MALA PROPUESTA

La propuesta del candidato presidencial del Frente Amplio, Ricardo Anaya, pedir que renuncie José Antonio Meade para que se una a su candidatura, creo que es la peor propuesta que puede existir para el PRI.

El grave problema del PRI, PAN y PRD es que los mexicanos no quieren que regresen al poder político y su hartazgo los está llevando a buscar un cambio en el régimen y la única posibilidad que están viendo es con Andrés Manuel López Obrador.

El fracaso del PRI es que la candidatura de José Antonio Meade, que no es del PRI, no fue aceptada por los priistas que decidieron buscar otra alternativa ajena a su partido.

Es muy claro que la decisión del presidente Enrique Peña Nieto, de lanzar a un candidato “hibrido” panista-priistas podía arrojar algún resultado, pero en la práctica los priistas decidieron dar un paso hacia atrás y los panistas decidieron tomar otros rumbos con Margarita Zavala y otros quedarse con Ricardo Anaya, que no supo aprovechar esta posibilidad política, al amenazar al presidente con meterlo a la cárcel.

Los priistas no pueden aceptar el retiro de su candidato a la presidencia de la república, José Antonio Meade, porque entonces no sólo perderían la presidencia de la república, sino que no tendrían presencia en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados, éste plan puede dejarlo muy débil ante el poder legislativo.

La propuesta de Anaya es que los priistas le sirvan como “voto útil” para ganarle a López Obrador, cosa que no creo que los priistas estén dispuestos a seguir cometiendo errores políticos que tendrán un gran costo en el futuro político y tampoco ceder su posibilidad al PAN.

La realidad es que el candidato del Frente Amplio, Ricardo Anaya, está muy alejado del puntero, su crecimiento no es significativo como para entrar al juego político y el “voto útil” creo que no tiene condiciones para que se exprese.

Los priistas están complicados, en realidad José Antonio Meade, decidió sacar a Enrique Ochoa Reza, de la dirigencia nacional del PRI que se caracterizó por ser un pésimo dirigente y designaron a un experimentado político René Juárez Cisneros, ex gobernador de Guerrero.

Los priistas a “la mitad del río están cambiando de caballo”, esto refleja la fuerte complicación que vive dicho partido y que han brincado de fracaso en fracaso.

En esta recta final se espera que Rene Juárez, puede hacer algo que ayude a recomponer el PRI en esta recta final.

 

 

“UNIDAD REAL”

 

 

Los priistas saben que si están unidos es muy difícil que otros partidos los puedan derrotar, pero esta unidad en torno al candidato presidencial se advierte deteriorada.

En la práctica político es evidente que los viejos priistas prefieren apoyar al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador y posteriormente recomponer el quehacer político del PRI, recobrando principios y tareas políticas que lo prolongaron en el poder político por muchos años.

Los priistas pueden estar en esta etapa de renacimiento al alejarse de lo que queda de su partido y esperar que el tiempo les permita retomar el control político en el futuro.

El PRI está urgido de tirar la corrupción que arrastra a través de los gobernadores de Veracruz, Quintana Roo, Chihuahua, Durango y otras entidades en donde el saqueo de recursos por los gobernadores ha sido un acto vergonzoso.

Los priistas están necesitados de reconstruir su partido, retomando lo bueno del viejo partido e incorporando los aspectos novedosos que requieren para volver al ánimo de los mexicanos.

Los gobiernos del tricolor cometieron excesos de corrupción, perdieron el rumbo en el gobierno al alejarse de la sociedad, al entregar prácticamente el control del país a la delincuencia, abandonaron el clamor social de justicia y combatir a la delincuencia, de acabar con la impunidad que ha logrado alcanzar el nivel más alto de toda la historia, el 95 por ciento.

La otra gran tarea es volverle a dar significación a las instituciones, recuperar la credibilidad que requieren para volver a cumplir con sus tareas.

En realidad, creo que no están dispuestos los priistas de volverle entregar el control político al PAN, como lo hizo Ernesto Zedillo, en su momento.

El reordenamiento del país es una urgencia y darle nuevamente esperanza para que el país crezca con visión y vigor.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Los gobernadores del PRI y el PAN, deberán evitar cometer excesos en el presente proceso electoral, creo que los mexicanos no se lo permitirían.

…En este proceso electoral, el sector empresarial no puede jugar con las estrategias que lo hizo en otro tiempo, lamentablemente la sociedad mexicana los identifica como parte de la corrupción.

…Los candidatos independientes, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco” alcanzaron el tamaño real que tienen.

…Es evidente que hay una intención en la Coparmex, de atacar Andrés Manuel López Obrador y jugársela con Ricardo Anaya, situación que no será fácil.

…En Sinaloa, urge que haya una estrategia para rescatar la agricultura, la pesca y seguir potencializando el turismo como lo está haciendo el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

…El ex gobernador Mario López Valdez, ha declarado que está apoyando a los candidatos del PRI en éste proceso electoral, en el norte esta su fuerza más significativa.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar