex presidentes de la república mexicanos.

García Luna tenía un gran equipo clasificado como “Nice Trace Target”, con este equipo escuchaba al narco, a los funcionarios públicos y para fines privados. El entonces secretario de seguridad, tenía toda la información a su alcance.

Los gringos no se equivocaron, se fueron sobre el ex funcionario clave para conocer toda la información valiosa relacionada con el gobierno mexicano, sobre todo, lo relacionado con el narco.

El nombre del empresario tecnológico, José Susumo Azano y un priista Walter Meade, pueden ser llamados para hablen de su trabajo técnico realizado.

BRECHANDO

…El próximo año 2020, no hay duda de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, no tendrá competencia porque los ex presidentes tendrán que estar dedicando todo su tiempo y dinero para ver cómo se defienden de los gringos.

…Después de los jaloneos y amenazas, China se está arreglando con Estados Unidos.

…El presidente de Estados Unidos, Donald Trump está dispuesto a todo para demostrar que “no hizo nada malo” como para que lo enjuicien.

…Se pueden librar ordenes de aprehensión por el caso de la Guardería ABC.

…El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sancionó a 207 funcionarios por corruptos y la lista es interminable. Al presidente Arturo Saldívar le va a llevar mucho tiempo terminar de barrer “la casa”.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar