Los partidos políticos nacionales y la lógica sinaloense

Todos los días se menciona que los partidos políticos no son merecedores de la confianza “ciudadana” cuando que el sistema de partidos acusa larga vida ya que el mismo existe en cualquier gobierno que se preste, aún con sus “asegunes”, de vivir en democracia.

En el plano nacional se encuentran en proceso de renovación de dirigencia, para el presente año, los partidos MORENA y PRI, y el PAN ya definió con Marko Cortés, por lo que Yeidckol Polevnsky y Claudia Ruiz deberán entrar en el proceso de cambio para cumplir el mandato estatutario. En este momento el PRI ha resuelto ir a una renovación de su dirigencia bajo el esquema de consulta a su militancia aspirando a que sea el Instituto Nacional Electoral (INE) quien lleve a cabo el proceso por lo que habrá de vivirse el mismo atentos y que el padrón de militantes no salga extraño, por decir lo menos, en estados como Hidalgo, Coahuila, Campeche, Estado de México, Chiapas y Guerrero.

En el PRI, a saber, se tienen nombres de varios que ya han externado su deseo de competir y se destacan, por abecedario, un gobernador, Alejandro Murat, egresado de la escuela privada (ITAM), apoyado por su padre y las relaciones del mismo en la estructura de poder y militancia partidista, que, al igual que al señor de Nuevo León apodado “el bronco”, no le detiene la ambición de escalar y está dispuesto a dejar con un palmo en las narices a sus coterráneos y, tal vez, su aspiración se deba a que durante campaña expresó todo tipo de epítetos (en la modalidad de insultos) a la persona del entonces candidato ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador y ve en esto su tabla personal de salvación y de crecimiento para contender en el 2024 y, bueno, habría que destacar que su padre fue el responsable del acto político del PRI en Lomas Taurinas, lugar del asesinato de Luis Donaldo Colosio, así que la militancia deberá sacar sus propias conclusiones, pero ya se encuentra trabajando en el mosaico nacional y esos gastos no se computan; José Narro, personaje respetado por su seriedad y empatía con los jóvenes y los centros universitarios y del conocimiento, con una hoja de servicios en la militancia partidista destacando el presidir el centro de pensamiento del PRI, la Fundación Cambio XXI, al lado del finado Colosio, formado en la escuela pública, que no aspira a contender en el 2024 y sí pretende democratizar y reivindicar al PRI; Ivonne Ortega, que ha expresado su deseo, desde hace años, de presidir al PRI y cuenta con una vida partidista con cargos de elección representando a ese partido como diputada local, federal, alcaldesa, senadora y gobernadora, preparada en la escuela privada, sin que se sepa de mayores aspiraciones que democratizar al partido, y, si bien no cuenta con prestigio destacado en los centros de poder y del conocimiento, tampoco trae negativos que le pudieran cerrar las puertas y acceder a ellos.

En lo referente a otros partidos nacionales existentes, los mismos se verán reducidos a intentar mantener su registro en el 2021, por lo que hay que voltear a ver, con mayor interés, a dos de los muchos que bajo agrupaciones políticas nacionales intentan convertirse en Partidos: México Libre, liderado por Margarita Zavala y acompañándola en tal aspiración su esposo Felipe Calderón, planteando ser lo que el PAN dejó de ser y “restaurar la política” (lo que ello signifique) para lo que hace tiempo inició su peregrinar en redes sociales sin que sepamos cuántas asambleas estatales ha logrado, como tampoco sabemos qué panistas reconocidos y respetados en el argot la estén acompañando en esta búsqueda de registro dada la enorme fisura que se generó con motivo de la candidatura presidencial que le ganó Anaya; Redes Sociales Progresistas (RSP), organización política que nace antes de la campaña presidencial bajo el auspicio de Juan Ivan Peña Neder, con experiencia en redes sociales, trabajo sociopolítico y que trabajó al lado de Manuel Camacho y Felipe Calderón. Con esta organización (RSP) trabajó en paralelo del partido Morena en pos del triunfo de Andrés Manuel y en el camino se sumaron a ese trabajo, destacadamente, personajes vinculados al magisterio (Rafael Ochoa, Fernando González y René Fujiwara), habiendo celebrado, exitosamente, su primera asamblea estatal (de las 20 necesarias) en Chiapas y el mensaje fue “no somos un partido apéndice ….somos un partido con vocación de poder y habremos de acceder a él”, y, en el mensaje de Fernando González, la idea troncal fue la de vivir a plenitud con un partido progresista en el que tienen cabida las nuevas generaciones con plena libertad de participación vinculando la educación con la productividad y el ingreso personal y familiar, vivienda, plenas libertades, salud universal y patrimonio con casa propia.

Así, Sinaloa no puede ni debe dejar de reflejarse en este ambiente por lo que para ello, los sinaloenses interesados en estos procesos, sugiero, debemos hacerlo sin poner en riesgo lo avanzado por el actual gobierno local calificado como el mejor a nivel nacional y, para ello, es necesario que los ex gobernadores Francisco Labastida y Juan Millán no irrumpan como cuando apoyaron a un candidato bajo siglas contrarias a su militancia y le generaron al PRI un sismo local que se trasladó a lo nacional y en ese partido siguen sufriendo el daño; que Jesús Aguilar no asuma que las puede en estos procesos de partidos, evitando tirar una “línea” que no está en sus haberes hacer, y Mario López siga en su prudente ausencia, vaya, es fundamental que administren la ansiedad y no generen daños al clima de gobernanza que tenemos los sinaloenses que, si bien hay muchos problemas y sin que sea consuelo de tontos, estamos mucho mejor que el mosaico nacional: “mucho ayuda el que no estorba”.

Sinaloa debe de construir para re encontrarse fortalecido en el orden y el respeto con miras a una sucesión en el 2021 que sea una fiesta en comunión con la paz y el progreso de sus habitantes, con unión en la diversidad teniendo como fin primario y último el respetarnos y fortalecer autoridades y su representación. Si bien los procesos para renovar dirigencia local en el PAN y MORENA hacen vientos que presagian huracán, esto es propio de ellos hacia su interior y no deben afectar las acciones del Ejecutivo estatal; igual suerte deben atender los representantes de otros poderes y organismos autónomos los cuáles deben ceñirse a sus tareas y no violentar en sus ambiciones partidistas la posibilidad de buen gobierno, ya de suyo existen voces que legítimamente expresamos rezagos, para enrarecer un ambiente que, aún con las dificultades y señalamientos, hasta hoy ha sido propicio para que el gobernador Quirino Ordaz se mantenga como el mejor “ranqueado” bajo las mediciones con que se evalúa a todos los gobernadores por organismo independiente. Este pensamiento o sugerencia, también va para las organizaciones que aspiran convertirse en Partido Político Nacional ya mencionadas y que encuentran en Sinaloa campo fértil, para ello púes Margarita tuvo apoyo de destacados panistas locales y las Redes Sociales Progresistas también tienen simpatizantes de muchos jóvenes y de una parte del magisterio.

Bienvenida sea pues la vida política y participativa del sistema de partidos en Sinaloa, que los partidos se revindiquen ante una sociedad ofendida, que existan nuevas ofertas, que se abra paso a nuevas generaciones, que sea con orden, respeto a la ley y en sana convivencia, que la participación de las personas en su militancia o preferencia no trastoque ni afecte, en sus legítimas aspiraciones, el clima para que el gobernador pueda seguir buscando e implementando soluciones a los problemas que nos aquejan y que de suyo son muchos, para agregarle otros.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar