LOS PERFILES

A unas horas de definir los priistas el método que usarán para elegir al próximo candidato del PRI a la presidencia de la república, el presidente Enrique Peña Nieto, empezó a jugar con el perfil que deberá reunir el futuro aspirante a la presidencia y consideró que deberá tener los siguientes atributos:

“Que tenga una visión clara del México que quiere construir y saber hacía donde va el país; como debe caminar para llegar a mejores condiciones; una trayectoria honesta, limpia, de reconocimiento y de prestigio, porque eso hará que el PRI, tenga un candidato altamente competitivo”.

El único que sabe quién puede ser el candidato presidencial del PRI es Enrique Peña Nieto, un hombre que debe tener la característica de que le cuide las espaldas, que no abra los expediente que lo puedan responsabilizar, y que las cosas sigan igual, como siempre.

Los candidatos del PRI, pareciera que tienen “dueño”, el principal aspirante presidencial del PRI, José Antonio Meade, es un hombre que siempre ha estado cuidando las finanzas al poder económico, es el que les da certidumbre a los panistas, a los banqueros que lo tienen como su principal candidato.

Es un aspirante que los Estados Unidos no lo cuestiona porque su perfil, seguramente se acomoda a los grandes negocios de norteamericanos en México, sobre todo, en el tema del petróleo y que no es una persona que los confronta, los cuestiona o se oponga a sus ambiciones.

La realidad es que tanto el PRI y PAN se están acomodando para llevarlo a la presidencia y de esa forma darle respuesta al poder económico que cada vez más se apodera del país.

Es indiscutible que Meade es candidato de la élite económica del país, que no tiene cercanía con las grandes masas y que en donde ha estado ha mostrado buenos resultados ante el gran poder económico.

Por su parte, al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se le ha hecho a un lado, enfrenta el gran reclamo social de que no cumplió con el compromiso de la seguridad pública nacional, que el país está prendido con alfileres y que la violencia se volvió el principal problema de nuestro país junto con la corrupción.

Es Miguel Ángel Osorio Chong, un aspirante más identificado con el priista, con la generación de la política tradicional y de alcances medios.

En el caso Aurelio Nuño, es un perfil formado en la cercanía del poder de Peña Nieto, razón por la cual, no se puede perder de vista, creo que finalmente el hecho de que sea desconocido tiene una ventaja enorme entre el electorado.

El doctor José Narro, es el hombre que surge de dos medios trascendentes para el país, la educación y la salud, aspecto fundamental que debemos atender. Pero tal parece que llegó tarde a la competencia por el poder público en México.

 

 

LOS COMPETIDORES

 

 

EL candidato del PRI tendrá que enfrentarse al candidato que proponga el PAN, que puede ser Ricardo Anaya, que es un hombre culto, con gran capacidad polemista y que sabe lo que quiere.

El otro es Andrés Manuel López Obrador, que tiene una gran influencia en las masas más necesitadas del país, mucha experiencia, con un discurso de muchos años de trabajo político en el país y una visión clara.

En el ámbito de las candidaturas independientes se tienen que enfrentar al reto que plantea Margarita Zavala, como una mujer que aspira al poder político en México y enfrenta los negativos que hereda de su esposa Felipe Calderón Hinojosa.

En realidad, creo que los aspirantes en el 2018, se enfrentarán a un competidor poderoso que es el hartazgo y la inconformidad social que los ciudadanos expresan por los malos gobiernos, la corrupción y otros.

La desigualdad social es otro de los grandes problemas que vive México, como los conflictos que han surgido con la relación del gobierno de Estados Unidos, en donde sus medidas están encaminadas en afectar el quehacer productivo de los mexicanos.

Es importante destacar que al parecer el Tratado de Libre Comercio que será como el parte agua político electoral que determinará quién deberá ser el candidato presidencial en México.

La influencia de Estados Unidos en México sigue siendo determinante en muchos aspectos, como el entreguismo de nuestros políticos mexicanos, que no han tenido la estatura política para contrarrestar los excesos norteamericanos.

 

 

BRECHANDO

 

 

…En Sinaloa, los candidatos al senado por el PRI, entraron en una fuerte competencia, pero tal parece, que saldrá sobrando el desgaste político que están teniendo, es una decisión que tomará el presidente Enrique Peña Nieto.

…Los alcaldes que andan buscando la reelección, se están enfrentando a un intenso trabajo, debido a que en los partidos políticos hay mucho aspirante.

…El gran problema del gobierno de Quirino Ordaz Coppel es la falta de dinero, pero todo hace suponer que, en el 2018, el ajuste del cinturón será mayor.

…El Partido Sinaloense sigue haciendo el trabajo en las comunidades y con la gente, aspecto que rendirá su fruto en el 2018, en las candidaturas locales.

…Los campos pesqueros siguen en el total olvido por los gobiernos federal, estatal y municipales, la mayoría vive con grandes carencias y sin alternativa de trabajo.

…El turismo está resultando el mejor generador de divisas, pero el gran problema que enfrenta Sinaloa, son la carencia de servicios.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar